Cuadernos de campo: Apps que te dicen qué hacer con tu campo


El cuaderno de campo es un documento en el cual, los titulares de un terreno agrícola deben registrar los tratamientos realizados en sus explotaciones y las labores efectuadas a lo largo de la temporada agrícola. También se conoce como cuaderno de explotación, cuaderno de labores o libro de campo.


Con la llegada de la tecnología a los campos, el monitoreo cambió, mejoró la información a la que los agricultores tienen acceso y, se optimizó la precisión de los registros. Empezaron a desarrollarse apps que ayudan a automatizar los cálculos, mantener en orden los registros y sobre todo, ofrecer información personalizada.


Cropti, por ejemplo, está disponible en España y quienes la adquieran pueden consultar las acciones realizadas, incluso parcela por parcela e incluye información de zonas protegidas y un módulo de meteorología. En este país también está Agroptima, una libreta de bolsillo para registros de stock, calendarios de cultivo y generación de informes; todo esto con una función multidispositivo que permite trabajar en equipo y a distancia.


De este lado del océano Atlántico, al menos 10 países latinoamericanos pueden utilizar SYNAgro, que además de las opciones anteriores, tienen a su disposición asesores personales.   


Climate FieldView es una herramienta que Bayer lanza comercialmente para demostrar que el análisis de datos aumenta la productividad y que los productores son quienes acercarán a la agricultura al camino de la sustentabilidad.


En Climate FieldView, los agricultores tienen a la mano datos de campo para evaluar el rendimiento de los cultivos y gestionar nuevos planes de fertilidad o siembra que no dañen el suelo. Esta es la forma en la que la agricultura digital protege a la tierra para que pueda pasar a las siguientes generaciones sin perder sus características.


Tener a la mano la información general de su parcela incluyendo los gastos realizados en la producción es parte estructural del negocio de los alimentos. Ayuda sobre todo a los productores a reconocer qué acciones fueron las que dieron mejores resultados para repetirlas o corregirlas en los siguientes ciclos agrícolas.  


Es por eso que la transición a lo digital es una fuerza de innovación que brinda nuevas formas de conocimiento para tomar mejores decisiones y alcanzar los objetivos nacionales e internacionales que necesita la creciente población.


Fuente: Agronegocios


.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados