CONSUMO DE PRODUCTOS LACTEOS CONTRIBUYE A ENFERMEDADES

CONSUMO DE PRODUCTOS LACTEOS CONTRIBUYE A MAS ENFERMEDADES COMO EL CANCER

Por: CENIC CENTER Div. Salud

Muchas veces encontrarnos con la verdad es fuerte y un shock, para muchas personas, inclusive cuando nos enteramos de la realidad de las cosas y de como la cultura actual o nuestra civilizacion nos crio desde muy niños, aprendiendo muchas cosas realmente equivocadas, que dan+an inexplicablemente y progresivamente nuestro cuerpo.

La presente informacion presentada y reveladora tiene esa caracteristica y podra ser entendida o aplicada a libertad por las personas, de acuerdo a su nivel de razonamiento y grado o nivel por la que fue educada por la sociedad industrial o civilizacion actual, resultara muchas veces una tarea dificil su reeducacion mental y aceptacion, lo cual es comprensible.

Segun los ultimos descubrimientos cientificos, la leche no humana o ajena a su especie, vendria a convertirse en un toxico para el mismo ser humano, contribuyendo a la muerte prematura por varias enfermedades y fractura de huesos.

La ciencia se equivoco severamente y malintencionadamente durante decadas apoyada por la fuerte y millonaria industria de lacteos, el consumo de leche no previene las fracturas oseas, sino que en realidad puede contribuir a una mayor tasa de mortalidad y enfermedades, especialmente entre las mujeres, advierten cientificos suecos.

Durante 11 an+os investigadores suecos monitorearon los habitos alimenticios de mas de 45.000 hombres y durante 20 an+os de unas 60.000 mujeres y descubrieron que el consumo de tres vasos diarios de leche no protege los huesos contra las fracturas e incluso hace aumentar el riesgo de muerte prematura, revela un nuevo estudio publicado en la revista ‘British Medical Journal’.

Se sen+ala que los efectos mas pronunciados se registraron en las mujeres: el consumo excesivo de leche multiplicaba casi por dos las probabilidades de morir a causa de enfermedades del corazon y hacia aumentar el riesgo de sufrir fracturas de cadera. Los autores del estudio suponen que la galactosa, un azucar simple que es uno de los componentes basicos de la leche, provoca una respuesta inflamatoria que hace que los huesos sean mas fragiles.

Durante la investigacion los cientificos intentaron tener en cuenta cualquier otro factor que pudiera afectar negativamente la salud de los voluntarios, como el tabaquismo, el indice de masa corporal, la dieta y el ejercicio, el uso de suplementos dieteticos, etc. Sin embargo, algunos expertos creen que en el resultado del estudio podrian haber influido algunos factores que los autores ignoraron.

Por ejemplo, cuando comenzo el estudio la edad de las mujeres participantes era de 39 a 74 an+os, y la de los hombres de 45 a 79, por lo que no es nada sorprendente que un numero significativo de voluntarios muriera en el transcurso de las dos decadas que duro el estudio, escribe el diario ‘The Telegraph’.

Ademas, la profesora Susan Lanham-New, directora del Departamento de Ciencias de la Nutricion en la Universidad de Surrey (Reino Unido), sen+alo que en Suecia la leche se enriquece con vitamina A, por los que el resultado no puede extrapolarse a otras partes del mundo.

Los expertos en nutricion e investigadores de la Universidad de Harvard realizaron una modificacion de la piramide alimenticia, basada en una nutricion sana, libre de la presion politica y grupos de poder de la industria que podrian verse afectados. Harvard elimino la leche y demas lacteos de la dieta saludable humana por considerarla no apta.

La Escuela de Harvard de Salud Publica elimino la leche de su guia de alimentacion saludable, llamada Healthy Eating Plate, sustituyendola por licuados de granos, cereales y agua, preferentemente, ricos en calcio y minerales.

Con esto, Harvard envio un mensaje fuerte al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) medicos, nutricionistas y expertos en todo el mundo con el lanzamiento de su guia, misma que reemplaza la piramide alimenticia.

Los expertos en nutricion e investigadores de la universidad la realizaron, basada en una nutricion sana, libre de la presion politica y grupos de la industria que podrian verse afectados.

La mayor prueba de ello es la ausencia total de productos lacteos, debido a que “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cancer de prostata en los hombres y cancer de ovario y mamas en las mujeres”.

En su guia Healthy Eating Plate tambien menciono que los altos niveles de grasas saturadas en la mayoria de los productos lacteos y los componentes quimicos de su produccion les hace un alimento para evitar.

Deben ser sustituidos por hortalizas como lechuga, coliflor, brocoli, entre otros, y granos de diversas especies, para producir el calcio necesario y de calidad.

Es por ello que los enfermos de cancer o propensos al cancer degenerativo deben evitar tomar leche animal y derivados lacteos, pues contribuyen a estas enfermedades.

Siempre nos han dicho que tomar leche es indispensable para crecer y mantener saludables nuestros huesos y dientes. La industria de los lacteos ha vendido ese mensaje por an+os falsamente, incluso vendiendo sus ofertas a OMS y OPS, mas ahora se les cae el castillo por las graves enfermedades causadas a la poblacion todos estos an+os.

Enfermedades de las que no se conocian las causas claramente estaban causadas principalmente por el consumo de los lacteos de origen animal.

Lo cierto es que el ser humano no esta programado para consumir productos lacteos propios de otras especies animales, sino la misma leche de su especie cuando este, esta en la etapa de recien nacido o lactancia.

Las investigaciones realizadas del consumo de leche y sus derivados esta relacionado con consecuencias graves a la salud, como cancer, obesidad, osteoporosis, alergias y problemas digestivos, entre otros y van incubandose en la juventud y adultez.

La informacion existe: estudios cientificos de universidades de prestigio lo comprueban, sin embargo, ¿por que no llega a nuestras manos? ¿quien va a atreverse a cuestionar a sectores tan poderosos como el de la industria de los lacteos?

Sin embargo es dificil aceptar este concepto y cambiar los habitos de alimentacion que hemos mantenido o nos han inculcado desde la infancia equivocadamente. Pero si observamos a los animales, nos sera mas facil comprender por que debemos eliminar estos productos de nuestra vida diaria. Ellos toman leche solo a edades tempranas, y de su propia o misma especie. Y los humanos, tomamos leche durante la etapa adulta y ademas de otra especie: la vaca. Estamos actuando en contra de la naturaleza.

Pero, ¿que hay de malo en la leche? Aqui enumero cuatro argumentos sobre por que es mala para tu salud:

1.- Muchos somos intolerantes a la lactosa, sin saberlo.

De acuerdo al Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos (NIDDK, por sus siglas en ingles), de 30 a 50 millones de personas en su pais son intolerantes a la lactosa: el azucar presente en la leche y sus derivados. Datos de la facultad de Medicina de Harvard, indican que hasta el 70% de la poblacion mundial es intolerante a la lactosa. La intolerancia entonces, no es una enfermedad, sino un estado fisiologico normal. Esto ocurre porque entre los dos y cuatro an+os de edad, nuestro cuerpo empieza a perder el poder de la enzima lactasa, que es la responsable de digerir la lactosa. Al seguir consumiendo leche, la lactosa que no se digiere permanece en el intestino, donde es fermentada por las bacterias del colon, lo que nos causa gases, dolor e inclusive diarrea.

2.- Nuestro cuerpo no puede absorber el calcio contenido en la leche

Cuando hablamos de leche, el primer nutrimento que nos viene a la mente es el calcio.

Pero precisamente una proteina de la leche, la caseina, es la que impide que podamos absorber el calcio que contiene. Esto ocurre porque al consumir proteinas animales, el pH de la sangre se vuelve acido y el organismo, como reaccion, saca parte del calcio que tenemos en los huesos para poder neutralizar esa acidez.

Un trabajo realizado por el doctor William Ellis, expresidente de la Academia Americana de Osteopatia Aplicada, demostro que las personas que toman entre 3 y 5 vasos de leche diarios presentan los niveles mas bajos de calcio en la sangre. Lo que implica que el consumo en grandes cantidades de proteinas lacteas producen un exceso de acidez que el organismo intenta compensar mediante la liberacion de minerales alcalinos.

Entonces, el hecho de vivir sin leche no es un impedimento para tener huesos y dientes fuertes, al contrario, estudios han demostrado que el consumo de lacteos o de alimentos con calcio no es un factor protector contra el riesgo de fracturas. La leche si tiene nutrimentos indispensables, pero para obtenerlos no necesitamos tomarla. Los mejores alimentos para adquirir el calcio son los vegetales.

3.- Su consumo aumenta el riesgo de alergias y asma

La leche de vaca tiene tres veces mas proteina que la leche humana. La caseina, una de sus proteinas, es una sustancia muy espesa que nuestro organismo no puede eliminar. En algunas personas se adhiere a los vasos linfaticos del intestino, impide la absorcion de nutrimentos y ocasiona asi problemas inmunologicos, alergias y asma.

4.- Causante de canceres

¿Como haran algunos productores de lacteos para que la vaca pueda producir leche en tan altas cantidades? Recurren a la hormona recombinante de crecimiento bovino (rBGH), la cual se inyecta a la vaca para que produzca mas leche de la que podria dar de manera natural. Esto mismo incrementa los niveles de otra hormona denominada factor de crecimiento insulinico (IGF-1), que se traspasa a la leche y esta relacionada con el cancer de prostata, mama y ovarios, segun datos del Instituto Nacional de Cancer, publicados por la Universidad de Oxford. Los paises que tienen menor indice de cancer, como China, son los que no consumen lacteos.

Evitar el consumo de lacteos no es solamente una herramienta para bajar de peso, sino un aliciente para la salud. En un principio puede ser dificil acostumbrarte a vivir sin estos productos, pero las mejorias son notorias en la digestion, la piel, los niveles de colesterol y el rendimiento a lo largo del dia.

La leche de almendra, de soya, de cereales y granos, son buenas opciones para sustituir cualquier tipo de leche (entera, descremada, deslactosada y light). Prevendras asi el riesgo de padecer alguna enfermedad cronica y mejoraras tu calidad de vida.

Otro estudio en varios grupos, indica que eliminando completamente estos lacteos se eliminan las molestias de migran+as y dolores de cabeza en los sujetos de estudio y rinden mas.

El ser humano es unico en la naturaleza por multiples razones, destacando entre ellas el hecho de que se trata del unico mami­fero que ingiere leche procedente de otro animal pasado el periodo de lactancia. Y lo hace a pesar de saberse que la leche que produce cada mami­fero es especi­fica para su especie y que la naturaleza la ha hecho idonea para las necesidades de su cri­a y no para las de otra. Es mas, la madre Naturaleza previo que los mami­feros -es decir, los animales que maman- obtengan la leche directamente de las mamas de sus madres sin contacto con agente externo alguno ya que se trata de una sustancia que se altera y contamina con gran facilidad. Los humanos, sin embargo, en el convencimiento de que es sano seguir tomandola siendo ya adultos, hemos alterado hasta las leyes de la naturaleza para poder mantenerla en condiciones adecuadas de consumo. Y, sin embargo, son muchas las evidencias que indican que tan preciado li­quido esta detras de muchas de las dolencias que hoy nos aquejan.

Obviamente, la composicion de cada leche vari­a en funcion del animal, de la raza, del alimento que haya recibido, de su edad, del periodo de lactancia, de la epoca del an+o y del sistema de orden+o, entre otras variables. Y si bien su principal componente es el agua su presunto interes nutritivo radica en que ademas contiene grasas (acidos grasos saturados y colesterol), protei­nas (casei­na, lactoalbuminas y lactoglobulinas), hidratos de carbono (lactosa, fundamentalmente), vitaminas (cantidades moderadas de A, D y del grupo B) y minerales (fosforo, calcio, zinc y magnesio). Las proporciones dependen ya del tratamiento que se haya dado a la materia prima por lo que no contiene la misma grasa la “leche entera” que la “leche descremada”. Ahora bien, ¿es realmente saludable ingerir leche y productos lacteos? Porque, no solo son muchos los investigadores que discrepan de esa opinion, sino que hay cada vez mas estudios que cuestionan esa aseveracion.

El problema del calcio

La razon fundamental por la que los nutricionistas occidentales -no asi­ los orientales- recomiendan tomar leche y sus derivados es porque la consideran muy nutritiva y especialmente rica en calcio, agregando que la ingesta periodica de ese mineral es imprescindible para mantener la salud, sobre todo la de los huesos. Y en ese convencimiento muchas personas beben cantidades importantes de ella al punto de que algunas -es el caso de millones de norteamericanos- practicamente la toman en lugar de agua. Sin embargo, es precisamente en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de leche, donde mas incidencia de osteoporosis hay entre su poblacion. ¿Alguien puede explicar razonadamente tan singular paradoja?

Logicamente, no puede extran+ar que cada vez mas expertos alcen su voz abiertamente afirmando que la leche y sus derivados no solo no son alimentos adecuados para el ser humano sino que ni siquiera constituyen una buena fuente de calcio porque una cosa es la cantidad de ese mineral presente en ella y otra muy distinta su biodisponibilidad. Ademas, esta por ver si la necesidad de el que precisa el organismo es la que publicitan las empresas lacteas.

Resultan ilustrativos a ese respecto los resultados del estudio que con 78.000 mujeres de entre 34 y 59 an+os llevaron a cabo durante 12 an+os varios profesores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos y que fue publicado en el American Journal of Public Health en 1997. Porque sus conclusiones desmienten la tesis de que un mayor consumo de leche u otras fuentes alimenticias de calcio por mujeres adultas las proteja de fracturas propias de la osteoporosis como son las de cadera o antebrazo.

Tambien es interesante recordar el Proyecto Cornell Oxford-China de Nutricion, Salud y Medio Ambiente que se inicio en 1983 con un estudio pormenorizado de los habitos cotidianos de 6.500 habitantes de 65 provincias dispersas de la China rural ya que constituye una de las investigaciones mas rigurosas y concluyentes efectuadas en materia de salud. Y ese trabajo demostro -entre otras cosas- que la leche animal desmineraliza a los adultos. Es decir, se comprobo que las mujeres que no tomaban leche de vaca y su unico alimento eran el arroz, los vegetales, la soja y sus derivados no padeci­an osteoporosis. Y que, sin embargo, si dejaban esa dieta e introduci­an la leche de vaca sus niveles de calcio bajaban y aumentaba la incidencia de esa patologi­a.

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el doctor John McDougall -medico nutricionista del St Helena Hospital de Napa (California, Estados Unidos)- sabemos tambien que la mujeres de la etnia bantu no toman leche pero si­ calcio procedente de fuentes vegetales y, sin embargo, a pesar de que tienen una media de 10 hijos y los amamantan durante largos periodos, no padecen osteoporosis.

Otro ejemplo de la relacion entre leche y osteoporosis lo constituye el trabajo del doctor William Ellis, ex presidente de la Academia Americana de Osteopati­a Aplicada, quien establecio que las personas que toman de 3 a 5 vasos de leche diarios presentan los niveles mas bajos de calcio en sangre. Agregando que tomar mucha leche implica ingerir grandes cantidades de protei­nas lacteas y estas producen un exceso de acidez que el organismo intenta compensar mediante la liberacion de minerales alcalinos.

En esa misma li­nea se expresa un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition que afirma que el exceso de protei­nas de la leche es uno de los factores mas importantes en el avance de la osteoporosis. En dicho estudio -publicado ya en 1983- se demostraba que hasta la edad de 65 an+os las mujeres que no toman leche y son vegetarianas tienen un 18% de perdida de hueso mientras las omni­voras padecen una perdida osea del 35%.

Y estudios mas recientes muestran que con una ingesta de 75 gramos diarios de protei­na lactea se pierde mas calcio en la orina del que se absorbe a traves de la dieta.

A todo esto hay que an+adir que la relacion calcio/fosforo de la leche de vaca no es adecuada para el ser humano, pues su contenido es demasiado elevado en fosforo y por eso su ingesta acidifica el organismo. Con las numerosas implicaciones negativas para la salud que ello implica.

La opinion de Jean Seignalet

El finado doctor Jean Seignalet -hematologo, inmunologo, biologo, catedratico de Medicina de la Universidad de Montpellier durante muchos an+os y autor de mas de doscientas publicaciones en prestigiosas revistas medicas- denuncio en su obra La Alimentacion, la 3ª Medicina que muchas patologi­as y la proliferacion actual de otras se debe basicamente a cinco razones: el consumo de cereales domesticos, la ingesta de leche animal y sus derivados, la coccion de los alimentos, el refino de los aceites y la contaminacion alimenticia con la consiguiente carencia de vitaminas y minerales. Afirmando en lo que a la leche se refiere lo siguiente: “Muchas personas piensan que prescindir de la leche puede provocarles perdida de calcio y problemas como la osteoporosis pues la television, la prensa y la mayori­a de los medicos repiten que la solidez de los huesos depende de su cantidad de calcio y solo el consumo diario de productos derivados de la leche puede aportarles en cantidad suficiente ese precioso calcio. Sin embargo, yo digo firmemente que NO. El peligro de la falta de calcio es una ilusion. Es cierto que la leche de vaca es rica en calcio pero una vez en el tubo digestivo humano la inmensa mayori­a del mismo es precipitado en forma de fosfato de calcio y expulsado a traves de las heces fecales. Solo una pequen+a parte es absorbida. El calcio asimilable es aportado en cantidad mas que suficiente por los vegetales: hortalizas, legumbres secas, verduras, carnes crudas y frutos secos y frescos. Ademas el calcio es un mineral muy abundante en el suelo donde es recuperado por las rai­ces de las plantas. En definitiva, eliminar de la alimentacion la leche animal no provoca carencia de calcio. Al contrario, el regimen hipotoxico -desprovisto de derivados de la leche- acompan+ado de magnesio y silicio bloquea 70 veces de cada 100 la evolucion de la osteoporosis e incluso permite a veces recuperar parte del terreno perdido”.

La caseina de la leche

Mencionabamos al describir la composicion de la leche que una de sus protei­nas principales es la casei­na. Pues bien, se sabe que el nin+o lactante asimila completamente las casei­nas de la leche materna… pero no las de la leche de vaca. Tales protei­nas solo se digieren parcialmente por el efecto neutralizador de la leche sobre la acidez gastrica, indispensable para su ruptura.

¿Y que efectos provoca esa sustancia viscosa que es la casei­na animal en nuestro organismo? Pues hay que decir que en algunas personas se adhiere a los foli­culos linfaticos del intestino impidiendo la absorcion de otros nutrientes (de hecho la casei­na se utiliza como pegamento para papel, madera, etc.). Ademas su hidrolizacion parcial tiene otras consecuencias. Por ejemplo, desembarazarse de sus residuos metabolicos supone un gasto energetico suplementario para el organismo y puede provocar problemas inmunologicos. Asi­, en personas que presentan deficiencias de inmunoglobulinas IgA esta protei­na pasa al torrente sangui­neo y genera gran variedad de reacciones autoinmunes (las mencionaremos mas adelante al hablar de las enfermedades relacionadas con el consumo de leche). Y si tenemos en cuenta -como se recoge en un informe del Memorial Kettering Hospital de Nueva York (Estados Unidos)- que la deficiencia de anti­genos IgA es uno de los problemas mas comunes en cuanto a deficiencias inmunitarias el problema pasa a tener dimensiones mucho mas preocupantes.

Las grasas de la leche

La leche humana contiene 45 gramos de li­pidos por litro, de los que el 55% son acidos grasos poliinsaturados y un 45% saturados. Y tiene, sobre todo, un elevado contenido en acido linoleico, precursor de prostaglandinas y leucotrienos antiinflamatorios. En cambio la leche de vaca -la mas consumida- contiene un 70% de acidos grasos saturados y un 30% de poliinsaturados. Una estructura que favorece la formacion de prostaglandinas y leucotrienos inflamatorios. Ademas, ese 30% de poliinsaturados pierde sus propiedades cuando por efecto del calor -entre 40 y 45 Cº- se desnaturalizan y ya no pueden ser precursores de sustancias antiinflamatorias. Por lo que la leche tratada para poder ser consumida es ¡una sustancia 100% inflamatoria!

Por otra parte, la pasteurizacion y la homogeneizacion provocan que las grasas saturadas atraviesen las paredes intestinales en forma de pequen+as parti­culas no digeridas, lo que inexorablemente aumenta los niveles de colesterol y grasas saturadas en sangre. Ademas, el contenido en colesterol de la leche es superior al de otros alimentos famosos por ser ricos en ese elemento. De hecho, algunos pai­ses ya han retirado la leche de la lista de alimentos fundamentales para la dieta porque se ha observado que los nin+os que acostumbran a tomar varios vasos de leche al di­a tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman. Una informacion que, curiosamente, no parece haber llegado a Estados Unidos, pues segun su Departamento de Agricultura casi el 40% de la comida diaria que ingieren los norteamericanos consiste en leche y/o productos lacteos. Lo cual significa que un estadounidense medio toma diariamente solo con los productos lacteos 161 miligramos de colesterol. Y eso es tanto como ingerir ¡53 lonchas de tocino al di­a! Y luego se extran+an de que la cuarta parte de la poblacion norteamericana sea obesa o padezca sobrepeso.

An+adiremos finalmente un dato importante que aporta el ya mencionado doctor John McDougall: en el afan por aumentar sus ventas la industria lechera relaciona el contenido de grasa de la leche… con el peso. Lo que le permite decir que la de vaca contiene “solo” un 2% de grasa por cada 100 gramos. Y, claro, dicho asi­ parece que estemos hablando de un producto bajo en grasa. Sin embargo debemos entender que el 87% de la leche es agua por lo que si descartamos esta el porcentaje real de grasa sobre la sustancia solida es mucho mayor. ¡Y no hablemos ya de la leche condensada!

La carga hormonal

Conviene saber tambien que la leche contiene aproximadamente 59 tipos diferentes de hormonas -pituitarias, esteroideas, adrenales, sexuales, etc.- siendo las mas importantes las hormonas del crecimiento cuya accion, unidas a la riqueza proteica de la leche de vaca, hacen posible el rapido crecimiento de los terneros de forma que en breve plazo llegan a doblar su peso. Y es evidente que los humanos no tenemos precisamente esa necesidad. Ademas, niveles elevados de esa hormona, unidos a otros toxicos, se consideran hoy causa de la aparicion de diversas enfermedades degenerativas.

Hay que an+adir a ese respecto que resulta kafkiano tener que resen+ar que ya en 1994 la Food and Drug Administration (FDA) -es decir, la agencia del medicamento norteamericana- aprobo que la compan+i­a Monsanto usara la Hormona Recombinante de Crecimiento Bovino (rBGH) -tambien conocida como bovine somatotropin o rbST- para aumentar la produccion de leche en las vacas entre un 10 y un 25%. Porque segun se publico en The Ecologist en 1998 “el uso de rBGH incrementa los niveles de otra hormona proteica -el factor de crecimiento 1 tipo insulina (IGF-1)- en la leche de las vacas. Y dado que el IGF-1 es activo en los humanos -causando que las celulas se dividan- algunos cienti­ficos piensan que una ingesta de leche tratada con altos niveles de rBGH podri­a dar paso a la division y crecimiento incontrolados de celulas en los humanos. En otras palabras: cancer”. De hecho, son tantos los peligros potenciales de esa hormona que su uso esta prohibido actualmente en Canada y la Union Europea, asi­ como en otros pai­ses.

La profesora Jane Plant, autora del libro Your life in your hands (Tu vida en tus manos), explica en el que el IGF-1 es ademas especialmente activo durante la pubertad y el embarazo. En el caso de las nin+as puberes -explica- esta hormona estimula el tejido de la mama para que crezca. Y durante el embarazo ensancha los tejidos mamarios y los conductos de la leche materna para favorecer la lactancia. Agregando con rotundidad: “Niveles altos de esta hormona incrementan hasta tres veces el riesgo de padecer cancer de mama o de prostata por parte de quienes consumen tanto la leche como la carne de las vacas lecheras. Y en contra de la afirmacion de que la pasteurizacion la destruye entiendo que la casei­na evita que eso ocurra y que la homogeneizacion facilita que la IGF-1 alcance el torrente sangui­neo. Asimismo, los propios estrogenos que se an+aden a la leche bovina son otro de los factores que estimulan la expresion nociva de esta hormona y que, indirectamente, acaban provocando la aparicion de tumores”.

Toxicos existentes en la leche

Debemos an+adir que la leche esta contaminada por productos qui­micos, gran cantidad de hormonas, antibioticos, pesticidas, pus procedente de las mastitis -tan frecuentes en la vacas orden+adas permanentemente-, virus, bacterias, priones… Sin olvidar que hoy se “enriquece” tanto la leche como los productos lacteos con aditivos, vitaminas y minerales sinteticos, semillas, plantas, frutas, protei­nas, acidos grasos. En algunos casos, por cierto, con grasa de animales distintos. Con lo que uno puede estar ingiriendo leche de vaca enriquecida con grasa de cerdo y otros, sin saberlo.

¿Y cuales son las sustancias toxicas que con mas frecuencia puede uno encontrarse en un vaso de leche de vaca, la mas consumida? Un analisis mostro lo siguiente sorprendentemente:

Metales y plasticos. El equipo utilizado en la explotacion ganadera para obtener, conducir o almacenar la leche puede contaminarla. De hecho se ha llegado a detectar en ella hierro, cobre, plomo, cadmio, zinc, etc., o sus aleaciones. Lo que puede provocar una actividad catali­tica nefasta sobre las reacciones de oxidacion que se producen en ella.

Detergentes y desinfectantes. Hablamos de formol, acido borico, acido benzoico, sales alcalinas, bicromato potasico, etc., sustancias que se emplean en la limpieza y desinfeccion del material que se pone en contacto con la leche. Su uso esta justificado ya que el agua por si­ sola es incapaz de arrastrar los restos de materia organica y destruir las bacterias que contaminan las instalaciones y que pueden pasar a la leche.

Pesticidas y fertilizantes. En la comida que se da a las vacas se pueden encontrar compuestos qui­micos con los que se ha procurado tanto el incremento de las cosechas como su mejor conservacion. En este grupo se incluyen acaricidas, nematicidas, fungicidas, rodenticidas y herbicidas. Compuestos qui­micos -DDT, dieldrin, lindano, metoxiclor, malation, aldri­n, etc.- que pueden ocasionar cancer.

Micotoxinas. Procedentes del alimento que se da a las vacas cuando este esta contaminado por mohos, muy especialmente por el aspergillus flavus.

Antibioticos y otros farmacos. Actualmente se emplean de forma habitual en el tratamiento y prevencion de las enfermedades infecciosas y parasitarias de las vacas pero pueden pasar a la leche contaminandola. Un problema que se agrava al saber que el uso excesivo y continuado de estos farmacos en animales ha acabado provocando que determinadas cepas de germenes patogenos se hayan hecho resistentes y al pasar a los humanos estos encuentren dificultades para superar la enfermedad con antibioticos. Por eso es peligroso el consumo de leche extrai­da de vacas asi­ tratadas. Ya en 1976 el diario Daily Herd Management publicaba que “la mayori­a de las fabricas [de leche] usan cerca de 60 clases de tratamientos qui­micos [antibioticos] para tratar la hinchazon de pezon despues de cada orden+ada y para reducir la propagacion de mastitis (inflamacion de ubres) en sus reban+os. Hay evidencia de que algunas de esas zambullidas qui­micas dejan residuos en la leche que pueden ser peligrosos para los humanos”. Diez an+os despues todo segui­a igual y el prestigioso The New York Times afirmaba que “los residuos de antibioticos en la leche estan causando reacciones alergicas en algunas personas debido a tratamientos rutinarios para prevenir la hinchazon de los pezones de las vacas y programas de infusion en las fabricas lecheras.”

Contaminacion radioactiva. Es otro de los problemas que preocupan en la actualidad y si bien los residuos producidos por el uso especi­fico de la energi­a nuclear no ocasionan problemas mas que en raras ocasiones es necesario prestar atencion.

Dioxinas. Estos derivados del cloro merecen atencion especial. Ademas de estar relacionados con el cancer de pulmon y los linfomas la exposicion a las dioxinas se ha relacionado con la diabetes, los problemas de desarrollo del nin+o y diversos desarreglos del sistema inmune.

Enfermedades relacionadas con el consumo de leche

Ante todo lo expuesto son cada vez mas las voces que alertan de la posible relacion -mas o menos directa- entre el consumo de leche y las dolencias que se relacionan a continuacion:

Anemia ferropenica. El doctor Frank Oski -director del Departamento de Pediatri­a de la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins (Estados Unidos)- asevera en su libro Don’t Drink Your Milk! (¡No bebas tu leche!) que en su pai­s entre el 15 y el 20% de los nin+os menores de 2 an+os sufren anemia por deficiencia de hierro y que la mitad del resto de las anemias que se producen en Estados Unidos estan relacionadas con el consumo de leche y sus derivados por los pequen+os sangrados gastrointestinales que la leche puede provocar.

Artritis Reumatoidea y Osteoartritis. Esta constatado que los complejos anti­geno-anticuerpo generados por la leche se depositan a veces en las articulaciones provocando su inflamacion y entumecimiento. Estudios realizados en la Universidad de Florida (Estados Unidos) confirman que los si­ntomas se agravan en pacientes con Artritis Reumatoidea que consumen leche. Por otro lado, en un arti­culo publicado en la revista Scandinavian Journal of Rheumatology se afirmaba que en personas afectadas de esa patologi­a que dejaron de ingerir lacteos y tomaron solo agua, te verde, frutas y zumos vegetales entre 7 y 10 di­as la inflamacion y el dolor disminuyeron significativamente. Agregando que cuando alguno volvi­a a una dieta lacto-ovo-vegetariana los si­ntomas reapareci­an. Por su parte, un grupo de investigadores israeli­es demostro en 1985 -por primera vez- que la leche puede inducir tambien la artritis reumatoidea juvenil. La asociacion de la leche con la artritis reumatoidea del adulto ya se habi­a establecido anteriormente pero no se habi­a hallado ninguna asociacion con la juvenil hasta el hallazgo de esos cienti­ficos.

Asma. Se sabe que la leche puede estimular la produccion excesiva de moco en las vi­as respiratorias y que la alergia a la leche es causa de asma. Ademas esta completamente demostrado que los nin+os con exceso de moco y dificultades respiratorias a los que se les retira la leche de vaca mejoran de forma sorprendente.

Autismo. Investigadores italianos descubrieron que los si­ntomas neurologicos de los pacientes autistas empeoran cuando consumen leche y trigo. Se cree que los peptidos de la leche pudieran tener un efecto toxico en el sistema nervioso central al interferir con los neurotransmisores. En sus investigaciones los doctores de la Universidad de Roma notaron una mejori­a marcada en la conducta de esos enfermos tras dejar de ingerirla ocho semanas. En su sangre habi­a altos niveles de anticuerpos contra la casei­na, la lactoalbumina y la betalactoglobulina.

Cancer de estomago. Investigadores del Instituto Nacional de Salud Publica de Morelos (Mexico) encontraron un aumento significativo del riesgo de contraer cancer de estomago en pacientes que consumi­an productos lacteos. En los que ademas consumi­an carne el riesgo se triplicaba.

Cancer de mama. La leche esta considerada por muchos expertos causa directa de este “tipo” de cancer. Si a ello an+adimos la influencia que tiene la hormona insuli­nica las probabilidades de sufrirlo aumentan considerablemente en las grandes consumidoras de leche (Discovery DSALUD publicara el mes que viene un arti­culo sobre este importante asunto que tanto preocupa a las mujeres).

Cancer de ovarios. La galactosa -uno de los azucares de la leche- se ha relacionado tambien con el cancer de ovarios. Algunos investigadores consideran que las mujeres que beben mas de un vaso de leche entera al di­a tienen tres veces mas probabilidades de contraer cancer de ovarios que las que no lo ingieren.

Cancer de pancreas. Investigadores de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) afirman que existe una relacion “positiva y fuerte” entre el cancer del pancreas y el consumo de leche, huevos y carne.

Cancer de prostata. Un estudio presentado hace mas de veinte an+os en una reunion de la American Association of Cancer Research en San Francisco y publicado en Oncology News ya revelaba, segun el doctor Chan -epidemiologo de la Universidad de Harvard-, que el consumo de mucha leche y sus derivados esta asociado con un incremento del riesgo de cancer de prostata en los hombres. Explicando que ello se puede deber a que el alto contenido de calcio de la leche hace disminuir la cantidad de vitamina D del cuerpo, encargada de proteger del cancer de prostata a pesar de que la propia leche la contiene. Epidemiologos italianos del Aviano Cancer Center calcularon ese aumento del riesgo y establecieron que es 1,2 veces mayor entre quienes beben de 1 a 2 vasos de leche diaria que entre los que no la consumen. Sin embargo, si se toman dos o mas vasos de leche al di­a el nivel de riesgo de padecer ese cancer aumenta a 5.

Otro estudio -realizado por el mismo equipo de investigadores de la Universidad de Harvard- descubrio que los hombres que consumen grandes cantidades de leche y/o lacteos tienen un 70% de riesgo de contraer cancer de prostata. Opinion que comparte un grupo de cienti­ficos noruegos de la Universidad de Oslo quienes afirman que consumir leche es un riesgo para contraer cancer de prostata. An+adiendo que, sorprendentemente, el consumo de leche desnatada esta asociado con un mayor incremento que la leche entera.

Cancer de pulmon. Investigadores holandeses concluyeron en 1989 que las personas que toman tres o mas vasos de leche diaria tienen dos veces mas probabilidad de desarrollar cancer de pulmon que los que no la toman. Y que, sin embargo -contra lo que afirman sus colegas noruegos- las personas que toman esa misma cantidad pero de leche desnatada parecen estar mas protegidas. Tambien se coligio en el Roswell Park Memorial Institute de Nueva York que entre las personas que beben tres o mas vasos de leche entera al di­a aumenta el riesgo de desarrollar cancer de pulmon en un 200% (comparado con aquellos que nunca la toman). Ademas se ha documentado que existe relacion directa entre la hormona somatotropina y el cancer de pulmon, y entre este y las dioxinas que contaminan la leche.

Cancer de testi­culos. Investigadores britanicos descubrieron que tambien hay relacion entre el cancer testicular y el consumo de leche. El riesgo encontrado fue 7,19 veces mayor que en la poblacion general y aumenta en un 1,39 por cada cuarto de leche adicional que se consume.

Cataratas. Hay una creciente evidencia de la relacion entre el consumo de leche y las cataratas. Segun diversos estudios cienti­ficos las poblaciones humanas que consumen grandes cantidades de productos lacteos tienen mayor incidencia de cataratas que aquellos que los evitan. Este defecto se ha relacionado con la lactosa y la galactosa. Siendo la relacion mas evidente entre la mujeres que entre los hombres. El tipo mas frecuentemente es la catarata cortical.

Colitis ulcerosa. Tambien el consumo de leche se ha asociado a esta dolencia.

Colon irritable. Hay diversos estudios que vinculan igualmente la ingesta de leche con el desarrollo de esta patologi­a.

Diabetes Mellitus Tipo I. Diferentes investigaciones demuestran que los lactantes alimentados con leche de vaca presentan un mayor riesgo de padecer diabetes insulinodependiente -conocida como diabetes tipo I- ya desde su nin+ez. Un estudio publicado en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra identifica la leche como “elemento responsable o factor desencadenante en algunas personas geneticamente sensibles” . Los medicos que realizaron la investigacion descubrieron que los diabeticos analizados teni­an unos niveles de anticuerpos mas altos de lo normal que reaccionaban con una protei­na de la leche llamada suero de albumina bovina atacandola como invasora y destruyendola. Pero resulta que -¡fatal coincidencia!- una seccion de esa protei­na es casi identica a una protei­na de la superficie de las celulas productoras de insulina por lo cual, segun afirman, las defensas de las personas sensibles a ella terminan atacando a sus propias celulas causando asi­ su autodestruccion. Por lo que coligen que eliminar la leche y sus derivados de la dieta infantil podri­a disminuir drasticamente la incidencia de este tipo de diabetes.

Dolores abdominales sin intolerancia a la lactosa. Existe una estrecha correlacion -no discutida- entre la indigestion que causa la lactosa, la intolerancia a la lactosa y la intolerancia a la leche.

Enfermedad de Crohn. El doctor John Hermon-Taylor -director del Departamento de Cirugia de la Escuela de Medicina del Hospital St. George (Gran Bretan+a)- afirma tras estudiar la enfermedad de Crohn durante 20 an+os que la Paratuberculosis -una subespecie delMycobacterium Avium- esta indudablemente asociada a esa patologia. Y que ese microorganismo se transmite fundamentalmente a traves de la leche porque la pasteurizacion no la destruye. En un estudio realizado entre 1990 y 1994 sobre envases para leche se encontro con que el 7% estaba contaminado con la Paratuberculosis.

Enfermedades coronarias. Numerosos investigadores relacionan algunos componentes de la leche -el colesterol, las grasas, su alto contenido en calcio, la presencia de xantina oxidasa, etc.- con este tipo de dolencias. En el caso de la enzima bovina xantina oxidasa se sabe que solo causa problemas cuando la leche es homogeneizada y que su dan+o se centra en los vasos sanguineos. La posible explicacion esta en que esta enzima atravesaria intacta las paredes intestinales, se trasladaria a traves de la sangre y destruiria el masmogeno, uno de los componentes de las membranas de las celulas que forman el tejido cardiaco. Uno de esos investigadores es el doctor Kurt Oster, jefe del servicio de Cardiologia del Hospital Park City en Bridgeport (Estados Unidos). Durante un periodo de casi cuatro an+os Oster estudio a 75 pacientes que sufrian angina de pecho y arteriosclerosis. Pues bien, se elimino la leche de sus dietas y se les dio acido folico y vitamina C -ambas combaten la xantina oxidasa- y en todos los casos el dolor disminuyo. Es mas, a ese respecto el doctor Kurt Esselbacher -miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard- afirma sin tapujos: “La leche homogenizada, debido al contenido de xantina oxidasa, es una de las mayores causas de enfermedades coronarias en Estados Unidos”.

Hay tambien estudios realizados en Rusia segun los cuales quienes beben tres o mas vasos de leche al dia tienen 1,7 mas probabilidades de padecer enfermedades isquemicas cardiacas que quienes no la consumen. Igualmente se sabe que el consumo habitual de productos lacteos aumenta el colesterol malo (LDL) sin afectar al bueno (HDL) por lo que ya en si mismos constituyen un factor de riesgo. Y debemos an+adir que el consumo de proteinas lacteas parece tener relacion directa con la mortalidad coronaria ya que se ha comprobado que los anticuerpos creados contra la caseina activan el sistema plaquetario estimulando la trombogenesis. Ademas se las relaciona con la inflamacion de las paredes de las arterias favoreciendo asi el proceso arteriosclerotico.

En cuanto al calcio de la leche cabe decir que parece existir relacion entre el endurecimiento de las arterias y el excesivo contenido de este mineral en sangre.

An+adiremos que la leche desnatada se ha asociado con enfermedades coronarias no isquemicas en hombres mayores de 45 an+os y en mujeres mayores de 75. Se cree que las proteinas de la leche contribuyen a la formacion de la homocisteina. Para muchos la conjuncion de este tipo de leche, la lactosa, el calcio y la homocisteina podria ser responsable de la calcificacion de las arterias.

Esclerosis multiple. Cientificos de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) estan llevando a cabo en la actualidad extensos estudios acerca de los factores asociados con la esclerosis multiple y si bien hasta ahora solo han obtenido conclusiones parciales han podido establecer relacion entre la esclerosis multiple y un excesivo consumo de leche.

Estren+imiento. La leche es causa conocida de estren+imiento en nin+os y ancianos. Su eliminacion de la dieta y un mayor consumo de vegetales y fibra suele resolver ese problema. Asimismo, tanto el estren+imiento cronico como las lesiones perianales se han asociado con una clara intolerancia a la leche de vaca.

Fatiga cronica. Segun un estudio realizado con nin+os en Rochester (Nueva York) en 1991 beber leche aumenta 44,3 veces el riesgo de padecer esta enfermedad.

Fistulas y fisuras anales. Podria deberse al parecer a la alergia a una proteina de la leche de cabra.

Incontinencia urinaria. Muchos nin+os que mojan las sabanas ya crecidos dejan de hacerlo en cuanto eliminan de su dieta la leche, los productos que la contienen y los derivados lacteos.

Intolerancia a la lactosa. Para poder ser utilizada por nuestro organismo este azucar de la leche debe ser previamente hidrolizado y eso se consigue gracias a una enzima llamada lactasa que va desapareciendo lentamente cuando comienzan a salirnos los dientes. Parece que en la raza blanca la lactasa permanece durante mas tiempo que en la raza negra. Algo que podria deberse a la relacion existente entre la melanina y la lactasa. Las personas que viven en lugares frios tendrian por eso la piel mas blanca a fin de aprovechar al maximo las radiaciones solares y sintetizar vitamina D para fijar el calcio.

Se ha observado tambien que en la mayoria de las personas que no producen lactasa o lo hacen a niveles muy bajos la lactosa no hidrolizada pasa al intestino donde es atacada por las bacterias y las consecuencias son fermentaciones, meteorismo, colicos, diarreas, etc. Todo lo cual provoca la irritacion de las paredes del intestino e incluso microheridas con perdida de sangre. Y si esas pequen+as hemorragias se producen de forma continuada acaban provocando deficiencias de hierro.

Ademas la lactosa puede provocar otros trastornos no menos graves ya que es responsable de la asimilacion de metales pesados como el cadmio, el mercurio y el hierro asi como de otras sustancias toxicas.

Linfomas. Un estudio realizado en la Universidad de Bergen (Noruega) durante an+o y medio con casi 16.000 pacientes observo que las personas que consumen dos vasos de leche al dia presentan un riesgo 3,4 veces mayor de padecer linfomas que los que beben menos. El mecanismo por el cual eso se produce todavia no esta claro a pesar de que se sabe que la leche de vaca puede transmitir el virus de la leucemia bovina. Este mismo estudio encontro una asociacion, aunque debil, entre el consumo de leche y el cancer de rin+ones y de los organos reproductivos femeninos.

Otro mecanismo por el cual se pueden contraer linfomas es a traves de leche contaminada con dioxinas. En un articulo publicado en el periodico norteamericano The Washington Post se afirmaba que las personas que consumen grandes cantidades de grasa -como carne y productos lacteos son 10 veces mas propensas a contraer cancer, especialmente de pulmon.

Migran+a. Se ha comprobado experimentalmente que cuando se suprime la leche de la dieta de pacientes afectos de migran+a se reducen significativamente sus sintomas.

Oidos, garganta y sinusitis. En 1994 la revista Natural Health publicaba una serie de hallazgos que relacionan a la leche con el aumento de las infecciones de los oidos y la garganta. Los estudios demostraron que las amigdalas y las adenoides reducian su taman+o cuando se limitaba el consumo de leche.

Reacciones alergicas. La alergia a las proteinas de la leche de vaca se ha definido como “cualquier reaccion adversa mediada por los mecanismos inmunologicos a una o mas de las proteinas de la leche (caseina, alfa lacto-albumina, betalactoglobulina)”. Actualmente muchos estudios medicos reconocen la relacion entre la leche y las reacciones alergicas estableciendose su prevalencia entre un 2 y un 5% de la poblacion mundial. La reaccion alergica puede ser inmediata -es decir, en menos de 45 minutos- o tardia -presentandose horas o dias mas tarde.

Sangrado gastrointestinal. El sangrado gastrointestinal secundario a la intolerancia a las proteinas de la leche de vaca en nin+os ha sido adecuadamente documentado. Tan serio es el sangrado que se le coloca como una de las causas mas comunes de anemia en nin+os.

Sindrome de mala absorcion. Investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han comprobado la relacion entre las proteinas de la leche y el dan+o a la mucosa intestinal. Este dan+o es el responsable del sindrome de mala absorcion que se caracteriza por diarreas cronicas, vomitos y retardo del crecimiento.

Trastornos del suen+o. Estudios realizados en la Universidad Free de Bruselas entre los an+os 1986 y 1988 confirmaron la relacion entre el consumo de leche y los trastornos del suen+o en los nin+os. este y otros estudios han hallado relacion entre la alergia a la leche y los problemas para dormir. Todos los sintomas mejoraban cuando se excluia la leche de la dieta y empeoraban cuando era reintroducida. El tiempo promedio para notar la mejoria era de cinco semanas. La agitacion que manifestaban esos nin+os tambien mejoro.

ulceras pepticas. En el pasado se aconsejaba tomar leche a las personas que padecian problemas estomacales, en especial en caso de ulceras. En la actualidad esa practica se desaconseja por considerarse peligrosa y porque se sabe que la leche y sus derivados agravan todos los sintomas. El alivio temporal que sentian esos pacientes se podia deber simplemente al hecho de que normalmente la leche se tomaba fria y era la temperatura del liquido lo que hacia mejorar la situacion transitoriamente.

Otras reacciones provocadas por la leche. Ademas de las expuestas existen otras situaciones y dolencias que se relacionan con la ingesta de leche. Por ejemplo la acidosis lactica severa asociada a la alergia a la leche de vaca, el aumento del riesgo de preeclampsia en mujeres sensibles, la dificultad de aprendizaje en nin+os o algunos casos de infertilidad femenina. Por ultimo es importante sen+alar que las madres que toman leche de vaca durante el periodo de la lactancia exponen a sus hijos a los riesgos asociados a este alimento.

Como recomendacion final como CENIC CENTER, solo debemos tomar leche de nuestra especie en la etapa de lactancia, y para los adultos se recomienda tomar leche de coco, granos, cereales y otras especies vegetales, junto a suplementos vitaminicos y minerales ahora disponibles beneficos.

Te Podria Interesar: