Consejos para una buena fertilizacion de Remolacha

La hora de programar una correcta fertilizacion en las parcelas, antes de la siembra de cultivo de la Remolacha Azucarera en Produccion Integrada, se deben de tener en cuenta varios aspectos tecnicos, segun la Red de Alerta e Informacion Fitosanitaria de Andalucia.

Entre estos aspectos, destaca la obligacion de:

1.- En caso de realizar abonados (tanto organico como mineral), que estos se realicen a traves del suelo, y disponer de un Programa de Fertilizacion, teniendo en cuenta para su calculo las extracciones del cultivo, el nivel de fertilidad del suelo y las aportaciones efectuadas por otras vias (agua, materia organica incorporada, etc.).

2.- Los productos fertilizantes elaborados con componentes de origen organico, deberan contener la minima cantidad de metales pesados, patogenos u otros productos toxicos que sea tecnicamente posible, sin exceder los limites legales establecidos; para ello se debera hacer un analisis especifico cuando pueda existir riesgo de presencia de metales pesados.

3.- Se debera realizar una analitica anual por parcela del contenido de nitratos del suelo antes de la siembra.

4.- Realizar un analisis completo de suelo por parcela cada 4 años, dicho analisis contendra al menos los siguientes parametros: textura, conductividad electrica, materia organica, pH, fosforo y potasio.

Del mismo modo, esta prohibido, entre otras, superar los 240 UF totales de nitrogeno por ha y campaña, realizar aplicaciones de Nitrogeno nitrico en los margenes de la parcela y/o UHCs lindantes a corrientes de agua, asi como el empleo de lodos de depuradoras y residuos solidos urbanos que no cumplan la normativa vigente.

El Reglamento Especifico de este cultivo establece ademas como practicas recomendadas el fraccionamiento en la aportacion de nitrogeno (fondo mas 2 coberteras); la aplicacion de la fertilizacion mineral de fosforo y potasio en fondo; la utilizacion de fertilizantes naturales, reduciendo los quimicos de sintesis; la realizacion de enmiendas organicas en el año anterior a la siembra de la remolacha; la regulacion de la abonadora de acuerdo con la normativa vigente; evitar el almacenamiento de estiercol cerca de las fuentes de agua; evitar el acceso del ganado a las aguas superficiales o a las zonas de bombeo; asi como realizar las enmiendas necesarias siempre que el pH del suelo sea inferior a 6 o superior a 8,5.

FUENTE: agrodigital.com

universidadagricola.com

Artículos Relacionados