Como realizar la solarizacion

La solarización es un proceso de calentamiento solar, que proporciona una reducción de los organismos que causan enfermedades, si ésta es usada junto con otras prácticas de manejo del suelo puede ayudar a restaurar la salud del suelo. Mejor conocido como la desinfección de, suelo de manera orgánica

La solarización del suelo es un proceso hidrotérmico que tiene lugar en el suelo húmedo el que es cubierto por una película plástica y expuesto a la luz solar durante los meses más cálidos.

El proceso del calentamiento solar del suelo es conocido como solarización del suelo y abarca un complejo de cambios físicos, químicos y biológicos del mismo asociados con el calentamiento solar y tiene valor como una alternativa al uso de ciertos productos químicos para la agricultura que serán radiados del uso agrícola.

La solarización del suelo es un proceso de cobertura que tuvo sus orígenes en las épocas tempranas de la agricultura cuando esta práctica fue usada para cubrir el suelo y las plantas con materiales orgánicos e inorgánicos para formar una barrera protectiva contra las heladas. El suelo así calentado fue usado para aumentar el crecimiento de las plantas y la cobertura también fue utilizada para limitar la evaporación de agua del suelo, para controlar malezas, para mejorar la estructura del suelo y para combatir la erosión (Lai, 1974; Waggoner et al., 1960; Burrows y Larson, 1962).

PASOS A REALIZAR PARA SOLARIZAR Y DESINFECTAR UN SUELO.

1. El primer paso es preparar el semillero, o sea levantar la cama de siembra.
2. Luego agregar suficiente agua a la cama.
3. Una vez que se ha regado, se coloca un plástico sobre el semillero (el plástico debe ser transparente).
4. Las orillas del plástico deben cubrirse de tal manera que no penetre el aire.
5. En días soledados deje el plástico de 7 a 9 días.
6. En días nublados se deja de 14 a 15 días o más.
7. Después se destapa el semillero ya listo para la siembra.

La solarización esteriliza o reduce severamente los organismos vivos del suelo en los primeros 4 a 8 pulgadas,  Las temperaturas que comúnmente se alcanzan con la solarización del suelo oscilan entre 35-60 °C, dependiendo de la profundidad del mismo; por ejemplo, llegan a más de 45 °C en la capa de los 15 cm superiores del suelo, en el verano, en el valle de San Joaquín (Stapleton, 1990).

Muchas plagas del suelo son bien controladas con cuatro a ocho semanas de solarización en la capa de 10-30 cm (zona radical). eliminándolos por medio del calor. Los suelos también pueden ser usados en el campo si estos han sido pasteurizados y con apropiada materia orgánica, para restaurar las comunidades de organismos benéficos del suelo.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados