Descubre la relacion entre la aplicacion de residuos organicos al suelo y la velocidad de disipacion de fungicidas

El IRNASA y la Universidad de La Rioja han estudiado los efectos de la aplicacion de residuos organicos procedentes del cultivo del champiñon en suelos de viñedos.

El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiologia de Salamanca (IRNASA, centro del CSIC) ha analizado los efectos que produce la aplicacion de residuos organicos como abono sobre la degradacion de los fungicidas que llegan al suelo tras ser aplicados para combatir enfermedades de las plantas. En concreto, en colaboracion con la Universidad de La Rioja, los cientificos han estudiado como se disipan algunos de estos productos quimicos cuando los agricultores aplican simultaneamente al suelo como enmienda un sustrato postcultivo de hongos. Los resultados, publicados en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, indican que estos residuos organicos hacen mas lenta la degradacion de los fungicidas, lo cual tiene efectos sobre la posible contaminacion de suelos y aguas del entorno.

Es importante estudiar estos procesos porque en las practicas agricolas se aplican tanto pesticidas como enmiendas organicas y la interaccion entre ambos puede dar lugar a contaminaciones de aguas superficiales por escorrentias o de aguas subterraneas por lixiviacion, señala en declaraciones a DiCYT Maria Jesus Sanchez, investigadora principal del grupo de Contaminacion de Suelos y Aguas por Pesticidas del IRNASA, que firma el articulo junto a sus compañeros Jesus Maria Marin-Benito y Sonia Rodriguez-Cruz y a Marisol Andrades, investigadora riojana.

El sustrato postcultivo de hongos es un material organico que queda como residuo despues de cultivar setas o champiñones y esta compuesto por los materiales del compost utilizado para su produccion: paja, serrin, estiercol, carbohidratos o yeso. Precisamente, en La Rioja el cultivo mas destacado despues del viñedo es el cultivo del champiñon, asi que este desecho podria emplearse despues como fertilizante en los suelos de los viñedos, debido a que tienen un contenido muy bajo en materia organica. De esta forma, se evita el envio de residuos organicos a los vertederos, tal y como indica la legislacion europea, y se obtienen beneficios para otro cultivo.

En el laboratorio y en trabajos de campo

La aplicacion de residuos organicos a los suelos en combinacion con productos quimicos para las plantas ya ha sido estudiada anteriormente por el IRNASA, que ha demostrado tanto en el laboratorio como en trabajos de campo que modifica la adsorcion, movilidad y degradacion de los plaguicidas. En esta ocasion, el trabajo publicado estudia la disipacion de cuatro fungicidas de diferente estructura quimica: iprovalicarb, metalaxil, penconazol y pirimetanil, muy utilizados en el cultivo de la vid para combatir enfermedades como el oidio y el mildiu y la podredumbre.

Un agricultor puede aplicar al suelo del viñedo los sustratos postcultivo de hongos directamente, cuando aun estan frescos, o tras un proceso de compostaje, pero segun los datos de la investigacion las consecuencias son muy diferentes. Con el residuo compostado, disminuye la velocidad de degradacion de todos los fungicidas. Sin embargo, el residuo fresco apenas frena la velocidad de degradacion en alguno de los compuestos quimicos.

Controlar la degradacion

La conclusion es que los residuos postcultivo de champiñon pueden servir para controlar el mecanismo de degradacion de los fungicidas. Esto tiene un aspecto positivo, ya que evitan que se dispersen rapidamente y puedan llegar, por ejemplo, a aguas subterraneas o a aguas superficiales. Sin embargo, como aspecto negativo esta la persistencia del producto quimico en el ambiente durante mas tiempo, aunque el final deseado para los fungicidas es su transformacion en CO2. Por otra parte, el sustrato postcultivo puede favorecer tambien la formacion de productos de degradacion con diferente capacidad de adsorcion por el suelo que el fungicida original. Asimismo, las comunidades microbianas del suelo tambien sufren modificaciones debido a la combinacion de residuos organicos y fungicidas.

Aunque el articulo publicado en Journal of Aricultural and Food Chemistry hace referencia a una situacion muy especifica que se da principalmente en La Rioja, el objetivo es sacar conclusiones generales que sirvan tambien para otros tipos de residuos, indica el grupo de investigacion. El trabajo se ha realizado en colaboracion con el Centro Tecnologico de Investigacion del Champiñon, en La Rioja, y la empresa Intraval. El proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economia y Competitividad.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados