Cuidado de Orquideas: Ayúdala Para La Floracion

Resultado de imagen para orquidea floracion
Ya sabes que es muy importante que las orquideas florezcan, pero esto no es lo unico importante, necesitas que tu orquidea se prepare
para la floracion, para que sea capaz de mantenerla siempre bella, que dure el mayor tiempo posible y que su fragancia nunca te abandone.
Vamos rapidamente a ver los consejos que tienes que tener a la mano:

1. El Riego:

Cuando la orquidea está comenzando la floracion, es muy sensible al riego, por lo que no debes permitir que sufra carencias de agua y menos mantenerla encharcada.

Esto es supremamente importante, pues apenas las orquideas experimenten mucha sed, lo primero que sufren son los botones mas jovenes de las flores, verás como se ponen amarillos enseguida. ¿Porque sucede esto? pues resulta que los botones de las flores necesitan mucha agua y es cierto que parte de esa agua podrían tomarla de los bulbos que la almacenan, sin embargo, no es suficiente, esos botones son muy sensibles.
2. La Luz:
Si la orquidea esta creciendo a la sombra y tu la expones bruscamente a la luz, vas a conseguir que la vara floral que esta empezando a formarse se desgaste y pierda mucha agua por estar sometida a un exceso de luz, Si la orquidea ha permanecido en condiciones de alta luminosidad normalmente, la vara floral que esta formandose no sufre cambios cuando la pones a la sombra.
Aqui lo mas importante, es que consigas evitar los cambios bruscos de iluminacion en el momento que tu orquidea esta en floracion, esta es una forma de prepararla, evitando que entre en estrés. Si tienes que cambiarla de lugar o te han recomendado que le des mas luz, evita hacerlo cuando ella esta iniciando la floracion, por mas beneficioso que sea, en ese momento le harás daño.

3. El Calor:

Es lo que ya has aprendido en otros articulos acerca del golpe de calor ¿lo recuerdas? Si, esta es otra forma para preparar a tu orquidea para la floracion, cuando evitas que reciba cambios bruscos de temperatura, la proteges de tal forma que los botones o las primeras flores no corren el peligro de caerse. Lo más común cuando dejas que tu orquidea experimente un golpe de calor, es que las flores se marchitan rapidamente y los botones se ponen amarillos.

Nota que el síntoma es bastante parecido en los tres casos que te he comentado, sin embargo, las causas son todas bien distintas.

4. El Abono:
Este es el último punto con el que vas a preparar a tu orquidea para que soporte la floracion que tiene que mantener y por la que tu tanto has esperado. ¿de que se trata? Pues las orquideas necesitan comida, esto lo hemos comentado anteriormente, sin embargo, cuando tu orquidea se encuentra pronta a florecer o ya tiene la vara floral comenzando a formarse, o inclusive, cuando los botones están ya formados, es muy importante que la orquidea se encuentre bien alimentadad.
En pocas palabras: la comida en las orquideas hace que las flores y los botones sean, en general, mas resistentes y permite que crezcan más rapidamente. Si tu orquidea no recibe abono y no esta bien nutrida, no tendrá suficiente energia para mantener la flor que tanto deseas, verás como las flores salen pequeñas, descoloridas y hasta deformes.
Lo mejor que puedes hacer es darle un abono balanceado, mezclado con vitaminas, de tal forma que se mantenga lo suficientemente nutrida como para regalarte las flores que tanto añoras.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados