¿Cómo clasificar la producción animal?

Clasificación de sistemas de producción animal.

La evolución del ser humano ha conllevado al uso de recursos naturales desde tiempos ancestrales para su alimentación, vestido, medicinas, construcción de herramientas y ornamento. La alimentación, como necesidad primaria del ser humano, fue la que orientó el uso de los recursos. En un principio el ser humano se alimentaba de los productos animales obtenidos por cacería y pesca, así como de productos vegetales provenientes de la recolección. Tras miles de años, en varios sitios geográficos, el ser humano se hace consciente de la posibilidad de llevar consigo a los recursos animales y vegetales para asegurar su alimentación, y es así como en un largo proceso se va dando lo que se denomina domesticación de las especies, tanto animales como vegetales y paralelamente se va dando inicio a la agricultura mediante la utilización de estas especies domesticadas, lo cual requirió el paulatino abandono de la condición permanentemente nómada del ser humano, para así establecer centros de población cuyos habitantes empezaron a vivir de los productos vegetales y animales producidos. Este hecho transformó de manera drástica la sociedad humana, rigiéndose a partir de este momento según las relaciones de producción entre los distintos miembros de la sociedad. El hecho de tener una mayor seguridad en la alimentación puede haber supuesto una mayor cantidad de tiempo para pensar en mejorar los sistemas de producción así como en obtener mayor cantidad de recursos aprovechables por parte de los animales y vegetales, lo cual permitió mantener los procesos de domesticación ya no solo con el objetivo de alimentarse sino también de hacerse de recursos que cubrieran otras necesidades como vestido, medicina y ornamento. En la actualidad, la humanidad tiene la organización que tiene gracias en gran medida a las especies animales y vegetales que permiten cubrir sus necesidades básicas de alimentación, y también parte de sus necesidades de vestido y ornamento. En cuanto a la alimentación, las especies animales proporcionan un alto porcentaje de las proteínas requeridas por el ser humano gracias a que de estas especies se consume predominantemente leche, huevos y sus tejidos en forma de “carne”. Estos serán la principal fuente de aminoácidos que llegará a cada célula del ser humano para que en ellas se puedan sintetizar las proteínas que requiere según lo dicte la información que hay en su ADN. Los animales que sirven como fuente de proteínas, que provienen de la caza, están en una proporción muy baja al ser comparados con las especies domesticadas que se crían específicamente para proporcionar alimento al ser humano. Esta última categoría es lo que se engloba en lo que se denomina producción animal: cría de especies de animales domesticados para la obtención de algún producto de importancia para el ser humano. Por tanto, de esta definición queda excluida tanto la caza como la pesca. En muchos textos y referencias se conseguirá ganadería como sinónimo de producción animal. Algunos diccionarios de renombre para el idioma castellano restringen el uso del concepto para animales cuadrúpedos, sin embargo, otros como el Diccionario de la Real Academia Española incluyen como una acepción de ganadería la cría de abejas. Para evitar confusiones, en este texto se hará referencia a la producción animal como concepto amplio en que se incluyen todos los organismos vivos heterótrofos con capacidad de locomoción y que son criados en instalaciones especialmente diseñadas para su explotación.

La producción animal ha evolucionado muchísimo desde que se dieron las primeras domesticaciones, esto trae como consecuencia cierta dificultad para lograr una clasificación integral de dichos sistemas. Los criterios para clasificar la producción animal pueden ser numerosos, y por tanto existirán tantas clasificaciones como criterios se determinen. Quizás el que podría ser más utilizado debido a la total eliminación de incertidumbre en lo que respecta a la especie que se esté utilizando, es la clasificación taxonómica binomial, sin embargo, ésta no es la clasificación más utilizada ya que su origen no estuvo orientado hacia clasificar los sistemas de producción animal, sino a clasificar todos los organismos vivos sobre la tierra, por tal razón no se pueden inferir semejanzas o diferencias entre los sistemas de producción de por ejemplo Bos spp. con los sistemas de producción de Apis mellifera. Así, el sistema jerárquico de clasificación taxonómica, aun cuando puede contribuir en una clasificación integral de los sistemas de producción animal, no se basta por sí solo para lograrlo. Al tomar como criterios algunos aspectos la clasificación taxonómica así como el tipo de producto a utilizar de las especies animales, puede permitir una clasificación integral de los sistemas de producción animal, clasificación que se presenta a continuación:

  1. Animales que usan el oxígeno de la atmósfera para respirar

    1. Vertebrados

      Animales con espina dorsal protegida por las vértebras que conforman la columna vertebral del individuo. Son de simetría bilateral y poseen esqueleto interno óseo o cartilaginoso.

      1. Mamíferos: animales vertebrados que poseen glándulas mamarias funcionales en las hembras en las que se produce leche que es utilizada para alimentar a las crías.
        1. Herbívoros: animales que se alimentan fundamentalmente de órganos de plantas, y por tanto su sistema digestivo permite el aprovechamiento de los nutrientes ubicados en las células de las hojas de los vegetales a pesar de la fuerte pared celular que caracteriza a las células de las plantas. Para la alimentación de estos animales pueden utilizarse pastizales, bien sean naturales o planificados y mantenidos para tal fin.
          1. Ganado bovino: las especies representantes de este grupo pertenecen a la familia taxonómica Bovinae. El género más importante en producción animal es Bos, con las sub especies Bos primigenius indicus y Bos primigenius taurus, los cuales en conjunto conforman el denominado ganado vacuno. Al grupo de Bovinos también pertenecen los búfalos . Son utilizados para la obtención de carne y de leche para la alimentación humana. Como subproducto de importancia comercial en el sacrificio de los animales queda la piel o cuero. Estas especies pueden ser explotadas de manera bastante especializada, surgiendo así sistemas de producción para carne, sistemas de producción para leche, y sistemas de producción doble propósito (se obtiene carne y leche).
          2. Ganado caprino: son las cabras y machos cabríos con sus crías, también llamados en algunos países chivos. Pertenecen a la subespecie Capra aegagrus hircus. Son utilizados para la obtención de carne y de leche para la alimentación humana. Como subproducto de importancia comercial en el sacrificio de los animales queda la piel o cuero. Estas especies pueden ser explotadas de manera bastante especializada, surgiendo así sistemas de producción para carne, sistemas de producción para leche, y sistemas de producción doble propósito (se obtiene carne y leche).
          3. Ganado ovino: son las ovejas, pertenecientes a la especie Ovis orientalis aries. Son utilizados para la obtención de carne y de leche para la alimentación humana, y también para la obtención de lana. Como subproducto de importancia comercial en el sacrificio de los animales queda la piel o cuero.
          4. Camélidos:
            1. Camello y dromedario: son animales pertenecientes a dos especies del género Camelus en regiones de Asia y Africa. Son utilizados como animales de carga y cabalgadura, también como fuente de leche, y, menos frecuentemente carne para la alimentación humana. Además, es utilizado el pelo de camello en la industria textil. No hay sistemas de producción especializados y separados para cada producto.
            2. Llama: animales pertenecientes a la especie Lama glama. Son aprovechados en los Andes de Sudamérica. Su carne es utilizada como fuente de proteína en la alimentación humana. También es aprovechado su pelaje como fibra textil. Adicionalmente es utilizado como animal de carga. No hay sistemas de producción especializados y separados para cada producto.
            3. Alpaca (Vicugna pacos) y vicuña (Vicugna vicugna): son aprovechados en los Andes de Sudamérica para la producción de su pelaje utilizado como fibra textil.
          5. Caballos: animales pertenecientes a la subespecie Equus ferus caballus. Son criados con varias finalidades: como animal de carga, como cabalgadura, con fines deportivos y como fuente de proteínas en la alimentación humana.
          6. Burros: animales de la subespecie Equus africanus asinus utilizados para transporte de carga y como cabalgadura. En algunas zonas es aprovechada su carne como fuente de proteínas en la alimentación humana.
          7. Conejo: animales de la especie Oryctolagus cuniculus criados para aprovechar su carne como fuente de proteína en la alimentación humana. Las actividades de cría de conejo para su aprovechamiento son denominadas cunicultura.
          8. Chigüire o capibara: animales de la especie Hydrochoerus hydrochaeris (es el roedor más grande del planeta) criados para aprovechar su carne como fuente de proteína en la alimentación humana.
          9. Cuy, cobayo o conejillo de Indias: roedores de la especie Cavia porcellus criados para aprovechar su carne como fuente de proteína en la alimentación humana.
        2. Omnívoros: animales que en estado natural tienen capacidad de alimentarse tanto de plantas como de animales, sin embargo, la eficiencia en el aprovechamiento de nutrientes contenidos en el follaje de las plantas es muy baja.
          1. Cerdo: animales de la subespecie Sus scrofa domestica, criados para aprovechar su carne como fuente de proteína en la alimentación humana. Las actividades de cría para su aprovechamiento son abarcadas en la porcicultura.
      2. Aves: son animales vertebrados que se reproducen mediante huevos; su cuerpo está cubierto por plumas y poseen dos extremidades sobre las que se sostienen, y dos extremidades modificadas que son las alas. La actividad relacionada con la cría de aves es denominada avicultura.
        1. Pollo: aves de la subespecie Gallus gallus domesticus, criados para aprovechar sus tejidos y sus huevos como fuente de proteína para la alimentación humana. Normalmente son actividades altamente especializadas en las que mediante mejoramiento genético se han obtenido razas orientadas a la producción de carne y razas orientadas a la producción de huevos. Plumas, vísceras, sangre y huesos son subproductos en el proceso de beneficio que son utilizados para elaborar harinas con alto contenido proteico que son utilizadas en la alimentación animal.
        2. Pavo: aves de la especie Melleagris gallopavo , criados para aprovechar sus tejidos y sus huevos como fuente de proteína para la alimentación humana.
        3. Ganso: aves de la subespecie Anser anser domesticus, criados para aprovechar sus tejidos y sus huevos como fuente de proteína para la alimentación humana.
        4. Pato: aves de la subespecie Anas platyrhynchos domesticus criados para aprovechar sus tejidos y sus huevos como fuente de proteína para la alimentación humana. Al igual que en pollos, la actividad de producción de huevos y carne es altamente especializada y diferenciada. También se aprovechan sus plumas, no como subproducto de su sacrificio, sino mediante el desplume cada cierto tiempo.
        5. Codorniz: aves de la especie Coturnix coturnix criadas para aprovechar sus tejidos y sus huevos como fuente de proteína para la alimentación humana.
    2. Invertebrados

      Animales sin columna vertebral y sin esqueleto interno articulado.

      1. Insectos: son animales invertebrados clasificados como artrópodos (animales con exoesqueleto y apéndices articulados), con un par de antenas, tres pares de patas y generalmente dos pares de alas.
        1. Abejas: insectos de la especie Apis mellifera criadas para aprovechar algunos de los productos que son utilizados para la alimentación humana como la miel, el polen recolectado y la jalea real. También son aprovechados otros productos como propóleos y ceras, para uso industrial. La actividad relacionada con su crianza es denominada apicultura.
        2. Gusano de seda: es la larva de la mariposa de la especie Bombyx mori, la cual es criada mediante la alimentación con hojas de morera (Morus alba). La larva o “gusano” hace la crisálida o pupa con el producto de la digestión de la morera. La crisálida sometida a calor permite la obtención de hilos de seda. La actividad de cría de Bombyx mori es denominada sericicultura.
        3. Insectos para control biológico: larvas, ninfas y adultos de numerosas especies de insectos son criadas masivamente para ser liberadas en campos cultivados para que mediante depredación o como parasitoides, afecten y disminuyan poblaciones de insectos plaga.
      2. Moluscos: son animales invertebrados de cuerpo blando y desnudo, o protegido por una concha.
        1. Caracoles: son animales principalmente de las especies Helix aspersa y Otala láctea, para aprovechar sus tejidos como fuente proteica para la alimentación humana. La actividad relacionada con su crianza o cultivo es denominada helicicultura.
      3. Anélidos: son animales invertebrados, segmentados en anillos, con aspecto de “gusano” o vermiformes.
        1. Lombriz roja californiana: es una lombriz de tierra, de la especie Eisenia foetida. Son criadas y cultivadas con dos objetivos principales: a. Obtener lombrices y poder hacer con ellas harinas como fuente proteica para la alimentación de peces y aves. b. Obtener lombricompuesto, que es el resultado de la transformación de la materia orgánica consumida y digerida por la lombriz y que es utilizada como abono orgánico para las plantas. La actividad relacionada con la cría de las lombrices es denominada lumbricultura.

2. Animales que usan el oxígeno disuelto en el agua para respirar.

Las actividades de crianza y cultivo de estos animales están incluidas en la denominada acuicultura, la cual también abarca el cultivo de vegetales acuáticos.

  1. Vertebrados

    1. Peces: son animales vertebrados de vida acuática, recubiertos de escamas, con respiración branquial, y con aletas para su desplazamiento. Las actividades de crianza y cultivo de estos animales es denominada piscicultura. Son cientos de especies piscícolas las que se usan en cultivo, todas utilizadas para ser aprovechadas como fuente proteica para la alimentación humana. A continuación algunas de las más importantes:
      1. Carpa
      2. Salmón: peces del género Salmo
      3. Trucha: al igual que el salmón, peces del género Salmo pero obviamente de especies distintas.
      4. Cachama: peces de la especie Colossoma macropomum
      5. Tilapia: peces del género Tilapia
    2. Invertebrados

      1. Crustáceos: son animales invertebrados clasificados como artrópodos (animales con exoesqueleto y apéndices articulados), acuáticos con dos pares de antenas y con una metamorfosis en la cual se da una fase llamada larva nauplio.
        1. Camarones: animales de los géneros Penaeus y Litopenaeus. Son criados para aprovechar sus tejidos como fuente proteica  para la alimentación humana. La actividad relacionada con su crianza o cultivo es denominada camaronicultura.
      2. Moluscos
        1. Ostras: animales del género Ostrea, mayormente de la especie Ostrea edulis. Son criadas para aprovechar sus tejidos como fuente proteica para la alimentación humana. También son aprovechadas para la obtención de perlas.
        2. Almejas: animales del género Talpes, mayormente de las especies Talpes decussatum y Talpes pullastra. Son criadas para aprovechar sus tejidos como fuente proteica para la alimentación humana.
        3. Mejillones: animales del género Mytilus. Son criadas para aprovechar sus tejidos como fuente proteica para la alimentación humana.

Si el criterio para la clasificación de la producción animal es el producto a aprovechar, la clasificación sería la siguiente:

  1. Productos para la alimentación humana
  1. Carne: en 2016 se produjeron a nivel mundial unas 330 millones de toneladas de carne animal (unos 121 gramos/persona/día). Estos datos excluyen los obtenidos mediante acuacultura y por medio de caza y pesca.
    1. Mamíferos
      1. Vaca
      2. Búfalo
      3. Ganado caprino
      4. Ganado ovino
      5. Cerdo
      6. Camélidos
      7. Caballo
      8. Burro
      9. Conejo
      10. Chigüire
      11. Cuy
    2.  Aves
      1. Pollo
      2. Pavo
      3. Ganso
      4. Pato
      5. Codorniz
    3.  Moluscos
      1. Caracoles
      2. Almejas
      3. Mejillones
    4. Peces: cientos de especies
    5.  Crustáceos
      1. Camarones
  2. Leche y derivados: en 2016 se produjeron a nivel mundial unas 800 millones de toneladas de leche (unos 290 gramos/persona/día).
    1. Vaca
    2. Búfalo
    3. Cabra
    4. Oveja
    5. Camello
  3. Huevos: en 2016 se produjeron a nivel mundial unos 1500 millones de huevos (aproximadamente 0,50 huevos/persona/día). De ellos, el 93% fueron huevos de gallina
    1. Gallina
    2. Pavo
    3. Ganso
    4. Pato
    5. Codorniz
  4. Miel: en 2016 se produjeron a nivel mundial poco menos de 2 millones de toneladas de miel
    1. Abeja

 

  1. Productos para elaborar vestido
  1. Lana y fibras para uso textil
    1. Oveja
    2. Camélidos
    3. Gusano de seda
  2. Pieles y cueros
    1. Ganado bovino: vacuno y búfalos
    2. Ganado caprino
    3. Ganado ovino
  3. Ornamento
    1. Ostras para producción de perlas

 

  1. Productos para uso en actividades agrícolas
  1. Lombriz roja californiana para elaborar abonos orgánicos

 

  1. Uso de animales por su fuerza o habilidad
    1. Animales de carga y cabalgadura
      1. Caballo
      2. Burro
      3. Camello y dromedario
      4. Llama
    2. Control biológico
      1. Insectos parasitoides y depredadores

 

Por último, un criterio para clasificar la producción animal es la cantidad de recursos que se destinen al sistema. De esta manera, cada una de las categorías de producción animal definidas anteriormente puede subdividirse en intensiva y extensiva de acuerdo a:

  1. Sistemas intensivos: control estricto de la alimentación y del entorno en que se desenvuelven los animales. Esto requiere de uso de instalaciones que permitan el control de variables ambientales como temperatura, humedad (para animales que tomen oxígeno del aire atmosférico), radiación solar, concentración de gases, etc.
  2. Sistemas extensivos: aprovechamiento del entorno natural para la alimentación y cría de los animales. No se requieren instalaciones muy especializadas o con un alto control de las variables ambientales.

 

Ing. Agr. Hernán E. Laurentin T. (M. Sc., Ph. D.)

Artículos Relacionados