Drones, robots y sensores son los nuevos auxiliares agricolas en Australia

Un dron transmite informacion sobre el estado de los cultivos y sensores controlan a distancia el peso del ganado: Australia apuesta por las tecnologias mas avanzadas en sus inmensas explotaciones agroganaderas.

Las contrariedades empujan a la innovacion. Aqui es durisimo ser agricultor: la sequia es una preocupacion constante y en Australia todo es gigantesco, explica David Lamb, jefe de un equipo de investigacion sobre agricultura de precision en la Universidad de Nueva Inglaterra, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur (este)

En un pais con clima mas previsible, quizas no haya tantas necesidades, confirma Michael Robertson, director del departamento de agricultura de la Organizacion australiana de Investigacion Cientifica e Industrial (CSIRO).

Ademas, necesitamos cada vez mas tecnologia, porque cada vez hay menos personal en las grandes explotaciones de miles de hectareas, prosigue.

Ya a nadie le suena raro oir hablar de Big Data agricola o de agricultura inteligente. La agricultura de precision ya existia antes de los años 2000, pero adquirio una nueva dimension con la irrupcion de la interconexion digital de objetos de uso cotidiano, el internet de las cosas.

Es un sector incipiente, pero en plena efervescencia en Australia, bajo el empuje de la investigacion y de la creacion de start-up.

Los agricultores muestran con orgullo en las redes sociales las fotos de sus campos sacadas desde los drones.

Asi pueden ubicar a los animales en las grandes propiedades, detectar enfermedades en parcelas de acceso dificil y controlar la irrigacion, explica Michael Robertson.

Ros Harvey creo la start-up The Yield (el rendimiento), de apoyo a los criadores de ostras para hacer frente a las restricciones de actividad que se les impone despues de periodos de lluvia.

Cuando llueve, las bacterias de la costa se deslizan hacia el agua y las autoridades ordenan el cierre de los parques de ostricultura, por razones sanitarias. Eso tiene un coste de 34 millones de dolares anuales para el sector, explica la empresaria.

Pero ahora, los sensores analizan en el acto la calidad del agua, lo cual permite reducir en un 30% el cierre de los criaderos, asegura Ros Harvey.

El internet de las cosas tambien permite el pastoreo a distancia, realizando economias importantes, explica David Lamb.

Uno de esos dispositivos permite pesar automaticamente al animal cuando va al abrevadero () y encaminarlo hacia el corral que le corresponde segun su peso.

Pero tenemos un problema: la conexion a internet y a la red de operadores, en un pais donde el solo el 30% del territorio tiene cobertura de telefonia movil. Y sin conexion, por definicion, no hay internet de las cosas, prosigue.

El gobierno australiano lanzo en 2010 el mayor proyecto de infraestructuras de la historia del pais, el National Broadband Network (NBN), que permitira a la casi totalidad de los habitantes de esta isla-continente de conectarse a la red en 2020. La obra requiere una inversion estimada de 50.000 millones de dolares.

La conexion a internet en todo el pais es esencial para el futuro de la agricultura, destaca David Lamb. En Australia hay 135.000 explotaciones agricolas, y todas deberian poder convertirse en campos inteligentes, agrega.

Un satelite australiano fue lanzado recientemente desde la base de Kourou, en la Guayana Francesa, para ofrecer el acceso a la banda ancha a regiones remotas del pais.

El satelite fue bautizado con el nombre de Sky Muster por una niña que vive en una lejana hacienda del territorio del Norte. Muster, en Australia, significa juntar al ganado.

FUENTE: eluniverso.com

universidadagricola.com

Artículos Relacionados