Agua: las sales que afectan el consumo para la ganadería

Aníbal Fernández Meyer, nutricionista del INTA Bordenave, recomienda a los productores tener actualizados los análisis de agua de sus establecimientos. La composición de las mismas es clave a la hora de producir carne o leche.

Consigna en primer lugar y teniendo en cuenta los meses de altas temperaturas que aún restan tener en cuenta que a mayor temperatura del ambiente se incrementan los consumos. Sin embargo, el comportamiento es inverso respecto a la temperatura del agua, es decir, a mayor temperatura del agua los mismos se reducen. Por este motivo es aconsejable que los animales consuman, siempre, agua “fresca” y “limpia”. Para ello, se recomienda que los tanques australianos (reservorios de agua) tengan árboles en su cercanía, aunque ello implique que se ensucie con hojas y se deba limpiar periódicamente.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados