Agroquimicos, cual es la dosis justa?

Una herramienta en la web permite conocer que cantidad de fitosanitarios se puede aplicar a los cultivos sin riesgos de toxicidad. Incluye 3000 productos comerciales y es utilizada gratuitamente por 700 agricultores.

La Facultad de Agronomia de la UBA (FAUBA) desarrollo un modelo de simulacion disponible en Internet que permite a los productores estimar las dosis de herbicidas, insecticidas o fungicidas que aplican a sus cultivos en funcion del riesgo toxicologico y su impacto ambiental. El sistema ya es utilizado por agricultores de todo el pais y empresas que manejan grandes volumenes de datos, como las que realizan monitoreos de rendimiento a gran escala. Puede accederse online en http://malezas.agro.uba.ar/ripest/

“Actualmente el productor elige su paleta de fitosanitarios por la eficiencia agronomica y economica. Nosotros proponemos un tercer eje, que es el ambiental. La idea es que, frente a igual eficiencia agronomica y economica, pueda elegirse la alternativa que tiene menor riesgo potencial sobre el ambiente”, dijo Diego Ferraro, docente de la catedra de Cereales de la FAUBA e investigador del Conicet, y adelanto que proximamente se sumara al modelo una serie de pronosticos climaticos para que tambien se puedan planificar mejor las aplicaciones en funcion de las condiciones ambientales y disminuir los niveles de deriva de agroquimicos hacia los centros urbanos.

El sistema de evaluacion de riesgo de ecotoxicidad de pesticidas (Ripest) ya cuenta con unos 700 usuarios registrados. Se trata de productores y tecnicos que utilizan este “calculador” de manera frecuente para saber cual es el riesgo de contaminacion, en terminos de toxicidad hacia los insectos o los mamiferos, de los aproximadamente 3000 formulados que estan aprobados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en la Argentina. La informacion que los agricultores suben a la web tambien permite hacer un historial del riesgo en un lote y conocer su evolucion en cada campan+a.

“Esto significa que cualquier productor, que produce desde una pastura, cultivos de grano o hasta un frutal, puede utilizar el calculador de riesgo. Y puede hacerlo de un modo muy sencillo. El unico conocimiento que tiene que tener en cuenta es la marca comercial del principio activo que utiliza”, explico Ferraro. Ademas, anticipo que, para llegar al medio del campo, estan trabajando en el desarrollo de una aplicacion para dispositivos moviles.

La primera version de Ripest se implemento hace poco menos de dos an+os. Hasta entonces era una herramienta casi inexplorada por el medio rural, y sus desarrolladores se sorprendieron por el exito que obtuvieron en poco tiempo. Desde ese momento, el intercambio con los usuarios los impulso a ampliar las prestaciones del sistema en conjunto con la Unidad de Tecnologias de la Informacion de la FAUBA. Asi llegaron a una nueva version que se esta anunciando hoy, Ripest 2.0, que permite trabajar con grandes volumenes de datos.

Sucede que en la produccion agricola viene aumentando fuertemente cada an+o la cantidad de informacion digital que se genera sobre la evolucion de los cultivos, y es necesario desarrollar nuevas herramientas informaticas capaces de contenerlos e interpretarlos. “Hoy pueden utilizarla, por ejemplo, las empresas que hacen monitoreo a gran escala, que estan muy interesadas implementar el calculador de riesgo con los enormes volumenes de datos que manejan”, aseguro Ferraro.

El factor del clima

Segun el investigador de la FAUBA, aun quedan varias innovaciones por desarrollar que podrian mejorar el alcance de Ripest y significar una herramienta util para el cuidado del ambiente y de la salud de las poblaciones cercanas a los campos, que pueden ser afectadas por la exposicion a pesticidas que se utilizan sobre los cultivos.

“Hacia delante queremos mostrar de manera anticipada no solo la toxicidad potencial que tienen los fitosanitarios, sino la presencia de estos agroquimicos en el agua, en el suelo y en el aire, que son aspectos criticos en la Argentina”, detallo Ferraro.

Al respecto, explico que el objetivo es sumar al calculador de riesgo una serie de pronosticos climaticos que permitan prever el movimiento de los productos fitosanitarios en al ambiente segun las condiciones del viento, la lluvia o el contenido de agua en el suelo, entre otras.

“Si de aca a cinco dias conocemos como pueden ser las condiciones ambientales en terminos de lluvia y de temperatura, por ejemplo, podriamos ofrecer a los productores un mapa de riesgo potencial con el cual podrian inferir la potencialidad de que, frente a una aplicacion planificada para los proximos dias, su principio activo alcance determinada concentracion en el aire, en el agua o en el suelo”, detallo, y agrego: “Si el productor va a hacer una aplicacion aerea, por ejemplo, con esa informacion puede prever cuales son las condiciones en los proximos dias para calcular la deriva y eventualmente planear cuando aplica”.

Politicas publicas

La herramienta desarrollada en la FAUBA tambien podria convertirse en una valiosa fuente de informacion para determinar politicas agropecuarias: “Hoy se esta legislando en todo el pais sobre las zonas buffer, o de amortiguamiento, en relacion la aplicacion de agroquimicos en areas periurbanas. No obstante esas normativas se hacen de manera empirica. No existe una herramienta fuerte en terminos teoricos que permita a las autoridades determinar la distancia minima que debe haber entre una aplicacion y un nucleo urbano”.

“La idea es que Ripest intente tapar esos baches de conocimiento. Por ejemplo, podemos identificar en cada region, en funcion de la dinamica del clima y de las condiciones de suelo, cuales son los lugares donde hay mas riesgo de que suceda una deriva de herbicidas”, concluyo Ferraro.

Artículos Relacionados