Cuidado de Orquideas: 4 Maneras Para Reproducirlas

Related image

Hay que perpetuar La Maravilla…¿Coincides conmigo? Seguramente que si…Reproduccion de Orquideas

Pero…

¿Cómo puedes conseguir reproducir a tus orquideas todo el tiempo, de una forma fácil, relativamente rápida y con éxitos?

Veamos primero cuáles son las formas en la que se reproducen Las Orquideas y el cuidado que requiere cada una de estas formas. Al final, te daré mi opinión acerca de lo que debes hacer para reproducir tus orquideas.

Comencemos:

1. Reproducción por semillas

Digamos que esta es la forma en la que se reproducen normalmente las orquideas, es lo más común, sin embargo, la naturaleza con su infinita inteligencia, no ha premiado a las orquideas con el éxito en la germinación de las semillas que produce.

Digámoslo en palabras sencillas: Las semillas de las orquideas no germinan nada bien en su estado natural, si coleccionas una cápsula (fruto de la orquidea) y pretendes hacer que las semillas germinen sembrándolas en un sustrato, no obtendrás buenos resultados.

Te preguntarás…¿Porqué la belleza de las orquideas no puede ser reproducida por semillas? Pues lastimosamente, sucede que las semillas de orquideas necesitan un Hongo…si, como lo oyes, un Hongo que las ayude a germinar. De ahí lo difícil de su germinación.

Pero… no te desanimes, aunque todo lo anterior es cierto, tú puedes conseguir que las semillas de las orquideas germinen.

¿…y cómo hacerlo? Acércate a algún laboratorio de reproducción de plantas in Vitro, ellos podrían llegar a un buen acuerdo contigo donde por la reproducción de la cápsula de tu orquidea, ellos consigan quedarse con algunas plantas resultantes de la germinación. No me negarás que es un buen acuerdo.

Si lo anterior no te resulta…seguramente que no andas solo en esta pasión por las orquideas. Tus amigos y tu, podrían crear un mini laboratorio artesanal, con poco costo. Basta una cámara estéril artesanal, un poco de cloro para desinfectar la cápsula, una olla de presión, gel y abono para preparar el medio de cultivo. En otro artículo abordaremos este tema con más detalle, mientras puedes curiosear y preguntar a tus amigos al respecto.

2. Reproducción por keikis

Es una forma muy fácil y común en algunos géneros de orquideas como las phalaenopsis y los dendrobium.

Estos hijos aéreos pueden nacer naturalmente, como parte del desarrollo de tus orquideas o tu puedes forzar a la planta a producirlos para que posteriormente los puedas cortar y sembrar en otro sitio.

Una vez que los keikis se han producido, deberás esperar que crezcan y sean “amamantados” por la planta madre durante un tiempo, hasta que alcancen un tamaño de unas 4 pulgadas y tengan al menos 4 raíces. Después de este momento, están listos para que tu los cortes y los hagas crecer muy bien.

3. Reproducción usando los desperdicios de la poda

En las orquideas se aprovecha todo…en ningún momento botes nada de lo que obtienes cuando podas a tus orquideas.

En las orquideas dendrobium, los pseudobulbos o cañas cortados todavía tienen la capacidad de sorprenderte, regalándote keikis en las múltiples yemas que tiene. Basta ponerlos en un lugar sombreado con poco agua y en unos meses verás la sorpresa.

Las orquideas phalaenopsis no se quedan atrás, cuando las flores se han marchitado y las varas no han dado keikis naturalmente como te decía en el punto 2; tú puedes cortar esas varas y “sembrarlas” de modo tal que las fuerces a darte los keikis que necesitas. Los detalles de esta técnica lo veremos en otra ocasión.

4. División de las orquideas en el transplante

Es fácil de hacer cuando conoces la técnica, en caso contrario, es mejor que tomes nota primero de cómo hacer un buen transplante para luego hacerlo en tus orquideas.

Si tienes orquideas simpodiales como los dendrobium, los cymbidium o los oncidium entre otras; puedes obtener dos o tres plantas dividiéndolas en grupos de dos o tres pseudobulbos.

Si coleccionas orquideas monopodiales como las vandas y relacionados, puedes dividirlas en dos partes, cortando transversalmente debajo de alguna raíz que encuentres.

Ya hemos comentado las cuatro formas más comunes en las que se reproducen las orquideas. Como podrás apreciar, cada una de ellas tiene su método, sus ventajas y sus desventajas también.

Mi opinión: Comienza a reproducir tus orquideas utilizando los materiales desecho de la poda y los keikis que naturalmente te regalan tus orquideas. Cuando hayas acumulado experiencia, aprovecha el transplante y lánzate a hacer tus propios cruces y a reproducirlas mediante semillas.

Espero que este artículo te haya servido a tener una idea general de las formas más efectivas para reproducir tus orquideas, nos seguiremos viendo para profundizar un poco más en estos detalles y aprender juntos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados