Calidad poscosecha de la flor de calabaza

Composición química y calidad subjetiva de la flor de la Cucurbita maxima durante 12 días de almacenamiento poscosecha. Por Elia Nora Aquilo-Bolaños et al.

En México, la flor de calabaza (Cucurbita maxima) es altamente empleada en la elaboración de platillos tradicionales y algunas recetas sofisticadas. Pero su corta vida de anaquel (un día a temperatura ambiente) representa un problema para su comercialización, lo que limita su adquisición únicamente en mercados locales.

En el presente trabajo se estudiaron los cambios en su composición química y calidad subjetiva de la flor de calabaza durante 12 días de almacenamiento poscosecha a 5°C en una atmósfera modificada de empaque (AME; 5% O2, 10% CO2 y N2 como balance) con cuatro diferentes películas plásticas de Polipropileno Biaxialmente Orientado (PBO), Poliamida/Poliestireno (PA/PS), Poliamida (PA) y laminado de Polietilen tereftalato/Polietileno (PET/PE).

El contenido de azucares totales (inicial = 7.22 mg·g-1 ) disminuyó durante el almacenamiento, en mayor proporción en PET/PE y PA que perdió casi el 60% después de seis días. PET/PE y PA/PS mostraron un sustancial decremento de ácido ascórbico (inicial 0.18 mg·g-1 ) perdiendo alrededor del 70% en el día 8, PBO y PA también disminuyeron sus niveles pero en menor proporción. En el día 3, el pH incrementó de 4.2 a 6.3 unidades, en todos los tratamientos.

La presencia de zonas acuosas y la pérdida de turgencia fueron las principales causas de la pérdida de calidad subjetiva. El uso de la película de PBO extendió la vida de anaquel de las flores de calabaza hasta por 12 días. Durante su almacenamiento poscosecha, las flores de calabaza experimentaron profundos cambios en su composición química y calidad subjetiva, confirmando su alta perecibilidad. No obstante, el uso de la atmósfera modificada de empaque y la película PBO retardaron notablemente la pérdida de la calidad poscosecha de flor de calabaza manteniendo su condición de comercializable hasta por doce días.

Las flores de calabaza se caracterizan por su textura suave y sabor delicado ligeramente dulce, por lo cual es un ingrediente apreciado en la gastronomía de diversas culturas. En México, la mayoría de las flores comestibles de las plantas nativas son colectadas y consumidas localmente en la región y en la estación de floreo. Las flores de calabaza, sin embargo, tienen gran demanda durante todo el año y en la actualidad la planta es cultivada por sus frutos, así como también por sus flores (Sotelo et al., 2007).

Las flores se consumen en diferentes formas: en tacos o quesadillas, crudas en ensalada, cocidas al vapor o en sopa con otras hortalizas. Las flores de calabaza contienen una gran cantidad de vitaminas B1, B2 y C, carotenos, hierro, fósforo y calcio (Talavera, 1999). A pesar que es ampliamente consumida, su comercialización esta limitada por su corta vida de anaquel, de 1-2 días a temperatura ambiente.

Existen pocos datos disponibles acerca de sus atributos de calidad, la estabilidad de los nutrientes, así como 26 información de los tratamientos poscosecha para retardar la pérdida de calidad (Aquino-Bolaños et al.,2013; Villalta et al., 2004). La senescencia poscosecha es la mayor limitación para comercializar las flores cortadas (Bowyer et al. 2003). Las flores comestibles de diferentes especies responden de manera diferente al almacenamiento a bajas temperaturas (Kelley et al.,2003).

Las atmósferas modificadas involucran la alteración de los gases alrededor de un producto para producir una composición diferente a la del aire (Al-Ati y Hotchkiss, 2002); bajos niveles de O2 y altos niveles de CO2 podrían reducir la velocidad de respiración en los productos frescos, retrasando la senescencia y en consecuencia extendiendo su vida de anaquel. Estudios previos indicaron que con el uso de atmóferas controladas con 5% O2 + 10% CO2 + 85% N2 ó 10% CO2 + Aire puede prolongar la vida de anaque de flor de Calabaza hasta por 16 días (Aquino-Bolaños et al.,2013) sin embargo no se tiene información del uso de atmósferas modificadas.

El propósito de este estudio fue evaluar los cambios en la composición y calidad subjetiva de la flor de calabaza durante su almacenamiento poscosecha bajo una atmosfera modificada de empaque y cuatro diferentes películas plásticas.

Acceder al documento ‘Uso de diferentes películas de empaque para conservar la calidad poscosecha de flor de calabaza, Cucurbita máxima


Fuente

Elia Nora Aquino-Bolaños (1), Vicente Velásquez Melgarejo (1), José Luis Chávez Servia (2), Quetzabel Moreno Mayorga, Arelly Capistran Carabarín, Rubén Corona Velázquez

(1) Instituto de Ciencias Básicas, Universidad Veracruzana, Dr. Rafael Sánchez Altamirano S/N, Industrial Animas, Xalapa, 91192, Veracruz, México.
(2) Instituto Politécnico Nacional, CIIDIR Unidad Oaxaca, Hornos No. 1003, Santa Cruz Xoxocotlan, 71230 Oaxaca, México.

Cita
Aquino-Bolaños, Elia Nora; et al.; 2016; Uso de diferentes películas de empaque para conservar la calidad poscosecha de flor de calabaza (Cucurbita máxima). In: C.E. Solano, M.E. Sánchez, G.V. Vázquez, A. Martínez y J.M. Esquiváis (eds.), Compendio de investigaciones Científicas en México. Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. león, México. pp: 25-32. – ISBN: 978-607-95228-7-2.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados