9 tips para conservar los quesos frescos por más tiempo

Resultado de imagen para quesos frescos

Si te encantan los quesos pero sientes que después de comprados van perdiendo sus cualidades, revisa estas indicaciones que te ayudarán a mantenerlos en óptimo estado

No. 1 Dos factores fundamentales en la conservación del queso son la temperatura y la humedad del ambiente. El proceso de fermentación del queso se acelera cuando la temperatura es alta y se ralentiza cuando la temperatura es baja. En cuanto a la humedad ambiental, si ésta es excesiva se produce un enmohecimiento de la corteza, por el contrario, si la humedad es baja, la consecuencia es que el queso se endurece y se seca, produciéndose en algunos casos grietas en la corteza.

No. 2 El mejor sistema de conservacion es el papel parafinado (sirve también papel de aluminio) a temperatura no superior a los 14 º (ideal 6 º-10 º, p.e., cajón de las verduras de nuestra nevera) y con una humedad entre el 70 y 80 por ciento. El queso es de los poco alimentos que no pueden congelarse.

No. 3 El queso fresco precisa de una temperatura de 4 º C, por lo que se conservara siempre en la nevera, en la parte alta.

No. 4 El queso blando se conserva poco tiempo, por lo que es aconsejable consumirlo lo antes posible. Se conserva menos que el curado debido a que tiene mas contenido en agua por lo que aumentan las posibilidades de crecimiento de bacterias y hongos.

No. 5 Es preferible comprar el queso entero ya que un queso abierto pierde cualidades.

No. 6 Para conservar los quesos una vez empezados, cubrir la cara del corte con papel transparente. Si esta en su punto, guardalo en el cajon de la verdura en la nevera, bien cubierto y sacalo un rato antes de consumirlo.

No. 7 Cuando le falta curacion, dejalo en un lugar oscuro, cubierto y a temperatura ambiente.

No. 8 Los quesos de pasta pueden conservarse en aceite de oliva virgen, aderezados con hierbas aromaticas como tomillo, oregano y romero.

No. 9 Para apreciar todas las cualidades del queso, es importante sacarlo de la nevera una hora o hora y media antes de consumirlo, procurando además cortar sólo la cantidad que vamos a consumir. (vía Guía Miguelín)

universidadagricola.com

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.