Consideraciones generales para la fertirrigacion

El principal factor de crecimiento de un cultivo es la nutricion, en este sentido la fertilizacion pasa a ser uno de los manejos de mayor importancia ya que al cultivar, los nutrientes del suelo se van agotando y aun cuando la planta puede tomar nutrientes del aire, estos no son suficientes y si uno solo de estos es escaso, el crecimiento se limita y los rendimientos de los cultivos son reducidos.

En consecuencia, a fin de obtener altos rendimientos, se realiza la fertilizacion, concepto que consiste en suplir de nutrientes a la planta como un aporte artificial para que esta pueda cumplir su ciclo de vida sin limitaciones. Este suministro de elementos organicos y/o inorganicos se realiza principalmente a traves del suelo y riego, no obstante, otra alternativa puede ser por aspersion directo al follaje, como una forma de absorcion mas rapida.

Como segundo concepto es especialmente importante destacar que la fertilizacion debe ser equilibrada y en base a los requerimientos nutricionales del cultivo, evitando perdidas de dinero por percolacion de fertilizantes sobrestimados y que contribuyen a su vez a la contaminacion de napas. Este concepto obedece al uso eficiente de los fertilizantes.

* Nutrientes

Los elementos necesarios para el crecimiento de la mayoria de las plantas son dieciseis, en los que se incluye el Carbono, Hidrogeno y

Oxigeno extraidos desde el aire y agua del suelo. Los otros trece son extraidos de suelo (cuadro 1) y cada uno de estos nutrientes, cumple funciones fisiologicas especificas no pudiendo ser remplazado por otro, y si existe una ausencia o deficiencia de uno de estos, las funciones fisiologicas que dependen de este no llegaran a completarse.

Estos nutrientes se dividen en dos categorias conocidas como macronutrientes y micronutrientes o microelementos.

Los macronutrientes se necesitan en grandes cantidades por lo tanto es comun encontrar suelos pobres de estos nutrientes debido a la extraccion de los cultivos a lo largo de los an+os. Por el contrario, los micronutrientes o microelementos, son requeridos solo en cantidades infimas para el crecimiento correcto de las plantas y tienen que ser agregados en cantidades muy pequen+as cuando no pueden ser provistos por el suelo.

Posteriormente, para que las raices puedan absorber estos nutrientes, deben estar disponibles y encontrarse disueltos en la solucion de suelo.

Generalidades de la Fetirrigacion

Esta tecnica permite la aplicacion simultanea de agua y fertilizantes a traves del sistema de riego, siendo en la actualidad, el metodo mas racional para la incorporacion de fertilizantes, no obstante, esta tecnica requiere conocer previamente el plan de fertilizacion, que a su vez debe considerar el tipo de cultivo y la demanda de nutrientes (Kg haˉ¹) en base al estado fenologico en que se encuentra, lo que posteriormente determinara el tipo de fertilizante mas apropiado y el momento de la aplicacion. Para determinar este plan de fertilizacion es necesario:

1. Elaborar un balance nutricional, dado en gran medida por la calidad del agua de riego y el suelo. Esta calidad y contenido nutricional de ambos, se puede conocer mediante un analisis quimico, cuyos resultados deben ser considerados solo como un apoyo para conocer la condicion general ya que no indica el grado de disponibilidad, de manera de estimar la cantidad de nutrientes que se debe incorporar.

1. Conocer la curva de extraccion del cultivo. Estas curvas son un instrumento que brinda el dato mas cercano a lo que en realidad consume un cultivo durante todo su ciclo de vida; siendo un apoyo para ajustar el programa de fertilizacion. En la actualidad, existen curvas de extraccion ya determinadas para diversos cultivos, como es el caso del tomate bajo invernadero.

Por otro lado, la fertirrigacion requiere de aspectos estructurales basicos en el area de mezcla, principalmente estanques distribuidos segun una secuencia logica y una disposicion que va depender de los fertilizantes utilizados, desde donde se extraen las disoluciones concentradas mediante un inyector para nutrir a la planta y acido para el control del pH de la disolucion nutritiva (Fig 1). En cada caso hay que determinar un programa de tiempos y diluciones con el agua de riego.

Figura 1. Esquema del proceso de fertirrigacion. Fuente: Cadahia C., Fertirrigacion, 2005.

Se recomienda a lo menos, tres estanques de disoluciones madres concentradas, las cuales se detallan a continuacion:

Estanque A: Macronutrientes, excepto el Calcio (Ca) en un medio acido.

Estanque B: Sales exclusivamente Calcio (Ca).

Estanque C: Todos los micronutrientes.

Respecto de la compatibilidad, se debe mencionar que la mezcla de dos fertilizantes de distinto tipo puede producir la formacion de precipitados, lo que indica que dichos fertilizantes no son mutuamente compatibles (Fig. 2). Al respecto, se debe tener especial atencion de no mezclarlos en el mismo estanque, si no mas bien de utilizar estanques por separado (Figura 1).

Por otro lado, la interaccion de los fertilizantes con agua de riego duras y/o alcalinas, tambien puede ocasionar la formacion de precipitados y con esto obturacion de emisores y filtros ya que se van depositando sobre las paredes de las tuberias y en los orificios de los emisores, afectando tambien el aporte de nutrientes a la planta.

Estos problemas pueden ser evitados con una eleccion correcta de los fertilizantes a mezclar y un manejo adecuado del agua de riego. En este sentido, el Programa de Transferencia Tecnologica de INIA, inicia con esta cartilla, una serie de recomendaciones tecnicas como herramienta para los agricultores en el manejo de la fertilizacion.

Figura 2. Tabla de compatibilidad de fertilizantes. Fuente: INA URURI, informativo 16 pdf.

A modo ejemplo, para el tomate que requiere grandes cantidades de nutrientes si se desea obtener altos rendimientos en invernaderos o cultivos bajo malla antiafido, el nitrato de calcio no puede ser mezclado con ningun fertilizante sulfatado o fosfatado porque se forma un precipitado de sulfato o fosfato de calcio. Algo similar ocurre si se mezcla sulfato de magnesio con fosfato de amonio.

En resumen, los fertilizantes con calcio deben ser disueltos en un estanque, mientras que los fertilizantes que contengan fosforo y sulfatos deberian diluirse en otro estanque.

Y cuando al agua de riego sea alcalina y/o “dura”, es recomendable elegir fertilizantes fosforados acidos como el acido fosforico o fosfato monoamonico.

* Parametros basicos

El periodo que transcurre desde que se realizan las mezclas de fertilizantes (disolucion madre concentrada) en el cabezal de riego hasta que las plantas toman los nutrientes del suelo, conlleva una serie de procesos que deben ser controlados y registrados, siendo el pH y la conductividad electrica los primordiales.

El pH es una escala que mide la concentracion de iones hidrogeno y tiene una influencia indirecta en el desarrollo de las plantas ya que determina la disponibilidad de elementos nutritivos (Fig 3). Esta escala se tiene un rango de 1 a 14, donde 1 es extremadamente acido y 14 extremadamente basico, siendo el rango entre 8 y 8,5 el rango frecuentemente registrado en nuestra Region. Al respecto, el pH en las soluciones de fertirrigacion, tanto en cultivo en suelo como en hidroponia, debe ser tal que permita la disolucion total de los nutrientes sin dan+ar las raices, evitando de este modo la formacion de precipitados.

Siguiendo con el ejemplo del tomate, el pH debiera ser en un rango de 6,0 a 6,9. Esto se logra incorporando acido a la mezcla ya sea

Nitrico, Fosforico u otro dependiendo del estado fenologico del cultivo. Si el pH es mayor a lo requerido, se induce una reduccion de los rendimientos debido a que disminuye la asimilacion de los nutrientes.

La conductividad electrica por su parte, es una medida que permite estimar en forma casi cuantitativa la cantidad de sales que contiene el suelo o el agua segun sea el caso, y se llama CE ya que se mide a traves de la resistencia que ofrece al paso de la corriente, esta resistencia va a depender de la cantidad y tipo de sales contenidas en los mismos. Una CE alta indica acumulacion o exceso de sales.

Rangos recomendados para el tomate varian de 2 a 4 mS cmˉ¹. El que se puede manejar con lavados de suelo de forma frecuente.

Referencias bibliograficas

Hernandez, et al. 2011. Cultivo del Tomate en Hidroponia e Invernadero. Chapingo, Mexico. 49-62. 125 pp.

Sierra, C. 2003 “Fertilizacion de cultivos y frutales en investigacion Intihuasi (La Serena). Boletin INIA N°97, 72P.

FAO, 2002. Los fertilizantes y su uso, 86p.

 

universidadagricola.com