3 pasos para que un ganadero se convierta en gerente eficiente

Para gerenciar bien una empresa ganadera se requiere de conocimiento, empeño y dedicación. Esto lo afirman todos los autores de todos los libros de gerencia agrícola.

Y en el estado actual de la ganadería, donde ser competitivo es casi que una obligación para no desaparecer, es fundamental que los ganaderos organicen su finca y la conciban como un verdadero negocio: Ser exitoso no es cuestión de azar o suerte. Es necesario planificar, organizar, ejecutar y controlar nuestras actividades. De lo contrario, se corre el riesgo de desaparecer.

Imagen relacionada

Y uno de los primeros pasos que debemos realizar en ese sentido, es reconocer que nuestra finca ganadera es una empresa y debe ser manejada como tal, con el claro objetivo de obtener beneficios económicos.

 

Ser exitoso requiere no sólo sacrificios y levantarse temprano para ordeñar: Implica transformarse, innovar, diseñar estrategias y trabajar coherentemente.

Cualquier ganadero que conozca, sabe lo que es el trabajo duro. Nadie puede negar ea afirmación. Se levantan desde muy temprano a trabajar, a realizar las labores del ordeño. En esta actividad, los fines de semana son días de trabajo. Los animales no saben lo que es un sábado ni un domingo, por lo que debemos atenderlas por igual. Tampoco saben de fiestas decembrinas, ni de año nuevo. El trabajo duro en las fincas ganaderas, es algo cotidiano. Desde el punto de vista gerencial, en la ganadería, la ejecición (el tercer paso de la actividad gerencial), es una actividad recurrente. Pero al analizarla a profundidad, se ejecutan tareas que rara vez se planifican. Y eso conlleva muchas dificultades.

Tal como señala la teoría, antes de iniciar cualquier negocio es necesario conocer el entorno en el que se localizará el producto, y se deben: establecer el mercado meta, reconocer la competencia, adquirir conocimientos técnicos en la materia y medir la capacidad de inversión. Pero en la ganadería, generalmente las cosas no se hacen de esa forma. Se trabaja, en la mayoría de los casos, utilizando técnicas que copiamos de nuestros padres o de nuestros vecinos, sin estudiar los mercados, sin plantearnos metas claras, sin realizar análisis de rentabilidad y mucho menos considerar escenarios para la toma de decisiones. En muchas de las fincas más modernas, los aspectos técnicos son considerados y el asesoramiento es muy importante. Pero no pasa lo mismo con los aspectos administrativos y mucho menos con los comerciales y de mercadeo. Es raro encontrar una finca con un departamento de compras o de mecadeo.

Lo pero de todo, es que la ganadería es una actividad extremadamente compleja que, para conocerla bien, se requiere de años de trabajo duro. Pero como toda empresa, es necesario conocerla bien para lograr buenos resultados productivos y económicos.

 

Implementación de Buenas Prácticas Ganaderas (BPG): Una verdadera necesidad

DE acuerdo a la teoría, un gerente debe tener la capacidad de reconocer cuáles son las actividades que debe realizar para hacer que su negocio sea competitivo y rentable y debe ejecutar las actividades necesarias para lograr satisfacer las necesidades de sus clientes.

Las BPG se refieren a todas las acciones involucradas en el eslabón primario de la ganadería bovina, encaminadas al aseguramiento de la inocuidad de los alimentos carne y leche, la protección del medio ambiente, entre otros: Una necesidad de los clientes.

En ese sentido, los aspectos que todo ganadero debe tener en cuenta en su finca son los siguientes: instalaciones pecuarias y bienestar animal, alimentación y medio ambiente, sanidad animal y bioseguridad, uso de medicamentos veterinarios, saneamiento básico, transporte, registro y documentación, manejo integral de plagas, entre otras. Cada uno de esos aspectos, amerita de profundos conocimientos y de un tratamiento interdisciplinario.

El Recurso Humano capacitado y motivado: El secreto del éxito

Cuando no se cuenta con el compromiso de los trabajadores, seguramente no se logrará el éxito deseado.

Kaplan, uno de los autores más importantes de la gerencia moderna, señala que el éxito de una empresa comienza en la motivación de nuestros trabajadores. Desde su perspectiva, si el personal se encuentra motivado, capacitado e identificado con los valores de la empresa, los mismos realizarán los procesos de manera adecuada. Y si esto ocurre, los clientes se sentirán satisfechos, por lo que estarán dispuestos a pagar. Y cuando los procesos se realizan de manera adecuada y los clientes se encuentran satisfechos, lo más seguro es que el elemento financiero de la empresa fluirá como debe hacerlo.

De allí, que uno de los secretos del éxito de una empresa ganadera se basa en contar con personal motivado y capacitado. Esto nos lleva a la reflexión: ¿Ocurrirá esto en el sector pecuario de nuestra región?. He allí un reto que debemos superar entre todos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados