El Cafe: Un biocombustible avanzado?

Ahora es posible utilizar residuos molidos de cafe para obtener biodiesel. Un joven britanico pone en marcha una planta en Londres que transformara el poso de la bebida en biocombustibles o pellets a bajo coste y donde tratara 30.000 toneladas anuales.

Despues del agua, el cafe es posiblemente la bebida mas consumida en el mundo. Se calcula que cada dia se toman en todo el planeta 1.400 millones de tazas. Segun la Organizacion Internacional del Cafe (ICO), en el periodo 2000-2009 la demanda mundial registro un incremento anual del 2,6%, pasando de un promedio de 104 a 132 millones de sacos de 60 kilos.

En 2013 se cosecharon 145.194 toneladas de este cultivo que prospera solo entre los tropicos de Cancer y Capricornio. Brasil, con 49.152, es el principal productor y exportador mundial. Pero muy poca gente acertaria el nombre del pais que le sigue en la lista: se trata de Vietnam, que genero otras 27.500. Indonesia y Colombia ocupan los siguientes puestos del ranking. Entre los cuatro producen el 60% del cafe mundial.

Pese a tratarse de un producto generado principalmente en America del Sur, Asia y Africa, el consumo se concentra en Europa y Norteamerica. Con datos de 2012, quienes mas cafe consumen son los finlandeses (12 kilogramos por persona al año), seguidos de los noruegos (10), los suecos (8,4) y los holandeses (8,2). Los italianos, pese a su fama de grandes sibaritas del cafe, se quedan en 5,9 kilos, menos que en Alemania (6,4). España ocupa el puesto 19, con 4,5. Estados Unidos le sigue inmediatamente despues (4,1). El pais productor que mas consume per capita es Brasil, con 5,6 kilos por persona y año.

El cafe es la segunda materia prima que genera mayor volumen de negocio del mundo. Solo lo supera el petroleo. El mercado mundial –controlado por un puñado de multinacionales, pese a que el 80% de la produccion procede de pequeños agricultores– alcanzo en 2011 un volumen de unos 57.000 millones de euros, y las exportaciones proporcionaron a los paises productores (donde unos 100 millones de personas viven de su cultivo) la cifra de 19.000 millones en divisas.

La sostenibilidad del cultivo y la injusta distribucion de la riqueza que genera son los grandes problemas ambientales y sociales a afrontar: en 2010 solo habia 329 organizaciones de productores de cafe certificadas de comercio justo, que representan a mas de medio millon de caficultores en 28 paises y que ese año vendieron 103.000 toneladas por 18,7 millones de euros.

Extraccion mediante hexano

A la vista de las cifras reseñadas, resulta evidente que el volumen de residuos resultante de la infusion de nuestros cafes mañaneros es de magnitudes colosales. Solamente en Londres se generan 200.000 toneladas cada año. Una infima parte se destina al compostaje (todos hemos visto a nuestras madres y abuelas verter los posos en sus macetas). El resto acaba en los vertederos, cuando, como casi todos los residuos, es una riqueza aprovechable. Arthur Kay le ha encontrado una utilidad insospechada.

Este joven emprendedor londinense (tiene solo 23 años, y monto el proyecto a los 14 meses de dejar la universidad, donde estudio arquitectura) ha descubierto como convertir los posos en “biocombustibles avanzados”. Y a ello se dedica su compañia Bio Bean (coffee bean significa grano de cafe en ingles) que recogera el cafe molido en cafeterias y fabricas de produccion para convertirlo en biofuel o en pellets para calderas de biomasa “altamente calorificos y 100% neutrales en carbono” ademas de “baratos y producidos localmente”. Su iniciativa ha ganado el medio millon de euros del prestigioso premio Green Challenge, ademas de otros galardones y subvenciones.

Con estos recursos economicos, Kay, distinguido como Innovador Emergente por la Fundacion Ellen MacArthur, como Lider de Londres por el alcalde Boris Johnson y como “el empresario mas innovador del Reino Unido por Shell, preve procesar en una planta en Edmonton, al norte de Londres, operativa en breve, unas 30.000 toneladas de poso anuales, que convertira en combustibles verdes generadores de negocio (preve una produccion de 1,3 millones de litros de biofuel y 1,2 millones de toneladas de pellets a un coste un 10% inferior al del mercado).

Y, a la vez contribuira a reducir costes a las empresas que generan los posos (calcula que gestionarlos les cuesta 67 millones de euros al año) y evitar la emision a la atmosfera de grandes cantidades de metano, dioxido y monoxido de carbono (los generados por los combustibles fosiles sustituidos y los que producirian estos residuos organicos en los vertederos). Los productos obtenidos se venderan a empresas londinenses para alimentar sistemas de calefaccion, de produccion industrial o de transporte.

Tras secar los posos, y a traves de un sencillo proceso bioquimico que ya han patentado Kay y su joven equipo de ingenieros, basado en la extraccion mediante hexano (un disolvente 100% reutilizable, que se usa en España en la extraccion del ultimo aceite de orujo de la oliva), se separa el aceite que contiene el cafe (del 15 al 20% de su volumen) del resto del residuo. El 80-85% restante se prensa y se convierte en pellets. El aceite obtenido deviene combustible liquido mediante un proceso de transesterificacion. Falta saber si el agradable aroma del cafe recien hecho emanara de las calderas y motores que utilicen estos combustibles innovadores.

FUENTE: foodnewslatam.com

universidadagricola.com

Artículos Relacionados