Analizan la producción láctea de vacas en confinamiento

Un equipo de la UNVM estudia la producción de leche de vaca en animales en situación de encierro. Por el avance de la agricultura y la gran cantidad de hectáreas dedicadas al cultivo de la soja, la tierra pasó a ser un bien escaso, las vacas ya no pastan por los campos y son concentradas en pocos metros. El proyecto de investigación implica el relevamiento de más de 30 establecimientos del centro de Córdoba que llevan 12 meses de encierro de sus animales y se prevé observar las variables vinculadas con la alimentación y las condiciones sanitarias.

Analizan la producción láctea de vacas en confinamiento

La producción lechera en la provincia de Córdoba sufrió, en los últimos años, un marcado incremento de la carga animal por hectárea, una disminución en el número de establecimientos lecheros y el aumento del tamaño de los rodeos. Esta situación es una consecuencia del aumento del valor de la tierra, el avance de la agricultura y la necesidad de mejorar la eficiencia en la producción primaria.

El aumento de la carga animal devino en el confinamiento de distintas categorías en alguna época del año e incluso en el confinamiento total en establecimientos de gran tamaño, cambiando a sistemas en donde es el hombre quien le lleva el alimento al animal. La nueva situación genera una demanda de información que no presenta antecedentes en el país y es por esto que se resolvió realizar un relevamiento de los tambos de la provincia de Córdoba que están produciendo leche con el rodeo en condiciones de confinamiento.

Esta información permitirá identificar y determinar los problemas que presentan para lograr una descripción detallada de los sistemas de producción en confinamiento y generar nuevas líneas para futuras investigaciones. Los investigadores esperan que el seguimiento y estudio de estos sistemas permitan identificar los principales problemas que genera el encierro de los animales bovinos productores de leche de acuerdo a las condiciones agro-climáticas y socioeconómicas de la provincia de Córdoba.

Otro de los objetivos de la investigación es acceder a información específica de los problemas que se producen a raíz de la reducción del espacio físico de los animales en el campo, el menor desplazamiento del ganado y el suministro de alimento en encierro.

El docente e ingeniero agrónomo Ángel Barrenechea, director de la investigación, manifestó a InfoUniversidades que es la Universidad la que tiene que tomar la iniciativa en la investigación de esta nueva situación puesto que “no podemos dejar que sea el productor el que experimente” y destacó que en la región no existe información total.

“Sí existen estudios en los países del hemisferio norte, puesto que allí tienen períodos de nevadas que se extienden desde 4 a 6 meses, obligando al encierro de los animales en establos. Aquí no tenemos ese inconveniente climático y los confinamientos se practican de diversas maneras; con un grupo parcial de animales, seleccionando los que están en el primer tercio de lactación, los rodeos de vacas secas u otros” aseguró.

Finalmente, precisó que el proyecto que encabeza comprende el relevamiento de más de 30 establecimientos del centro de Córdoba que llevan 12 meses de confinamiento de sus animales. Al concluir el período invernal se realizará un corte de la investigación para observar cómo actuaron las variables relacionadas con las cuestiones alimenticias y sanitarias, entre otras.

El proyecto es dirigido por Barrenechea acompañado por la codirectora Margarita Grosso, los docentes Gustavo Clemente, Daniel Rotondaro, María Victoria Barrenechea, Germán Coschica, Juan Monge y Cecilia Milán y el alumno Leonardo Cassi.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados