Alimentacion artificial de las abejas

La necesidad de alimentar artificialmente a las abejas puede surgir en varios supuestos. Uno de los supuestos en que sea necesario alimentar a la colonia se da en el caso que el apicultor haya procedido a una sobreexplotacion de la miel.

Se ha de adoptar la decision de alimentar artificialmente a la colmena cuando la miel que rodea la camara de cria sea inferior a diez o doce kilos, lo cual es equivalente a que la comunidad disponga para sus necesidades alimenticias de cuatro o cinco cuadros de miel operculada.

Alimentos sustitutivos de la miel.

Azucar seca.

Esta modalidad de alimentacion artificial sera utilizada en el caso que sea necesario proporcional una alimentacion urgente y no prevista a una colmena cuyas reservas de miel se hayan agotado.

Esta forma de alimentacion tiene la ventaja que no fomenta el pillaje de otras abejas extrañas a la colmena al carecer de olor.

La dispensacion de esta forma de alimentacion artificial se lleva a cabo depositando el azucar en la parte alta de la colmena, bajo la tapa; para ello colocamos el azucar, previamente molida y reducida a polvo, sobre un papel o carton depositado sobre los marcos.

El azucar se pude moler utilizando un molinillo de cafe o cualquier otra herramienta capaz de triturar el grano del azucar.

Jarabe nutritivo.

Este jarabe se prepara diluyendo dos kilos de azucar por un litro de agua. La mezcla se hierve a fuego lento durante 20 minutos, teniendo especial cuidado en revolver continuamente la mezcla para que no se caramelice, para este cometido es conveniente mantener la fuente de calor poco intensa. Para administrar la mezcla debe dejarse enfriar a la temperatura ambiente. Hay que prever que cuando coloquemos el alimento en nuestro apiario se van a producir pillaje por las abejas de otros asentamientos. Si dispensamos el alimento en grandes recipientes es conveniente rellenar con piedras irregulares para que el ganado no se ahogue al libar.

Pasta de azucar.

Se elabora a partir de cuatro kilos de azucar y 1 litro de agua. La mezcla se calienta a fuego muy suave sin dejar de revolverla para evitar que se queme o se caramelice. Una vez que se evapora el agua se deposita el azucar sobre un recipiente plano hasta formar una delgada capa que se pueda trocear una vez que este fria. La pasta de azucar se distribuye en las colmenas en trozos.

Pasta alimenticia.

En ocasiones las colmenas no disponen de polen para la alimentacion de abejas, en esta situacion hay que suministrar leche en polvo para sustituir la deficiencia.

Se mezcla un veinte por ciento de miel, un veinte por ciento de leche en polvo y un sesenta por ciento de azucar. A la mezcla solida se le añaden 0,7 litros de agua por cada medio kilo de mezcla.

Jarabe estimulante.

Este jarabe se proporciona a la colmena al principio de la primavera, un mes o mes medio antes de comenzar el apogeo de la floracion. Se prepara a partes iguales de azucar y agua. Se calienta a fuego lento durante veinte minutos sin dejar de remover para que no se caramelice.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados