Algas, futuro de los biocombustibles

Mientras que por 1.540 metros cuadrados de maiz cultivado para biocombustible se producen 172 litros de aceite, con bioalgas marinas se obtendrian 136.900 litros de aceite en apenas 2 metros cuadrados.

Asi lo aseguro Laura Sofia Arevalo, estudiante de primer semestre de Ingenieria Quimica, quien participo en COMFIE, jornada de proyectos y trabajos de estudiantes de primer semestre, que cuenta con el respaldo de los docentes de este programa academico.

Segun la Federacion Nacional de Biocombustibles de Colombia, la extraccion a partir de palma africana paso de 169.611 toneladas en 2009 (cuando empezo la produccion) a 489.991 en 2012. La produccion de combustible a partir de algas de agua dulce es 4,1 veces mas eficiente que la de palma africana, principal fuente utilizada en Colombia.

Segun explico la estudiante, en España se logro fabricar biocombustible a partir de distintos tipos de algas marinas, lo que evidencia su viabilidad y sostenibilidad. Ademas, en Costa Rica, un grupo de estudiantes realizo un trabajo en esta area y como resultado obtuvo un 168 % mas de aceite, en comparacion con la palma africana.

En America Latina la produccion de bioalgas es bastante factible debido a que el suelo y el clima aportan a la fabricacion de estos biocombustibles.

La primera planta de biodiesel a partir de algas marinas se instalo en Brasil, en 2013. La empresa austriaca See Algae Technology (SAT) implemento la infraestructura en acuerdo con el grupo productor de caña de azucar JB.

En Colombia, el Instituto Colombiano de Petroleos (IPC) de Ecopetrol ha invertido cerca de 500 millones de pesos en la investigacion y desarrollo de tecnologias que permitan obtener biodiesel a partir de algas.

Laura Sofia Arevalo nombro el proyecto Fuel Algae que produce biocombustible a partir de algas de la especie Chlorella vulgaris en Mariquita (Tolima). Alli ya existe un pequeña planta de produccion para suplir la demanda de 60 fincas de la zona, que consumen 80 galones al mes, cada una.

El proceso para la obtencion de este biocombustible se da en dos fases. Inicialmente, en medio de piscinas a las que se aplican nutrientes, en conjunto con la energia solar, se desarrollan las algas. Estas se llevan a una planta en la cual se insertan en columnas con CO2 y nitrogeno. Alli permanecen entre 8 y 24 horas.

Despues, por un circuito de agua sobrante se llevan a una centrifugadora, de cuyo proceso se obtiene una pasta de algas, que es la biomasa que posteriormente se refina. El resultado es un biopetroleo que puede usarse para la implementacion y es apto para cualquier mecanismo que necesite combustible.

El proyecto de donde salio la investigacion de la estudiante hace parte de los mas de 130 trabajos que fueron presentados en COMFIE, una iniciativa que se realiza en la U.N. desde el 2008 y que esta dirigida a los estudiantes que ingresan a la Universidad. La metodologia de esta propuesta recibio el reconocimiento Iberoamericano por decision del consejo de Sede.

Aunque fue promovida por la Facultad de Ingenieria, hoy se cuenta con la participacion de las facultades de Medicina, Ciencias, Enfermeria y Medicina Veterinaria y de Zootecnia.

La profesora Nora Acuña, psicologa y coautora del proyecto, dijo: “Ver en este momento a los jovenes pensar al pais es esperanzador. Es avizorar, desde el primer momento en el que pisan la Universidad, las soluciones a los problemas de la Nacion”.

Para desarrollar sus trabajos, los estudiantes cuentan con la asesoria de sus docentes.

FUENTE: agenciadenoticias.unal.edu.co

universidadagricola.com

Artículos Relacionados