Piojo harinoso de la vid

Consejos para un manejo eficaz frente al piojo harinoso de la vid

El movimiento del piojo harinoso empieza de manera típica desde las secciones más bajas de la vid, por debajo de la corteza del tronco, donde reside durante el periodo de latencia. Durante los inicios de la primavera puede haber nuevos huevecillos incubándose debajo de la corteza que con frecuencia pasan desapercibidos por los administradores de los viñedos hasta que la población aumenta y empieza a desplazarse desde el tronco hacia el cordón y los brotes.

Imagen relacionada

En lugar de pensar que toda la población se desplaza hacia arriba del tronco, es mejor considerar que la población aumenta en primavera y principios del verano, por lo que gran parte de la nueva generación se mueve hacia las hojas y racimos mientras la vid va madurando (aunque siempre quedan algunos piojos harinosos en el tronco de la vid).  De manera típica los productores notan la mielecilla y la fumagina cuando el piojo harinoso ya se ha alimentado de las hojas y de los racimos. Cuando las poblaciones son demasiado numerosas el tronco puede adquirir una apariencia “húmeda” incluso antes de que la población se mueva hacia las hojas.

Después de la cosecha, la población de pulgones se vuelve a acumular en el tronco e incluso en las raíces (justo por debajo de la superficie del suelo), para hibernar.

El Control es Importante

Los productores necesitan controlar la población antes de que llegue a los frutos.  En el 2016 vimos algunos racimos de uvas completamente infestados, en algunos viñedos, ocasionando daños irreversibles al rendimiento y la calidad de los frutos. Algunos productores de uva vinícola tienen que enfrentar un problema adicional, ya que el piojo harinoso es el vector de los virus asociados con el enrollado de la vid (GLRaVs); el cual puede reducir el rendimiento, retrasar la madurez de los frutos y reducir la calidad del vino.

Por lo tanto, las inspecciones de campo en etapas tempranas son críticas para poner en práctica un programa de manejo adecuado, en el mejor momento y con la mejor selección de materiales insecticidas. Sin embargo, si el viñedo ya fue infestado por una población numerosa y sufrió daños con anterioridad, es preciso considerar una estrategia que pueda aplicarse desde principios del 2017 para evitar daños al cultivo.

En primer lugar es necesario monitorear y prevenir la introducción del pulgón harinoso proveniente de vides o viñedos infestados.  Esta plaga no camina demasiado rápido, ni llega muy lejos, pero se mueve entre las vides e incluso entre los viñedos. Hay una diseminación natural desde las vides infestadas, por la acción del viento y de las aves, el transporte el equipo y las herramientas utilizadas en los viñedos infestados (por ejemplo las cosechadoras y las tijeras que usan las cuadrillas de trabajadores en el campo), así como el movimiento de los frutos contaminados, la pulpa y las cañas/hojas que también ayudan a la diseminación de esta plaga.

Técnicas de Trampeo

Para el monitoreo se pueden utilizar trampas de feromonas como la trampa delta roja (Fig. 2) que utiliza como carnada una feromona sexual sintética del pulgón harinoso de la vid. Esta técnica es muy útil cuando no se tienen pulgones en el viñedo y se está monitoreando para controlar su llegada. Dependiendo del tamaño de cada sitio, se recomienda colocar dos trampas en los viñedos pequeños, o dos trampas por cada 80 – 120 acres en las orillas de los bloques que quedan cerca de los caminos o junto a otros viñedos.

En el Valle de San Joaquín el primer vuelo importante del macho del piojo harinoso se realiza en junio, por lo que es preciso colocar las trampas en esta época del año a fin de monitorear el conteo de los machos adultos cada dos semanas. Los niveles más altos de vuelos en el Valle se presentan entre agosto y octubre.  El número de pulgones machos es un parámetro importante para identificar la presencia de esta plaga, sin embargo, el conteo no servirá demasiado para saber cuál es la densidad de su población. No obstante, es preciso hacer notar que si se sufrieron daños considerables en el 2016, el uso de las trampas de feromonas no será tan importante como la inspección visual del viñedo para dar seguimiento al desarrollo y crecimiento de la población.

Las cuadrillas de trabajo en el campo pueden ayudar a la identificación

Es fácil realizar el muestreo visual del pulgón harinoso en el campo. La forma más eficiente de hacer una detección temprana es capacitar a los trabajadores de campo para que identifiquen las señales de alimentación que dejan los pulgones.  La gran cantidad de mielecilla sobre el tronco y el cordón les dará una apariencia húmeda y de color obscuro. El movimiento activo de las hormigas a lo largo del tronco es otro buen indicador de infestación del pulgón harinoso de la vid.

Contar con personal capacitado que realice las inspecciones de campo durante la poda, el deshoje y la cosecha puede ayudar a detectar y delimitar las áreas de infestación para tratarlas después de la cosecha o en el siguiente ciclo. Los cartelones con imágenes que sirvan para identificar al piojo harinoso son útiles para capacitar al personal de campo. Después de identificar la presencia y la densidad de esta plaga, se pueden aplicar ciertas estrategias para reducir la población. En este artículo nos concentraremos en el manejo de viñedos convencionales (hay menos opciones para el manejo de los viñedos orgánicos).

La Importancia del Control de Hormigas

La hembra del piojo harinoso es relativamente inmóvil y la gran cantidad de mielecilla que secreta atrae a las hormigas. Las hormigas no sólo cuidan y protegen a los pulgones harinosos de la vid de los depredadores y parásitos, sino también diseminan a esta plaga por todo el viñedo.   Al controlar las hormigas, los pulgones quedarán expuestos al ataque de parásitos y depredadores que ayudarán a reducir la densidad de población y harán más lenta la diseminación.

Trastorno del Apareo

Tal y como ocurre con la teoría de las trampas de feromonas, este método requiere una concentración mucho más alta de feromonas sexuales del pulgón harinoso en el viñedo que las trampas de feromonas, que sirva para confundir a los machos adultos y trastornar el apareamiento.

La feromona sexual sintética se dispersa en todo el viñedo utilizando fórmulas en aerosol o sistemas de dosificación. Este método para trastornar el apareamiento es más efectivo cuando las poblaciones son bajas.

Control por Medio de Insecticidas

Hay un par de insecticidas que los productores pueden aplicar para controlar al pulgón harinoso. Pueden encontrar más información sobre el tiempo y las dosis de aplicación de esos insecticidas en: http://ipm.ucanr.edu/PMG/r302301911.html.

Entre todos los insecticidas, Movento (Bayer Crop Science) es el más utilizado en los viñedos para el control del pulgón harinoso de la vid.  Es importante asperjar en el momento correcto para lograr el control más eficiente. Movento es un insecticida translaminar aplicado a nivel foliar que penetra en la vid por medio de la primera hoja activa. Una vez dentro, el metabolito cambia a su forma de “enol” y este metabolito mata al pulgón harinoso. El insecticida actúa como inhibidor de la biosíntesis de lípidos (inhibe los procesos metabólicos relacionados con los lípidos y grasas, haciendo que los pulgones no se puedan mover, mudar de estadío, ni alimentarse). El pulgón harinoso morirá más lentamente que con otros insecticidas de contacto, por lo que es preciso tener paciencia. Asimismo, el metabolito en forma de “enol” permanecerá en la vid durante largo tiempo, y matará a los pulgones mucho tiempo después de que Movento haya sido asperjado.

Este articulo originalmente fue publicado en ingles en American Fruit Grower, una marca de Meister Media Worldwide.

Temas: control de plagas, manejo de vid, manejo integrado de plagas, sonora, viticultura

universidadagricola.com

Artículos Relacionados