Algunos errores comunes al trabajar la tierra del huerto

Hay errores que se comenten muy frecuentemente durante el cultivo de hortalizas en el huerto ecologico, especialmente cuando estamos aprendiendo y experimentando segun van surgiendo las labores a realizar.   Algunos errores son salvables y no tienen consecuencias graves para los cultivos, pero hay otros que si pueden provocar daños tanto de forma inmediata como a largo plazo y dificultaran el desarrollo y el buen crecimiento de las plantas, y ademas nos daran mas trabajo.

Los errores mas comunes al trabajar la tierra de la huerta

Para un mejor rendimiento y maximizar el trabajo que realizamos en la huerta, es recomendable empezar abonando, cavar un poco para mezclar el abono con la tierra y airearla. Tambien aprovecharemos para romper y desmenuzar los terrones grandes de tierra, eliminar las plantas anuales y las espontaneas y retirar las piedras. Luego igualaremos la superficie con el rastrillo.

Si vamos a sembrar hortalizas de ciclo corto con cavar a 20 o 30 cm de profundidad es suficiente, y para el resto de hortalizas lo haremos hasta los 50 cm de profundidad.

Airear la tierra ayuda a que la tierra no este tan apelmazada, este aireada y con drenaje y sin encharcamientos de agua y asi las raices se podran desarrollar mejor al tener una aireacion y drenaje convenientes.

Uno de los errores mas tipicos es enterrar las raices y partes aereas de las plantas que hemos cultivado antes o de las plantas espontaneas que han crecido. Las consecuencias de esta inocente accion pueden acarrear problemas de plagas y enfermedades en el momento que menos te lo esperes. El problema puede surgir porque los restos de cultivos anteriores pueden tener enfermedades, hongos y otros parasitos que estaremos dejando en el terreno, y en el momento que sembremos y tengan las condiciones adecuadas para desarrollarse lo haran.

Todos los restos de plantas de cultivos anteriores, asi como las �malas hierbas� o plantas espontaneas los puedes incorporar a la pila del compost.

Otro aspecto importante que debemos tener en cuenta a la hora de planificar el huerto es evitar la acumulacion de agua (ya sea por lluvia o por riego) en los mismos puntos. Por eso es interesante crear cierto grado de inclinacion para que el agua tenga un escape y las raices de las plantas no se pudran.

Tambien es muy comun el que, en la siembra directa, se siembre la semilla a una profundidad excesiva. Esto minimiza las posibilidades de que la semillas pueda germinar y brotar porque no tiene la fuerza suficiente hasta llegar a la superficie. Con sembrar la semilla a una distancia igual a su diametro es suficiente. Tampoco debemos compactar la tierra en exceso ni pasarnos con los riegos. Requiere de humedad constante, pero sin excesos.

Un error muy tipico es no aplicar una capa de acolchado o mulch. Resulta muy facil de aplicar y nos ahorra mucha agua y otras labores como por ejemplo la eliminacion de plantas no cultivadas que puedan crecer espontaneamente. Con el mulch se mantienen la humedad en la tierra y evita daños en las raices, tanto por calor excesivo como por bajas temperaturas.

Y, por supuesto, asegurate de que usas correctamente las herramientas que necesitaras para cada labor en el huerto.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados