Claves en fertirriego: Identificación de factores que aumentan la eficiencia de Nutrientes en Cultivos en Invernadero

La amplia experiencia de Israel en fertirrigación en invernaderos, está fundamentada en procesos de I+D de equipos y productos a lo largo de 40 años. En este periodo, no sólo han logrado dominar el desierto, sino compartido su experiencia y capacidad de trabajo para adaptar estas tecnologías en otros países — España, Turquía, México e incluso en China e India.
Las tecnologías desarrolladas por Amiad, Dan Sprinklers, Dead Sea, Eldar–Gal, Haifa, NaanDan, Netafim, Queen Gil, Rex, entre otras, han generado una verdadera transformación de los sistemas de producción en invernaderos, que quizás los mismos investigadores en Israel no habían imaginado décadas atrás, cuando realizaban las primeras pruebas de sus equipos. De hecho, en Israel existen aproximadamente 300 hectáreas de invernaderos dedicados a la validación de estas tecnologías, en estrecha colaboración con universidades y centros de investigación.

Automatización del Fertirriego en Invernaderos y Disponibilidad de Nutrientes
Actualmente, con el avance de los nuevos sistemas de agricultura protegida, los equipos de fertirriego en invernaderos son cada vez más sofisticados y completamente automatizados. Lo mismo ocurre con la disponibilidad de nutrientes, cuyas fórmulas se han tenido que adaptar a los cambios.
Sin embargo, aunque la mayoría de invernaderos cuenta con control automático de fertirriego y clima, y en campo abierto se instalan cada vez más sistemas de goteo, algunos productores no logran identificar las verdaderas ventajas de este sistema, que aporta los nutrientes de una manera localizada y mas eficiente.
Por lo anterior, hemos elaborado una breve revisión de los factores que deben ser tomados en cuenta para evaluar las aplicaciones de los sistemas de fertirrigación en invernaderos, aprovechar todas sus ventajas y maximizar la rentabilidad de los mismos, al aumentar los rendimientos obtenidos dentro de los invernaderos.
Como podrá verse, la solubilidad y la eficiencia de los nutrientes cuando se produce en invernaderos, dependen de varios factores que deben ser corregidos para evitar una mala operación.
Ventajas del fertirriego en invernaderos
Al utilizar fertirriego en invernaderos, los nutrientes son aplicados en forma exacta y uniforme, sólo al volumen radicular humedecido, donde están concentradas las raíces activas. El control preciso de la tasa de aplicación de nutrientes optimiza la fertilización, reduciendo el potencial de contaminación del agua subterránea causado por el lixiviado de fertilizantes.
Bajo riego por goteo, sólo el 20% del suelo es humedecido por los goteros, y si los fertilizantes son aplicados al suelo separadamente del agua, los beneficios del riego no se verán expresados en el cultivo en los invernaderos.
La entrega directa de fertilizantes a través del sistema de riego exige el uso de fertilizantes solubles y sistemas de bombas e inyectores para introducir la solución nutritiva en el sistema de riego en las casas de cultivo.
Entre los fertilizantes altamente solubles apropiados para su uso en fertirriego en sistemas de producción en invernaderos, destacan: nitrato de amonio, cloruro de potasio, nitrato de potasio, urea, monofosfato de amonio, monofosfato de potasio, etc.
En sistemas intensivos, tanto a campo abierto como en invernaderos, la solución nutritiva debe incluir calcio, magnesio y micronutrientes (Fe, Zn, Mn, Cu, B, Mo). El hierro debe ser suministrado como quelato, porque las sales de hierro (sulfato de hierro), son muy inestables en solución y el hierro precipita fácilmente. En caso utilizar de aguas duras para el riego dentro del invernadero, se debe tomar en cuenta el contenido de calcio y magnesio en dicha agua.
¿Simples o compuestos?
• Fertilizantes simples: Los agricultores pueden preparar sus soluciones madre nutritivas disolviendo y mezclando dichos fertilizantes simples, obteniendo así formulaciones con distintas concentraciones y relaciones N:P:K, según las necesidades nutricionales de cada cultivo y etapa fisiológica.
Soluciones NK, PK y NPK cristalinas con contenido de por lo menos 9-10% de nutrientes (N, P2O5, K2O) en base a urea, ácido fosfórico y cloruro de potasio (KCl), pueden ser preparadas fácilmente en el exterior del invernadero.
La solubilidad de los fertilizantes aumenta con la temperatura. Con una temperatura del agua de 10ºC, las solubilidades de KCl, KNO3 y K2SO4 y son 31, 21 y 9 g/100 g H2O respectivamente, mientras que a una temperatura de 20ºC las solubilidades aumentan a 34, 31 y 11 g/100 g H2O, respectivamente. Este aspecto es de gran importancia, dada las altas temperatras que se alcanzan dentro de los invernaderos.
• Fertilizantes compuestos. Los fertilizantes sólidos compuestos y las soluciones fertilizantes líquidas compuestas, son mezclas multinutriente ya preparadas, producidas especialmente para su uso en fertirriego en los invernaderos. Se presentan en una amplia gama de relaciones N:P:K, con o sin micronutrientes.
El nitrógeno está en forma de nitrato y de amonio en una relación adecuada, y el potasio es en base a KCl ó KNO3/K2SO4.
Un fertilizante sólido compuesto NPK 20-20-20 puede ser aplicado en las primeras etapas de un cultivo de tomate o melón en invernadero, y luego, en la etapa reproductiva — cuando la planta necesita menos fósforo y más potasio — cambiar a un fertilizante 14-7-21.
Cuestión de compatibilidad
La mezcla entre fertilizantes no compatibles y la interacción de los fertilizantes con el agua de riego, especialmente si se trata con aguas duras y/o alcalinas, puede ocasionar la formación de precipitados en el tanque de fertilización y la obturación de goteros y filtros , dentro y fuera del invernadero.
Esto puede evitarse con la elección correcta de fertilizantes y un manejo adecuado. El nitrato de calcio no puede ser mezclado con ningún fertilizante fosforado o sulfatado porque se forma un precipitado de sulfato o fosfato de calcio; cuando se mezcla sulfato de magnesio con fosfato de amonio forma un precipitado de fosfato magnésico.
El uso de dos tanques de fertilización para este propósito en un invernadero, permite separar a los fertilizantes que interactúan,  separando los fertilizantes con calcio, magnesio y microelementos, de los fertilizantes con fósforo y sulfato, evitando así la formación de precipitados.
Se recomienda el uso de fertilizantes de reacción ácida o la inyección periódica de ácido en el sistema de fertirriego para disolver precipitados y destapar los goteros.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados