La importancia del calostro en la producción porcina

Image result for calostro produccion porcina

Toda organización tiene objetivos muy concretos para su buen desempeño, y es evidente que las organizaciones Agropecuarias no esc

apan a esta premisa.

Es así que en las granjas de Producción Porcina, el objetivo es enviar al mercado la mayor cantidad de kilos de carne por madre /año (2500 a 3000 kilos de carne por madre/ año ), lamentablemente se presentan situaciones que en muchos casos no  nos permiten que esas metas se puedan lograr.

Todo se inicia al momento del parto, cuando tenemos la situación más estresante para la madre y el lechón que pretende iniciar su vida.

En este momento se unen una serie de variables que pueden dar al traste con nuestras metas, esas variables  las podríamos resumir de la manera siguiente,

  1. Variables relacionadas con la madre.
  2. Variables relacionadas con el lechón.
  3. Variables Ambientales
  4. Variables Estructurales.
  5. Variables Alimenticias.

La primera alimentación del lechón en las 12 a 24 horas de vida es fundamental para lograr que el lechón sobreviva ante el impacto  o shock térmico que sufre, pues al nacer, el cambio de temperatura varía de 39 °C en que se encuentra en el vientre materno a una temperatura menor  que sería la temperatura ambiente. Ante ello el lechón puede sobrevivir o morir, todo dependerá del peso que tenga al nacer, pues pesos por debajo de 900 gramos, permiten que la mortalidad se incremente. La vitalidad al nacimiento es determinante, pues lechones con escasa vitalidad tardan mas de 30 minutos en realizar su primera succión, lo cual facilita que entre en un estado de hipotermia. Cerdas con escasa producción de leche, partos dificultosos o enfermas también colaboran negativamente  a la supervivencia del lechón.

En pocas palabras, la primera alimentación que debe obtener el lechón al nacer es la piedra angular para su supervivencia. Esa primera secreción de la glándula mamaria sería el Calostro, el cual se caracteriza y diferencia de la leche por  tener altos niveles de Inmunoglobulinas, proteína, más materia seca, componentes bioactivos, bajos niveles de grasa y bajos niveles de lactosa.

El calostro cumple dos objetivos en la supervivencia del lechón:

  1. Aporta energía para producir calor y estimular el metabolismo del lechón
  2. Aporta Inmunoglobulinas para la defensa ante los Patógenos que circundan el ambiente donde se desarrollará en sus primeros días.

Esta alimentación con Calostro sólo durará de 12 a 24 horas, pues a partir de este tiempo ese Calostro cambiará su composición y ya pasará a ser leche.

Para la supervivencia del lechón es necesario que  succione 160 gramos de Calostro por kilo de peso (Le Dividich, 2006) al nacer.

Los lechones que consumen menos Calostro son menos vigorosos y con mayor posibilidad de morir. Las estadísticas determinan que la mayor incidencia de mortalidad de lechones se presenta durante la primera semana de vida y es en el primer día de vida cuando el 75% de los lechones mueren (bajo peso al nacer,  baja vitalidad, hipotermia)  y ello se debe primordialmente a lechones que no han tomado Calostro, esa mortalidad la observamos en las granjas y la tabla siguiente lo confirma:

Ingesta de Calostro Mortalidad Pre destete (MPD)
Menor de 200 gramos 43,4%
Mayor de 200 gramos 7,1%

Fuente: N. Devillers, J; Le Dividich and A. Pruniers

Existen tres situaciones en las cuales la supervisión del operador que atiende el parto tiene una gran importancia al evaluar los siguientes aspectos:

  1. Cuando se observa que el número de lechones nacidos supera el número de tetas disponibles,
  2. Cuando el peso del lechón al nacimiento está por debajo de los 900 gramos
  3. Cuando el lechón se ha enfriado demasiado.

Ante estas circunstancias se debe proceder de la forma siguiente.

 Para afrontar la primera situación se deberá Encalostrar por separado a los lechones, procediendo a enumerarlos al ir naciendo, encerrando a partir del nacimiento  del 7mo lechón el lechón número 1 en una caja provista de una fuente de calor; al nacer el lechón 8vo, llevamos a la caja el lechón número 2 y así sucesivamente. Teniendo el cuidado de dejar en las tetas cualquier lechón de bajo peso.

Para la segunda situación es recomendable encalostrar al lechón ayudándolo a ir a la teta, exprimiendo el pezón y estimulándolo a mamar, luego dejarlo y observar si realmente está succionando.

Ante la tercera situación lo más recomendable, es Encalostrar directamente al lechón, suministrándole calostro directamente en la boca (el cual previamente se ha ordeñado de las tetas anteriores de la madre). El suministro del calostro obtenido se hará por vía oral (15 a 20 cc),  durante las primeras horas de vida y usando una jeringa sin aguja.

Es conveniente calentar el Calostro en baño de María a una temperatura de 30 grados antes del suministro, ello ayudará considerablemente a la actividad y vitalidad del lechón.

Para el ordeño y obtención del Calostro, debemos buscar madres de 3er o 4to parto, que presenten pezones largos para facilitar el ordeño, a las cuales les inyectaremos Oxitocina 10 UI, luego de haber tenido su primer lechón. Siempre que hagamos esta operación se tendrá el cuidado de guardar el máximo de higiene en la colección y suministro del Calostro .

En conclusión, para obtener buenos resultados en la supervivencia de los lechones, tener menor mortalidad predestete, aumentar el número de cerdos destetados y enviar al mercado la mayor cantidad de kilos de carne por madre /año, es necesario tener conciencia de la enorme importancia del Calostro y la atención al parto.

Un adecuado Encalostramiento de los lechones redundará en mayor número de lechones vivos los cuales ayudarán a lograr las metas que se han establecido en la granja porcina.

Med. Vet. Hernán J. Laurentin Rojas

universidadagricola.com

Artículos Relacionados