Control del nematodo de los nodulos en tomate

El cultivo de tomate (Lycopersicum esculentum) es de gran importancia economica a nivel mundial, ocupando el 2do. Lugar en su consumo.

En el continente americano, es la hortaliza mas importante en su consumo diario y sus plantaciones son fundamentales. Solo en Mexico sus areas de produccion estan distribuidas en todo el pais y principalmente en el noroeste de Mexico.

Segun estadisticas, este pais ocupa el tercer lugar en comercializacion, siendo una de las especies horticolas mas importantes del pais debido al valor de su produccion y a la demanda de mano de obra que genera. Como todo cultivo, se ve expuesto a problemas en su produccion como son plagas y enfermedades.

Dentro de estas y provenientes del suelo, el nematodo de los nodulos (Meloidogyne spp.) ocasiona severas perdidas en el cultivo.

Origen del problema de nematodos: el suelo

El cultivo de tomate es un excelente hospedero de algunos generos de nematodos, destacando Meloidogyne incognita, conocido como Nematodo de los nodulos, el cual provoca daños severos en campo y bajo condiciones de invernadero.

El ciclo de vida de las especies de Meloidogyne ” como en la mayoria de los nematodos fitoparasitos consiste de 6 estadios: huevo, cuatro estadios juveniles (J1, J2, J3 y J4) y adulto.

La infeccion se inicia por la larva juvenil2, la cual esta en el suelo y ataca la punta de raicillas finas, penetra al interior e inicia la migracion hacia porciones radiculares de arriba. Mediante el uso de su estilete, perfora las paredes celulares e inyecta secreciones que dan lugar a la formacion de celulas deformes o bien producir muchas celulas alrededor de la cabeza del nematodo.

Debido a lo anterior, se forman engrosamientos en las raices lo que da origen a los nodulos o agallas. Para completar el ciclo, la hebra adquiere la forma engrosada a manera de

una pera.

Cuando la hembra es adulta, deposita sus huevos en una masa gelatinosa y el numero puede varia de 600-1000 huevecillos por hembra. Estos huevecillos presentan un alto nivel de sobrevivencia y en la manera que sean eliminados por otro microorganismos, el daño por el nematodo se vera reducido. (Fig. 1).

Sintomas en la planta

Lo que puede observarse cuando el ataque es fuerte es poco crecimiento, clorosis del follaje, marchitez y baja produccion. El sintoma mas tipico es la presencia de agallas o tumores en raices. En caso de ataques severos, puede ocurrir la muerte de las planta.

Dependiendo del nivel de infeccion en las raices sera el efecto en la planta, por lo que es conveniente muestrear el suelo antes de la plantacion y detectar las posibles poblaciones de este nematodo que pudiera hacerle daño al cultivo de tomate. (Fig. 2).

Acondicione el suelo

Este genero pertenece a los Deuteromycetos y vive en forma nativa en el suelo. Cuando se desarrolla en medio de cultivo, produce colonias blancas, ligeramente de color verde y crecen en forma muy rapida. El micelio es hialino (cristalino), con septas y da origen a estructuras llamados conidioforos, los cuales sostienen a conidias verdes, las cuales son unicelulares, ovoides o esfericas. (Fig. 3)

Desempeño del Trichoderma

Se ha demostrado por algunos investigadores que el micelio del hongo puede penetrar los huevecillos y larvas juveniles nivel 2, mediante un parasitismo directo, y que a mayor actividad proteolitica de las cepas de Trichoderma, aumenta la capacidad de antagonismo.

Asimismo reduciendo los huevecillos y larvas J2, se reducira el numero de agallas en raices de tomate. El hongo tambien tiene la capacidad de parasitar hembras.

La colonizacion del micelio de Trichoderma harzianum fue observada en forma muy consistente. (Fig. 4 y 5).

Resultado de estudios

En estudios llevados a cabo en la Universidad de Sonora, se encontro que la presencia de numerosas agallas en plantas tratadas con el nematodo Meloidogyne solo y la disminucion de las mismas con Meloidogyne y Trichoderma, se deduce que pocos nematodos penetraron a las raices en suelo tratado con el hongo, pero al penetrar, el desarrollo del nematodo no se detiene, lo que significa que el efecto de hongo se lleva a cabo en el suelo y no dentro del sistema radicular.

Dentro del control biorracional de este importante problema, se debe considerar evaluar diferentes cepas del Hongo Trichoderma y detectar las que tengan un mejor control del nematodo.

En conclusion, el uso del hongo Trichoderma harzianum, aplicado al suelo antes de la plantacion del cultivo de tomate, ayudara a reducir las poblaciones del nematodo Meloidogyne spp., el cual causa daños directo e indirecto (Facilita la penetracion de hongos como, Fusarium spp.), y al tener menores poblaciones, el daño radicular sera menor y consecuentemente el rendimiento y calidad del cultivo no sera afectado.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados