¿Cuáles son los pasos para la siembra del tomate?

El cultivo de las semillas de Tomate es una disciplina muy practicada por los agricultores en todo el mundo. Esta semilla es muy conocida también con el nombre científico de Lycopersicum Esculentum (Solanum Lycopersicum ) y pertenece a la familia de las Solanacea. Por lo general sus frutos se cosechan verdes para el consumo humano y tiene un lugar muy destacado dentro de la línea de las verduras.

Esto se debe más que todo a que se utiliza para la elaboración de pasta de tomate para ser añadidos a distintos platos culinarios por su buen sabor y el gusto inigualable que lo identifica. Para que esta ricura pueda ser disfrutada y el fruto del tomate pueda ser materializado, se requiere de ciertos procedimientos importantes para su producción.

A continuación, explicaremos paso a paso el procedimiento que se le debe aplicar a las Semillas De Tomate para poder ser plantadas y posteriormente cosechado su fruto.

Cultivo De Tomates

¿Cómo Plantar Las Semillas De Tomate ?
¿Deseas plantar algunas Semillas De Tomate ? Puedes usar algunos tomates sanos de los que tienes a la mano en tu cocina y con esto bastara para que hagas crecer unas cuantas plantas en tu jardín. Lo único que debes hacer es estudiar el proceso que describiremos a continuación para saber cómo cultivar los tomates, bien sea que utilices tu propia semilla o que la compres.

Pasos Utilizados Para Sembrar Las Semillas De Tomate.
Paso Nº 1. Escoge Tu Método.
1. Puedes comprar las semillas a un distribuidor confiable.
Una opción es comprarla en un banco de semillas, en una tienda de plantas como un vivero o si algún conocido tiene, pedírselas.

2. Pon A Secar Las Semillas De Un Tomate.
Como antes se mencionó, de un fruto de tomate que tengas en tu hogar puedes obtener tu propia semilla, y luego a partir de ella obtener tu propia planta. Sacale las semillas a un tomate y ponlas a secar para tratar de eliminarle el mayor contenido de humedad posible antes de plantarlas.

3. Elige Una Variedad.
Son miles de variedades de semillas de tomate que existen. La gran mayoría pueden ser clasificadas en 3 categorías que pueden ayudarte a decidir cuál escoger:

Tradicionales O Híbridos:
La variedad tradicional son aquellos que no han sido genéticamente reproducidos en diversas generaciones sin haber cruzado especies. Esencialmente, se trata de los tomates puros. La variedad híbrida son los que han resultado del cruce de dos variedades de tomates.

Determinados O Indeterminados:
En esta clasificación, las plantas se distinguen por el periodo de tiempo en el cual la planta produce su fruto. Las determinadas los producen durante unas pocas semanas, mientras que las indeterminadas los producen continuamente en la época de crecimiento hasta que el clima se vuelve muy frío.

Forma:
Igualmente pueden clasificarse por su forma, pueden ser redondos que son los más populares, beefsteak (los más grandes), los de pulpa (usados para hacer salsas) y los cherry (los más pequeños) que son utilizados más que todo para ensaladas.

Paso Nº 2. Fermenta Tus Propias Semillas De Tomate.
1. Elige Los Tomates De Una Planta Sana.
Asegura que la planta no sea un híbrido pues si utilizas una semilla alterada genéticamente, los resultados pueden no ser los más esperados.

2. Corta A La Mitad Los Tomates Y Vierte El Fruto En Un Recipiente Plástico.
Es mejor que tengas un recipiente con una tapa un poco suelta para que cubra la pulpa. Es probable que aparezca una capa de moho sobre las semillas y esto debes evitarlo, pues este proceso puede que favorezca la aparición de ciertas enfermedades que luego se pasarán a las nuevas generaciones de plantas.

3. Debes Etiquetar El Recipiente.
Si fermentas diferentes tipos de semillas, lo mejor es etiquetar los recipientes con toda la información de cada una de las Semillas De Tomate en fermentación. Ubica la tapa sobre el recipiente sin sellarla para hacer que el oxígeno interactúe con la pulpa.

4. Ubica La Pulpa En Un Lugar Cálido, Lejos De La Luz Directa Del Sol.
La propia fermentación no tiene un aroma muy agradable al olfato, así que debes procurar colocarlo en un lugar donde no estorbe.

5. Agita El Recipiente Hasta Que Se Cree Una Capa De Moho Encima De La Superficie.
Por lo general esto tarda unos dos o tres días en aparecer. Debes asegurarte de cosechar las Semillas De Tomate poco después de la formación del moho para que las semillas no lleguen a germinar dentro del recipiente.

6. La Cosecha De Las Semillas.
La cosecha deberás hacerla con guantes, elimina la capa de moho. Es probable que las semillas se hayan ido al fondo del recipiente.

7. Agrega Agua Dentro Del Recipiente Para Suavizar La Mezcla.
Permite que las semillas se asienten en el fondo y sigue enjuagando todo lo que no sea semillas. No pierdas semillas haciendo este procedimiento.

8. Junta Todas Las Semillas Con La Ayuda De Un Colador Y Lávalas Bien.
9. Riega Las Semillas De Tomate Sobre Una Superficie Que No Esté Pegajosa Para Que Se Puedan Secar Durante Unos Días.
Lo más ideal es un plato de cerámica, una ventana o cualquier otra cosa superficie que puedas utilizar. Si utilizas tela o papel, luego remover las semillas cuando estén ya secas te será más complicado. Cuando estén secas, guárdalas en una bolsa plástica hasta que las vayas a plantar. Escribe sobre la bolsa el tipo de semillas que son.

10. Guarda Las Semillas En Un Lugar Oscuro Y Fresco.

universidadagricola.com