Cuidados básicos del bambú

Resultado de imagen para bambu

El bambú es una planta habitual en los jardines modernos occidentales más actuales, si bien, la mayoría de especies de bambú proceden de regiones de suelos ricos y climas húmedos por lo que, si queremos que el bambú nos ofrezca toda su elegancia y luminosidad, debemos proporcionarle unos mínimos cuidados.

El bambú necesita riegos moderados o abundantes pero no soporta el encharcamiento, por lo que debemos proporcionarle un sustrato aireado y bien drenado. Además, su follaje requiere humedad ambiental y una exposición semi-soleada, protegido del sol seco e intenso.

El bambú se desarrolla mejor en suelos ricos en nutrientes y agradece abonados ligeros y frecuentes en primavera y verano.

Para conseguir que las hojas se mantengan verdes y coloridas conviene podar el bambú a finales del invierno eliminando hojas y cañas marchitas o dañadas.

El bambú también puede podarse para formar un seto de diferentes alturas e incluso se presta a la práctica de la topiaria o poda artística. Sólo debemos tener en cuenta que las cañas del bambú se pueden recortar a la altura deseada una vez han pasado su desarrollo inicial y han comenzado a formar ramas y follaje, apenas 3-4 meses después de su brotación. Una vez que la caña se recorte, ya no crecerá más en altura, y las ramas y hojas laterales crecerán más frondosas, consiguiendo setos de gran belleza en un tiempo record.

En bambús bajos y tapizantes se debe repetir la poda varias veces en primavera y en agosto, para eliminar el follaje seco y estimular la brotación de nuevas hojas.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados