Bienestar del ganado lechero

Ganado de leche presenta altos niveles de estrés por grandes cantidades de leche que deben producir

Las vacas lecheras representan una entrada rápida de ingresos, tienen un costo razonable de alimentación; en términos generales son una buena inversión, por lo tanto, para los productores es muy importante el bienestar de estos animales.

El ganado de leche es sometido a altos niveles de estrés por las grandes cantidades de leche que deben producir, y los problemas de bienestar suelen aparecer con más frecuencia durante el periodo de estabulación, que va de los cuatro a los ocho meses al año, dependiendo de la ubicación geográfica.

Casi todos los sistemas de cría de ganado imponen restricciones a los animales, lo que puede causar molestias o inquietudes, pues impiden que estos puedan satisfacer sus necesidades básicas. Por lo tanto, se les deben proporcionar medios para poder satisfacer estas necesidades, incluyendo:

• Comodidad y refugio.

• Fácil acceso a agua para beber.

• Alimento para mantener a los animales en plena salud y vigor.

• Libertad de movimiento.

• Proporcionar la compañía de otros animales de la misma clase.

• Darles la posibilidad de ejercer sus patrones más habituales de conducta.

• Luz durante las horas de luz, e iluminación disponible para que los animales puedan ser inspeccionados en cualquier momento.

• Un tipo de suelo que no dañe a los animales ni cause una tensión indebida.

• Prevención o diagnóstico rápido y tratamiento de vicios, lesiones y enfermedades.

• Prevención de mutilaciones

Muy pocos sistemas de cría de ganado utilizados actualmente proporcionan todas las necesidades fisiológicas y de comportamiento de los animales, y por lo tanto es probable que causen problemas de bienestar.

Es importante recordar que el bienestar de los animales se refleja directamente en: mayor mortalidad, animales enfermos que deben ser expurgados, pérdidas de peso, lesiones corporales (hematomas y abscesos) y cambios bioquímicos que afectan negativamente en la calidad organoléptica (color, sabor, aroma, textura, jugosidad) y tecnológica (pH, capacidad de retención de agua) de la carne.

 

universidadagricola.com

Artículos Relacionados