6 motivos para asegurar la inocuidad del agua del riego

A medida que la industria hortofrutícola se concentra más en las Mejores Prácticas de Manejo, se vuelve cada vez más importante que los productores cuiden la calidad del agua de riego. Hoy más que nunca las estrategias de tratamiento de agua empiezan a formar parte de las Mejores Prácticas de Manejo.


La implementación de un programa hídrico estratégico puede ayudar a cultivar plantas más saludables y reducir los costos de operación, además de cumplir con dichas prácticas.


Además de que hay muchas razones y beneficios por los que es importante tratar del agua de riego como parte de una operación responsable y con éxito, hay otras ventajas esenciales que justifican ese tipo de programas y su importancia varía, dependiendo de los requisitos de cada invernadero o vivero.


A continuación presentamos las seis razones principales para implementar un programa de tratamiento de agua, sin seguir un orden en particular.


1. La película biológica que se forma en las líneas de riego puede provocar deficiencias nutricionales


La película biológica se compone de distintos microorganismos tanto benéficos como patógenos que se adhieren al interior de las líneas de riego. Estos microbios se alimentan de los nutrientes que deberían ser aprovechados por las plantas, lo cual obliga a los productores a utilizar más cantidad de fertilizantes para mantener a los cultivos bien alimentados y evitar deficiencias nutricionales.


2. Las líneas de riego con película biológica ensucian el agua “limpia”


El agua relativamente limpia de pozos fríos y profundos tiene bajos conteos de colonias de bacterias y hongos, sin embargo puede estar sometida a la inoculación continua de patógenos dañinos. El utilizar agua limpia de la fuente original y transportarla por las líneas de riego puede diseminar las enfermedades en los cultivos cada vez que se riega. El agua de las líneas de riego puede contener 10 veces más la carga de patógenos, comparada con el agua de la fuente original.


3. La película biológica puede obstruir las líneas de riego


La película biológica en las líneas de riego puede provocar problemas con el uso eficiente del agua. La película biológica puede reducir el área de la línea de riego, provocando problemas de flujo y presión. Asimismo, las algas y los microbios que forman la película biológica pueden desprenderse y obstruir los cabezales del sistema de riego. Estos problemas de riego ineficiente pueden contribuir a generar estrés en los cultivos y debilitar su sistema inmunológico.


4. El agua de riego puede transportar fitopatógenos dañinos


Por lo general el agua de pozo es mucho más limpia que el agua de estanque, sin embargo ambas pueden contener bacterias dañinas, hongos patógenos y algas. El agua puede ser la causa de muchos problemas en las plantas que no eran considerados factores de interés en el pasado. Hay muchos síntomas de las plantas que pueden ser mal diagnosticados. Los análisis de agua y el tratamiento adecuado pueden reducir la incertidumbre de los productores respecto al origen de los problemas con sus cultivos.


5. Pythium y phytophtora en el agua de riego


Muchos estudios de investigación vinculan al Pythium y a la Phytophtora con el agua de riego.


6. Aumento de costos asociado con la mala calidad del agua


Esta última razón para tratar el agua de riego puede funcionar más como un resumen que como una razón por separado, ya que cuando analizamos todos los resultados de un mal manejo del riego, nos damos cuenta de que es la causa del incremento en los costos de producción en general.


La película biológica y otros patógenos encontrados en el agua de riego ocasionan estrés, deficiencia de nutrientes, achaparramiento y enfermedades devastadoras en los cultivos.


Para compensar esta situación, se rotan aspersiones de productos químicos cada vez más caros, se aumenta la cantidad de nutrientes y se eleva la mano de obra. Todo esto representa más tiempo y más dinero.


Existen muchas soluciones económicas y efectivas para los problemas de calidad del agua. El manejo adecuado del agua de riego antes era concebido como un gasto adicional, sin embargo puede ayudar a reducir los costos de producción en general.


Se pueden utilizar distintos métodos como purgar las líneas de riego de manera periódica, aplicar tratamiento constante o periódico al agua de riego, e incluso tratar la fuente de agua. Se ha realizado gran cantidad de investigación con el sistema químico de Peroxígeno Activado (APC), el cual se considera una solución muy efectiva y sostenible de tratamiento de agua. Algunas otras opciones incluyen la ionización del cobre, la cloración y la ozonización.


Hay compañías que se especializan en implementar esos programas y pueden realizar análisis de agua, además de prestar otros servicios que ayudan a establecer las estrategias y soluciones adecuadas.


Fuente: www.hortalizas.com

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados