Diferencias entre el semen fresco, refrigerado y congelado

compartir semen, semen fresco, semen refrigerado, semen congelado, cuidados con el semen equino, semen equino, manejo al semen equino, CONtexto ganadero, ganadería colombia

La recolección del semen fresco se hace a través de una vagina artificial. Foto: arabigan.com. Aunque las 3 técnicas son válidas y usadas para promover la inseminación artificial, es importante conocer la vida útil que tiene el material para no desaprovechar el celo de la hembra y garantizar el éxito del proceso.El mejoramiento genético de los ejemplares pecuarios no es un método exclusivo del sector bovino, productores equinos también le vienen apostando a esta práctica para obtener especies de alta calidad y con mejores rendimientos en paso fino, ¼ de milla o la necesidad que tenga el criador. (Lea: Aspectos a tener en cuenta a la hora de inseminar una yegua)Sin embargo, el éxito del proceso depende de algunas variables como es el uso del semen fresco, refrigerado y congelado. Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones para aprovechar correctamente el material y el celo de la hembra.William Cruz, médico veterinario y quien posee experiencia por más de 20 años en el mejoramiento genético de equinos, indicó que en el caso del semen fresco es aquel que se usa cuando el caballo tiene alguna deficiencia física y no monta directamente la yegua que está en celo.“Para el semen refrigerado se prepara una yegua con hormonas para que esté en celo. El caballo hace la monta, pero antes de que introduzca su miembro, se le desvía hacia una vagina artificial y recoger el material. La muestra se refrigera a 17° centígrados para garantizar que el esperma dure vivo 48 horas”, explicó.Agregó que el transporte de ese semen debe hacerse en una nevera de icopor desde el establo hasta el predio en el que está la hembra en calor.Mientras que con el semen congelado, los productores deben tener más precauciones por cuenta de su duración, la cual es de solo apenas 6 horas, por esa razón es esencial monitorear la ovulación de la yegua que va a recibir el material seminal. (Lea: Si lo suyo son los equinos, esta promoción es para usted)“No todos los caballos tiene la opción de congelar el fluido, pero en el si es posible, debe descongelarse en menos de un minuto a una temperatura de 36° centígrados y posteriormente hacer la inseminación. Es algo que debe hacerse con mucha precisión”, remató.

Antes de introducir el material genético fresco, refrigerado o congelado, es esencial monitorear a la hembra durante su proceso de ovulación, pues lo ideal es que el semen llegue al cuerpo de la yegua 6 o 12 horas antes de que empiece el celo, así se aprovechan las horas primeras horas de calor.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados