Cómo abonar las plantas

El otoño y la primavera son las mejores épocas para abonar las plantas si se utilizan abonos orgánicos de acción lenta que pueden ser absorbidos por las plantas poco a poco.

Para abonar las plantas debemos:

1º Remover superficialmente la tierra de alrededor de las plantas sin dañar sus raíces utilizando un rastrillo, un binador o una pala pequeña.

2º Extender el abono en capas finas e ir mezclándolo con la tierra que hemos removido previamente.

3º Regar tras finalizar el abonado para que el abono se una a la tierra y para que la planta pueda empezar a absorber los nuevos nutrientes.

 

universidadagricola.com

Artículos Relacionados