Cereales perennes, la proxima revolucion agricola

Nuevos cultivos de cereales perennes que crecen con menor cantidad de fertilizante y herbicida, requieren menos combustible para su manejo, y ocasionan menos erosion, que los cereales que se siembran anualmente, podrian estar disponibles dentro de dos decadas, segun un equipo de investigadores.

Los cereales perennes serian una de las innovaciones mas importantes en los 10.000 años de historia agricola, y podrian convertirse en una realidad en los campos de cultivo dentro de un periodo bastante corto de tiempo si se recurre a los programas de reproduccion correctos. Asi lo indica John Reganold, profesor de ciencias del suelo en la Universidad Estatal de Washington y coautor principal del estudio junto con Jerry Glover, de igual especialidad y que ahora esta en el Instituto de Tierras en Salina, Kansas.

Alcanzar el objetivo descrito dependera del progreso que se vaya alcanzando. Cuantas mas personas se involucren en el proyecto, mas se acortara la espera.

El estudio presentado por el equipo de Reganold es un llamamiento para ponerse manos a la obra en una cuestion critica para la humanidad e intentar solventarla. La mitad de la poblacion mundial, que sigue creciendo en numero de individuos, vive de lo que produce la tierra en zonas marginales bajo riesgo de ser degradadas biologicamente como consecuencia de la produccion de cereales anuales (de temporada). Los cereales perennes amplian las posibilidades de los agricultores para mantener los fundamentos ecologicos de sus cultivos.

Los cultivos de cereales perennes tendran estaciones de crecimiento mas largas que los cultivos de temporada, y raices mas profundas que permitiran a las plantas sacar un mayor provecho de la lluvia. Sus raices mas largas, que pueden alcanzar profundidades de entre 3 y 3,5 metros aproximadamente, son capaces de reducir la erosion, enriquecer los suelos y secuestrar carbono de la atmosfera. Esas plantas requieren menos trabajo de maquinaria agricola y menos herbicidas, dos aspectos importantes en las naciones menos desarrolladas.

En contraste, los cultivos de cereales de temporada pueden perder cinco veces mas agua que los perennes, y 35 veces mas nitratos, un valioso nutriente vegetal que puede migrar desde los campos de cultivo y acabar contaminando los recursos hidricos de agua potable, creando “zonas muertas” en las aguas superficiales.

Las versiones perennes de los cereales principales, en fase de desarrollo, podrian escapar a muchas de las limitaciones medioambientales que sufren los cereales de temporada, a la vez que ayudar a alimentar a un planeta cada vez mas hambriento.

Las investigaciones sobre cereales perennes se estan llevando a cabo en Argentina, Australia, China, India, Suecia y Estados Unidos. La Universidad Estatal de Washington acumula mas de una decada de experiencia en este campo, especificamente con el trigo perenne, en un proyecto liderado por Stephen Jones, director del Centro de Investigacion de Mount Vernon, dependiente de la citada universidad.

Los autores del nuevo estudio creen que la investigacion sobre los cereales perennes puede verse acelerada si a ella se le dedican una mayor cantidad de personal, mas terrenos de experimentacion y mas tecnologia. Abogan por que se le dediquen a esta labor tantos esfuerzos y recursos como se emplean ahora para el desarrollo de los biocombustibles alternativos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados