El azufre aumenta la produccion de los cultivos hasta en un 20%

Tras cuatro años de investigacion por parte de tecnicos del Centro Tecnologico Agrario y Agroalimentario (Itagra), la practica y la experimentacion han confirmado la teoria de que el azufre corrige el PH del suelo para rebajarlo y lograr una mejor asimilacion de diferentes oligoelementos por parte de los cultivos. Esta mejora en la asimilacion de las plantas de elementos como nitrogeno, fosforo, calcio o magnesio conlleva un incremento de la produccion que oscila entre un 5 y un 20%.

Manuel Calvo, responsable de la Unidad de Agronomia de este centro de investigacion ubicado en pleno Campus universitario de Palencia, añade que el azufre no solo incrementa la produccion, sino que su aplicacion en la agricultura tambien conllevaria un abaratamiento en los costes ya que se supondria una reduccion de abonos y fertilizantes de entre un 20 y un 40%.

Valorizacion y conversion de azufre elemental en fertilizante de alto rendimiento es el nombre que recibe este proyecto en el que esta inmerso el Itagra desde hace cuatro años contratado por la compañia Repsol, que de esta manera trata de buscar un uso a un residuo para el que no tiene salida. Calvo puntualiza que el uso de azufre en agricultura no seria como fertilizante sino como una enmienda, ya que con su distribucion en los campos de cultivo cada cuatro o cinco años seria suficiente para lograr los efectos deseados y rebajar el uso de abonos.

Aunque el proyecto arranco con financiacion de los fondos del programa Feder-Interconecta, en estos momentos es la multinacional energetica y petroquimica española la que asume todos los costes. Las primeras pruebas para buscar un uso agricola al azufre comenzaron hace varios años en el centro tecnologico de la compañia en Mostoles (Madrid) para despues pasar el proyecto al Itagra. Diferentes ensayos en invernaderos y en el campo con varios formatos y distintos cultivos llevados a cabo por el Centro Tecnologico Agrario y Agroalimentario ya han arrojado resultados mas que satisfactorios.

Calvo explica que de los tres formatos posibles con los que se esta ensayando, polvo, prill (tamaño lenteja) y bentonita (tipo arcilla), el primero tiene un efecto muy rapido al reducir de forma inmediata el PH del suelo pero tambien muy corto en el tiempo. El polvo, ademas, tiene la dificultad añadida, la de su distribucion, al provocar una nube toxica.

Los formatos mas interesantes, añade, son prill y bentonita con efectos sobre el suelo a mas largo plazo que pueden alcanzar hasta los cinco años. Su distribucion es tambien mas sencilla y tras pruebas con diferente maquinaria facilitada por varias empresas con presencia en Palencia ya se ha comprobado que el azufre en estos formatos puede ser repartido en el campo con los mismos equipos que los que se utilizan para los abonos y fertilizantes.

En cuanto a los cultivos, los trabajos se iniciaron con trigo en invernadero en una finca particular de Autillo de Campos de un agricultor colaborador. El azufre se distribuyo en 2012 y luego se sembro con el cereal. Se comprobo como se disgregaban las particulas y se tomaron muestras de biomasa y del grano cosechado para someterlos a analisis quimicios. Se llevo tambien al laboratorio la harinera resultante y se estudio el suelo tanto al inicio del ensayo como durante y al finalizar. Posteriormente, se procedio a realizar las mismas pruebas en el campo al aire libre donde se constato la incidencia de la climatologia sobre los efectos del azufre, especialmente el grado de humedad.

El Centro de Formacion Agraria Viñalta, propiedad de la Junta de Castilla y Leon, es otro de los puntos de ensayo en campos demostrativos de este proyecto donde se estan llevado a cabo investigaciones con alfalfa en cada uno de los formatos, en trigo y en los años sucesivos se empezara a trabajar con colza y cebada.

Manuel Calvo afirma que el principal condicionante para la eficacia del azufre es el agua puesto que su incidencia en la produccion varia dependiendo del grado de humedad aplicado en cada campaña. «El factor limitante es el agua», afirma, por lo que se han llevado a cabo ensayos con diferentes dosis de agua hasta provocar estres hidrico en la planta y conocer asi las incidencias en la produccion final, la calidad del cultivo, la asimilacion de elementos y disponibilidad de nutrientresen el suelo.

No obstante, asegura que su aplicacion supone una mejoria en la asimilacion de los oligoelementos de la planta y que abarataria los costes por abonos y fertilizantes que suponen una parte importante del desembolso que tienen que hacer los agricultores.

Aunque no se ha llevado a cabo ningun ensayo, el responsable del Itagra afirma que con toda seguridad el incremento en la produccion sera mayor en cultivos hortofruticolas como el tomate. Tambien confia en los resultados que tendria su aplicacion en la vid por lo que tambien junto a Repsol y otros organismos han presentado un proyecto al programa Retos Investigacion del Ministerio de Economia y Competitividad que no ha sido en la ultima convocatoria aprobado. Explica que los viñedos sufren clorisis ferrica porque no hay una buena absorcion del hierro que se podria favorecer a traves de los cambios ionicos que produce el azufre en el suelo y lograr asi una mayor calidad en la vendimia.

FUENTE: diariopalentino.es

universidadagricola.com

Artículos Relacionados