Causas de los problemas reproductivos en IA

La

Mundial del Comercio (OMC) decidi el pasado 7 de noviembre nombrar

a un grupo de expertos para examinar si la subida de aranceles a la importaci n

de pollo salado, troceado, deshuesado y congelado por parte de la Uni n

Europea (UE) es compatible con las normas comerciales.

La decisi n fue adoptada por el

de Solución de Diferencias de la OMC tras la segunda petici n

en ese sentido de Brasil, pa s que se queja de que las modificaciones

en la reglamentaci n de la UE sobre importaciones de pollo salado han

supuesto un incremento de los aranceles, que han repercutido de manera negativa

en su mercado.

La

Mundial del Comercio (OMC) decidi el pasado 7 de noviembre nombrar

a un grupo de expertos para examinar si la subida de aranceles a la importaci n

de pollo salado, troceado, deshuesado y congelado por parte de la Uni n

Europea (UE) es compatible con las normas comerciales.

La decisi n fue adoptada por el

de Solución de Diferencias de la OMC tras la segunda petici n

en ese sentido de Brasil, pa s que se queja de que las modificaciones

en la reglamentaci n de la UE sobre importaciones de pollo salado han

supuesto un incremento de los aranceles, que han repercutido de manera negativa

en su mercado.

Seg n Brasil, una reforma reglamentaria aplicada en los ltimos

meses por la UE clasifica la carne de pollo impregnada con 1,2 por ciento de

sal en un cap tulo diferente, lo que implica que, adem s del arancel

“ad valorem” del 15,4 por ciento que se le aplicaba hasta hace poco,

se le ha a adido un arancel adicional de 102,4

euros por cada cien kilos.

Los representantes brasile os ante la OMC destacaron hoy en la reuni n

del rgano de Soluci n de Diferencias que esas reformas de clasificaci n

arancelaria de la UE “han tenido un impacto significativo en las exportaciones

de carne de pollo salado”.

La delegaci n de la UE indic que “lamenta profundamente

la decisi n de Brasil” de denunciar el asunto ante la OMC y solicit

a los representantes de ese pa s que “reconsideren su posici n

y retiren su petici n”, al considerar que la reforma arancelaria

es compatible con la normativa sobre comercio internacional.

A la demanda de Brasil contra la UE se sumaron, como terceras partes, Estados

Unidos, Chile y Tailandia, por considerar que sus intereses podr an resultar

lesionados por las medidas europeas.

Tailandia present tambi n una demanda de establecimiento de

un grupo de expertos que, sin embargo, fue rechazada por la UE, en la que denuncia

tambi n la incompatibilidad de la reforma arancelaria de los Quince.

La delegaci n ante la OMC subray que la exportaci n de

la carne de pollo deshuesada, troceada, salada y congelada de Tailandia hacia

los Quince recibe “un tratamiento menos favorable que la de la UE”,

lo que contraviene las normas sobre comercio internacional.

“Lamentamos que Tailandia, al igual que Brasil, hayan elegido esa v a

de actuaci n”, indicaron los representantes de la UE ante la OMC

y consideraron que las autoridades de Bangkok “o no han comprendido o bien

han interpretado mal la legislaci n europea”.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados