Cómo conservar semillas

Las semillas de las plantas mantienen su capacidad de germinación durante varios años. Aunque este tiempo depende de cada especie y de su calidad, si no se conservan bien, las semillas perderán su efectividad germinativa.

Para conservar las semillas que nos sobren tras la siembra, seguiremos los siguientes pasos: 

Almacenar las semillas en un lugar seco. Para ello debemos secar las semillas dejándolas en una bandeja bien ventilada. Sabremos que están suficientemente secas cuando podamos romperlas con los dedos sin que se doblen.

Una vez bien secas, lo mejor es colocar las semillas en un recipiente con cierre hermético que las mantenga secas.

Guardar las semillas protegidas de la luz y del calor. Una despensa fresca y seca o un frigorífico son lugares adecuados para almacenar semillas.

Indicar fecha, especie y variedad de las semillas en el recipiente donde guardemos las semillas

universidadagricola.com

Artículos Relacionados