El control de malezas

Es cierto que todos los agricultores cultivan los campos hasta cierto punto, pero la mayoría podrían aumentar los rendimientos significativamente si hicieran un trabajo más completo y más oportuno. Un ensayo de la Universidad de Illinois (University of Illinois, E.E.U.U.) mostró que sólo una planta del bledo rojo en cada metro de la hilera redujo los rendimientos del maíz por 440 kg/ha. Cuando las malas hierbas tienen sólo unas pulgadas de tamaño, ya han afectado los rendimientos. Las malezas afectan a las plantas en varias formas:

• Hacen competencia con el cultivo por el agua, el sol, y los nutritivos.
• Amparan a los insectos, y algunas son hospedantes de enfermedades (especialmente las virases).
• Las infestaciones grandes de malezas pueden interferir con la cosecha por máquina.
• Unas malas hierbas como la Estriga (“la grama del norte”) son parásitos y causan que el cultivo se amarillente, se marchite, y pierda la fortaleza.

La habilidad competitiva relativa de los cultivos de referencia: Los cultivos que comienzan su crecimiento lentamente, como los cacahuetes, el mijo, y el sorgo, no pueden hacer competencia con los hierbajos durante las primeras semanas del crecimiento. Los cultivos de crecimiento bajo como los cacahuetes, las judías enanas, y las arvejas de vaca enanas, por otra parte, son bastante efectivas en la supresión del crecimiento de malezas cuando llegan a suficiente altura para sombrear los espacios entre hileras. A pesar de ésto, los hierbajos altos que no fueron controlados adecuadamente al principio pueden ganarse a estos cultivos “bajos” si se les permite continuar a crecer.

Algunos Datos Importantes Sobre las Malas Hierbas

Las malezas de hojas caducas contra las hierbas

Las malezas de hojas caducas tienen hojas anchas (grandes u ovaladas) con venas que forman un diseño como de plumas.

Los hierbajos (malezas de tipo de hierbas) son hierbas verdaderas y tienen hojas largas y estrechas con venas paralelas. Unas cuantas malezas como el coquito (cebolleta) no pertenecen a ninguna de estas categorías, sino que son juncias, todas las cuales tienen tallos triangulares. Algunos herbicidas químicos son más efectivos sobre las malezas de hojas caducas, mientras otros sirven mejor para controlar los hierbajos.

La Manera en que las Malea Hierbas se Reproducen y se Riegan:

Las Plantas Anuales contra las Vivaces

Las malezas anuales viven sólo un año y se reproducen por medio de semillas; son las más comunes en la mayoría de los campos. En los trópicos, las anuales pueden vivir más de un año si hay suficientes lluvias. La mayor parte de las malezas anuales producen una gran cantidad de semillas, algunas de las cuales no germinan hasta años después. Cuando los suelos se mueven con una azada, una grada, o un escardadera para matar las malezas, una cosecha de ellas se destruye, pero aún más semillas de malas hierbas son movidas a la superficie donde pueden germinar.

Las malas hierbas anuales se deben controlar antes de que produzcan semillas. Aún así, la erradicación completa de las anuales no es posible porque la mayoría de los campos contienen millones de las semillas no-germinadas y el abastecimiento crece continuamente con más semillas introducidas por el viento, el agua, los animales, el estiércol, y las semillas contaminadas de los cultivos.

Las malezas vivaces viven más de dos años. La gran parte producen semillas, pero también se propagan por medio de tallos enredaderas encima del suelo (los estolones) y tallos enredaderos subterráneos (las rizomas). El azadonar o la cultivación mecánica puede ayudar a regarlos por todo el campo. Muchos herbicidas matan sólo el crecimiento sobre el suelo, y frecuentemente hay suficiente alimentos en las partes subterráneas para continuar la propagación.

Como Identificar Las Malas Hierbas

Cuando las malezas se están controlando con el azadonar o la cultivación mecánica, la identificación específica no es importante. Pero cuando se está usando el control químico el agricultor y el extensionista deberían tener una buena idea de cuales malezas especificas están presentes, puesto que los herbicidas no producen un efecto de amplio espectro. (Vea la bibliografía para fuentes de información adicional sobre la identificación de las malezas.)

El Bledo Rodo (Amaranthus retroflexus)

Un ejemplo de una maleza anual de hojas caducas; se reproduce por semilla.

La Cebolleta (Cyperus esculentus)

Un ejemplo de una mala hierba de tipo Juncia. Los tallos principales de las Juncias son triangulares. Este tipo en particular reproduce or semilla y por “nueces” subterráneas que brotan plantas nuevas.

La hierba Bermuda, el zacate Bermuda (Cynodon dactylon)

Un ejemplo de una maleza vivaz tipo hierba; la reproducción es por medio de corredores al nivel del suelo que se llaman estolones y también por medio de semillas.

Los Métodos del Control de Malezas

La Quemadura

Cuando los terrenos son limpiados por quemadura, las malezas anuales son matadas Junto con las semillas que están cerca de la superficie. En contraste, la quemadura no mata las semillas de las malezas o las partes reproductivas de las malezas vivaces si están más profundas que 4-5 cm. Además, como el matorral es Juntado en cambas o amontonado antes de quemarlo, la gran parte del suelo no es afectado por el fuego. Algunas hierbas vivaces tropicales como el pasto Guinea (Panicum máximum) y la hierba torcida (Imperata cylindrica) efectivamente son estimuladas por el fuego a restablecer un crecimiento más denso. Por otra parte, las malezas pueden ser un problema menos grande bajo la agricultura migratoria porque el suelo no es arado y las semillas de las malas hierbas no son movidas al superficie.

La cobertura orgánica

El cubrir del suelo con una capa de 5-10 cm de residuos de cultivos, malezas muertas, o hierba puede crear un control de malezas muy efectivo y proveer varios otros beneficios:

• Se reduce la erosión en suelos inclinados .
• La pérdida del agua del suelo por la evaporación y el desagüe es reducida.
• En las áreas muy calientes, las temperaturas del suelo son rebajadas a un nivel más beneficioso al crecimiento de los cultivos.
• La materia orgánica es añadida al suelo.

En los ensayos conducidos por el IIAT en Nigeria, el uso de coberturas aumentó los rendimientos del maíz por 23-45 por ciento y redujo la cantidad de mano de obra necesaria para la cultivación manual, lo cual forma el 50-70 por ciento de las horas requeridas para el cultivo del maíz en esa área.

El Sombreado (El Principio de los Cultivos en Hileras)

La siembra de los cultivos en hileras facilita el control manual de malezas, pero también hace posible la cultivación mecánica con equipos de tracción animal o de tractor. Además, las hileras permiten que el cultivo haga mejor competencia de sombra contra las malezas.

La Labranza con Azada y Machete

El control de malezas con enseres de mano es un método efectivo si hay suficiente mano de obra. Es común que los agricultores que usan este método se atrasen en esta labor y que los rendimientos sufran.

La Labranza con Equipo de Tracción Animal y Tractor

Las gradas de discos, las cultivadoras (escardaderas), y las gradas de dientes pueden proveer un control de malezas pre-siembra excelente. Las gradas de dientes también se pueden usar para controlar las malas hierbas sin daño al cultivo hasta que el cultivo llegue a una altura de 7.510 cm.

Las escardaderas de tracción animal y tractor se pueden usar desde que el cultivo tenga unos centímetros de altura. Son más rápidas que el control manual, y un modelo de una-hilera de tracción animal puede cubrir 3-4 ha/diarios con facilidad, si las hileras no son muy estrechas. También se pueden ajustar para que tiren el suelo dentro de la hilera para cubrir y matar las pequeñas malezas. Sin embargo, si son operadas muy profundamente o muy cerca a la hilera, pueden podar las raíces (cortar las raíces de los cultivos entre las hileras).

Los herbicidas

Los herbicidas pueden reducir la labor de los agricultores y permitir la cultivación de más terrenos. También evitan la podación de las raíces, la compactación (apisonamiento) del suelo, y la reducción de la población que es causada por los enseres de mano o los equipos mecánicos. En varios casos, los herbicidas como el atrazina han resultado competitivos con la mano de obra en la producción del maíz en los países en desarrollo. El IIAT está desarrollando métodos mejorados para el uso de las herbicidas por el pequeño agricultor como las formas granulares y las aspersoras de muy bajo volumen.

Los herbicidas tienen unas desventajas definitivas que se deben considerar en el caso de los pequeños agricultores:

• Son menos seguros que los enseres manuales o mecánicos y la mayoría requieren la aplicación cuidadosa y exacta. Esto lo pueden hacer los pequeños agricultores usando aspersoras de espalda, pero requiere un poco de entrenamiento.

• El control de malezas Jamás es completo. La mayoría de los herbicidas no son de amplio espectro, y es importante analizar las especies locales antes de escoger un herbicida.

• La mayoría de los herbicidas aplicados al suelo requieren lluvias dentro de una semana de la aplicación para que se cuele el químico a la zona de la germinación de las semillas de las malezas. Otros necesitan invertirse dentro del suelo inmediatamente con un grada de discos o una fresadora agrícola.

• La aplicación incorrecta puede dañar el cultivo.

• Casi todos los herbicidas son interdichos para el uso con cultivos intercalados con los cereales y las leguminosas por el peligro de daños a los cultivos. Estos productos son específicos al cultivo tanto como específicos a la maleza.

• Sin el entrenamiento y las precauciones adecuados, los agricultores pueden arriesgar sus personas y el medio ambiente por las aplicaciones incorrectas o el manejo descuidado de estos químicos tóxicos.

Pautas para el Control No-Químico de Malezas en los Cultivos de Referencia

El Control de Malezas Antes de la Siembra

El control exitoso de las malas hierbas comienza con la siembra del cultivo en un semillero libre de malezas emergidas y no-emergidas. Esto quiere decir que cuando está sembrando en tierra labrada (y no bajo el sistema migratorio de cortar y quemar), el campo debe ser labrado en alguna forma, (por ejemplo, la aradura, el gradar, el azadonar, etc.) lo más cerca posible a la siembra. Esto le da a las plantas semilleros una “ventaja” sobre las malezas futuras que es especialmente importante bajo dos condiciones:

• Las plantas de crecimiento tardío como el sorgo, el mijo y el cacahuete: Estas son muy susceptibles a la competición de las malezas tempraneras.

• La dependencia sobre la labranza mecánica llevada por animal o tractor: La única forma en que estas cultivadoras pueden controlar las malas hierbas es de tirarles tierra encima y cubrirlas. Para hacer esto hay que esperar hasta que el cultivo esté suficientemente alto (usualmente más de 5 cm) para que no quede igualmente cubierto. El problema es que a la hora en que se pueden usar estas máquinas las malas hierbas que estaban ya presentes o listas para emerger cuando se sembró pueden ya haber crecido suficientemente altas para escapar el cubierto.

El gradar frecuentemente antes de la siembra hace poco para reducir la población potencial de malezas y puede aumentar el apisonamiento del suelo y destruir el surco por apurar la pérdida de la materia orgánica.

Como Usar una Grada de Espigas (Grada de Dientes) Sobre las Plantas Semilleras Emergentes o Jóvenes

Si grandes números de malas hierbas emergen al mismo tiempo que el cultivo, y no hay suficiente mano de obra para una cultivación manual o la que hay es muy costosa, la mejor solución es una labranza de poca profundidad por toda la superficie (incluyendo las mismas hileras) con una grada de espigas (grada de dientes). Este método es mejor adaptado a los cultivos sembrados por lo menos a 40-50 cm de profundidad y se pueden usar a cualquier tiempo entre dos o tres días después de la siembra hasta que el cultivo llegue a 7.5-10 cm de altura. Los cacahuetes y los frijoles, con sus tallos quebradizos, tienen más tendencia a dañarse que el maíz y el sorgo, si no se toman las precauciones detalladas en lo siguiente. El mijo con frecuencia es sembrado a un nivel demasiado superficial para tolerar este método.

Las pautas para usar la grada de dientes para esta clase de labranza son:

• Las malas hierbas deben estar apenas emergiendo o todavía muy pequeñas.

• Si el suelo está muy húmedo y el tiempo nublado, el hierbajo puede ser transplantado en vez de matado.

• Se debe pasar la grada sólo a suficiente profundidad para descuajar las pequeñas plantas semilleros de las malas hierbas.

• Los frijoles y los cacahuetes se dañan más fácilmente cuando acaban de emerger y todavía tienen la curva (el doblado) en el tallo.

• La probabilidad de daños es menos si la grada se usa por las tardes cuando las plantas están menos turgentes (duras) y quebradizas.

• Hay que cuidar que el animal de carga o las ruedas del tractor no corran por encima de la hilera.

El uso de la grada de dientes una o dos veces en esta manera con frecuencia puede eliminar la necesidad de las labranzas futuras más difíciles. El uso de la grada de dientes antes de la emergencia de la planta también es útil para romper los suelos encrustados que pueden hacer la emergencia difícil. (Para más información sobre la grada de dientes, vea el manual del Cuerpo de Paz/Oficina para la Colección y el Intercambio de Información, Animal Traction.)

Una escardadera de tracción animal

Una escardadera de tracción animal. El ancho se puede ajustar moviendo la parte superior

Guías para las Escardaderas de Tracción Animal y Tractor:

Las escardaderas de tracción animal son manufacturadas en modelos de una hilera que cuestan entre US$100-$200. Valen la inversión porque permiten la escardadura mucho más oportuna y más rápida que los enseres de mano. Una cultivadora de una hilera puede limpiar fácilmente 2-3 hectáreas diarias de los cultivos de hileras anchas como el maíz, el mijo, y el sorgo. Los modelos de tracción animal son disponibles como unidades de un uso o de múltiples-usos con enseres para arar, formar caballones y escardar.

Las escardaderas de tractor usualmente consisten de una barra para aperos de labranza al cual se añaden las hastas. Los equipos de dos hileras, cuatro hileras, seis hileras y ocho hileras son los más comunes. Es importante acordarse que estos equipos de hileras múltiples requieren el
espaciamiento uniforme de las hileras para evitar daños a los cultivos.

Las Palas y los Rastrillos de las Escardaderas: Ambos las escardaderas de tracción animal y las de tractor usan rastrillos y palas prendidas a las hastas para hacer el escardamiento. Las siguientes son unas consideraciones importantes:

• Las palas requieren una penetración más profunda del suelo para el control efectivo de malezas y tiran más tierra que la mayoría de los rastrillos. Esto quiere decir que en el caso del uso de tractores, las palas no se pueden usar ni tan cerca al cultivo ni tan rápido como los rastrillos.

• Los rastrillos son disponibles en anchos hasta 50 cm. Pero al agricultor le resulta mas beneficioso tener dos o más rastrillos menos anchos o una combinación de rastrillos y palas para cubrir un espacio entre-hileras. Esto permite el control de malezas más efectivo y más preciso de lo que es posible con sólo un rastrillo ancho. Los rastrillos anchos también son más susceptibles al quebramiento.

Unas Guías Generales para el Control de Malezas con Escardaderas de Hileras

1. Una seña clara de la podación de las raíces es la acumulación de raíces en las hastas de la escardadera. Para evitar la podación seria de las raíces del sembrado, las palas y los rastrillos se deben usar lo menos profundo y lo más lejos de la hielra del cultivo que sea practico. La profundidad y el espaciamiento ideal varían con el tamaño del cultivo y el ancho de la hilera. Por ejemplo, cuando el maíz está de 20 cm de altura, se puede escardar hasta 10-15 cm de los tallos. Pero cuando el cultivo llega a 75 cm de altura, el escardamiento tan profundo podaría la mayoría del sistema radical. La profundidad máxima debe ser entre 5.0-7.5 cm en esta etapa del crecimiento. Los rastrillos se pueden usar a niveles más superficiales y a distancias más cerca a la hilera que las palas y hacen un buen escardamiento sin donar las raíces.

2. Los rastrillos se deben ajustar para operar a lo plano con las puntas a un ángulo un poco hacia abajo. Cuando el punto está en el suelo, las puntas exteriores de las alas deben quedar 30-60 cm arriba del suelo.

3. Las malas hierbas se deben matar lo más pronto posible para evitar perdidas en rendimientos y para permitir el control más efectivo, especialmente de las malezas dentro de la hilera.

4. Las aplicaciones laterales del nitrógeno se deberían hacer inmediatamente antes de la escardadura, así el abono puede ser introducido al suelo para prevenir las pérdidas por desagüe o por conversion al gas amoníaco (un problema con el urea).

5. El escardamiento es más efectivo cuando la superficie del suelo está seca; la tierra mojada ayuda a mantener vivas las malezas parcialmente descuajadas.

Una escardadera de tractor

Una escardadera de tractor escardando frijoles. Este modelo es montado en el centro, lo cual le permite al agricultor ver la operación del escardamiento sin tornarse. Note las dos hastas exteriores en la barra posterior que ayudan a desmoronizar el suelo apisonado por las llantas del tractor.

6. La escardadera debe estar ajustada para que tire suficiente tierra dentro de la hilera de la siembra para cubrir las malezas pequeñas sin cubrir el cultivo. NO TIRE TIERRA DENTRO DE LAS HILERAS DE LOS CACAHUETES.

7. El escardamiento innecesario puede dañar el cultivo. El fin del escardamiento es el control de las malas hierbas, aunque a veces sirve para romper la encrustación del suelo que interfiere con la absorción de agua. El escardamiento excesivo lastima las plantas y las raíces, es una pérdida de tiempo y trabajo, y aumenta el apisonamiento (compactación) del suelo y las pérdidas del humus o mantillo.

Diferentes tipos de palas de escardadera; note que algunas tienen puntos de dos caras.

Diferentes clases de rastrillos. Vienen de varios anchos. La altura de la corona del rastrillo determina cuanto tierra tira. Los medio-rastrillos se usan al lado del cultivo para ayudar a evitar danos.

Guías para el Escardamiento de los Cultivos de Referencia

EL MAIZ Y EL SORGO: En muchas regiones, estos dos cultivos con frecuencia son “aporcados” durante los escardamientos sucesivos para proveer mejor drenaje y ayudar a evitar el vuelco.

LOS FRIJOLES: El tirar de tierra dentro de la hilera del sembrado no sólo controla las pequenas malezas y provee mejor drenaje (bueno para el control de las pudriciones de las raíces), sino que también fomenta el crecimiento de raíces secundarias. Esto es especialmente beneficioso en casos en donde el sistema radical principal ha sido dañado por las pudriciones. No escarde los frijoles mientras las hadas están mudadas puesto que ésto aumenta las enfermedades foliares como los añublos y el antracnosis.

LOS CACAHUETESNo se debe tirar tierra dentro de la hilera del cultivo, especialmente cuando las plantas están Jóvenes. Esta práctica daña los tallos y entierra algunas de las ramas, lo cual aumenta la susceptibilidad de la planta al añublo sureño (Sclerotium rolfsii) y también interfiere con el desarrollo normal de las ramas. Si el control tempranero de malezas es adecuado, no habrá necesidad de tirar tierra dentro de la hilera más tarde en la estación.

La cultivación “en plano” evita la echada de tierra en el surco. El secreto de la cultivación en plano es el control tempranero para prevenir que las melazas en la hilera se apoderen. La mayoría de los agricultores en los E.E.U.U. usan los herbicidas para el control inicial durante las palmeras seis a ocho semanas. Si usa las escardaderas de tractor, el agricultor debe usar rastrillos de “alta-velocidad” que tienen una corona baja y no tiran tanta tierra. Los rastrillos anchos permiten que las hastas de la escardadera queden a gran distancia de la hilera puesto que éstas también tiran gran cantidad de tierra.

El escardamiento se debe parar cuando las espigas comienzan a alargarse, alrededor de ocho semanas después de la emergencia de la planta. La escardadura durante esta etapa puede donar las espigas y ayudar a diseminar el virus de rosetas, un problema serlo en Africa. En esta etapa las plántalas deben tener suficiente tamaño para competir con las malezas.

Una Nota Special sobre la Estriga

La estriga (“grama del norte”) es una maleza anual parásita que invade las raíces de las plantas de la familia gramínea (el sorgo, el maíz, el mijo) y puede causar pérdidas serias. Hay varias especies en Africa, India, Asta Sureste, Australia, y el sureste de los E.E.U.U. En Africa Occidental, las variedades mejoradas del sorgo a voces son fuertemente atacadas. Las variedades mejoradas del maíz son un poco menos susceptibles pero las variedades locales tienen mejor resistencia. La variedad Gero del mijo usualmente escapa los daños puesto que es cosechada durante la estación pluvial cuando las semillas de la estriga están latentes. Los mijos de tipo Maiwa, que maduran más tarde son más susceptibles al ataque por la estriga.

Las semillas de la estriga son estimuladas a germinar por la humedad y los Jugos de la planta (las excreciones de las raíces) de los tubérculos o de las gramíneas hospedantes y emergen a la superficie dentro de uno o dos meses. La floración ocurre tres o cuatro semanas más tarde, y las semillas maduran dentro de 30 días adicionales. Una sola planta puede producir medio millón de semillas las cuales son diseminadas fácilmente por el viento, el agua, y las herramientas. Los cultivos con frecuencia son dañados antes de la emergencia de la maleza, y los ataques severos causan el achaparramiento, el amarillamiento y la marchitez.

Recomendaciones para el Control de la Estriga

• La escardadura manual provee un control parcial; algunos herbicidas dan buen control, y se ha desarrollado un producto foliar que se puede aplicar con una pistola de agua barata.

• La alta fertilidad ayuda a las plantas a resistir los ataques, y los criadores de plantas están investigando la resistencia de las variedades.

• Se debería hacer un esfuerzo para prevenir el movimiento de las semillas de la estriga de los campos infestados a los limpios.

• Todos los cultivos se deben mantener libres de hierbajos que son hospedantes para la estriga.

• Se deberían cultivar sembrados de “entrapamiento” de cereales o hierbas para estimular la germinación de la estriga la cual luego es enterrada antes de que las plantas hayan producido semillas.

Pautas para el Uso de Herbicidas en los Cultivos de Referencia

En algunas partes del tercer mundo, hay una escasez critica de mano de obra al tiempo de la escardadura. Los herbicidas pueden ser económicos para los pequeños agricultores bajo estas condiciones. En Centroamérica, el uso de herbicidas por el pequeño agricultor se ha vuelto común en varios distritos. El control químico de malezas es una práctica del manejo sofisticada, aunque la mayoría de los agricultores que están usando las herbicidas necesitan más entrenamiento sobre los métodos correctos de aplicación.

La Manera en que los Herbicidas Matan a las Malezas

Algunos herbicidas como el Glyfosato matan las malezas sólo si son pulverizados sobre las hojas. Otros como la Simazina no sirven para controlar las malezas ya emergidas, pero tienen que ser aplicadas al mismo suelo donde las malezas absorben el químico por las raíces mientras germinan. Algunos herbicidas como el Atrazine son efectivos con ambos metodos.

Como Escoger los Herbicidas

Para escoger un herbicida apropiado hay que considerar los tipos de malezas que están presentes y la tolerancia del sembrado a los químicos.

La Selectividad Contra Malezas: Algunos herbicidas controlan las malezas de tipo de hierbas con mejor eficacia, ótros son más efectivos para controlar las malezas anuales que las vivaces. Es importante acordarse que los herbicidas individuales jámas proveen un espectro amplio de control de malezas y que hay que tomar en cuenta las especies específicas antes de considerar un producto para el control.

La Tolerancia del Cultivo: Cada cultivo puede tolerar ciertos herbicidas, pero al mismo tiempo sufrir daños severos o morir bajo el efecto de ótros. Por ejemplo el Atrazine mata la mayoría de los hierbajos anuales y las malezas de hojas caducas (de hojas anchas) de los cultivos de maíz, sorgo, y mijo sin lastimar el cultivo. El herbicida 2,4-D también se puede rociar directamente sobre el maíz, el sorgo, el mijo y otros cultivos de la familia gramínea para controlar las malezas caducas sin dañar los cultivos (sí ocurren daños cuando se aplican en demasiado cantidad o a la etapa incorrecta del crecimiento). Por otra parte, el Glyfosato no muestra selectividad y mata todas las plantas con que tiene contacto.

La Terminología Importante Sobre los Herbicidas

Los herbicidas de contacto matan sólo las partes de la planta que reciben el contacto directo de la aspersión. Hay muy poca translocación (movimiento) a otras partes de la planta. Los herbicidas de contacto pueden ser de tipo selectivo o no-selectivo. El Glyfosato es un herbicida de contacto no-selectivo que mata el crecimiento foliar de todas las malezas y siembras. El Propanil es un herbicida de contacto selectivo que controla muchas malas hierbas y malezas caducas en el arroz sin danos al cultivo (se puede pulverizar sobre las plantas del arroz).

Los herbicidas sistemáticos (sistémicos) son asbsorbidos por medio de las hadas (menos por medio de las raíces) y son translocados por toda la planta. Los sistemáticos son especialmente útiles para matar las malezas vivaces, aunque se pueden necesitar varias aplicaciones. Muchos otros herbicidas como el Atrazine tiene un modo de actuar parcialmente sistemático.

El Cálculo y el Método de Aplicación de los Herbicidas

La etiqueta del herbicida particular indica alguno de los tres modos de aplicación que se pueden usar:

• Pre-siembra: Antes de que el cultivo es sembrado. La mayoría de los herbicidas de pre-siembra necesitan ser trabajados dentro de la capa superior del suelo a 2.5-10 cm con una grada de discos o una fresadora agrícola.

• Pre-emergencia: Después de la siembra del cultivo, pero antes de que las plántalas o las malezas hayan emergido.

• PostemergenciaDespués de emergencia del cultivo y las malezas, usualmente antes de que las malezas lleguen a una altura de 2.5-5.0 cm.

Las aplicaciones por esparcimiento son regadas por todo el campo. Las aplicaciones en banda son colocadas en una tira o banda estrecha (entre 30-40 cm de ancho) en el centro de la hilera del cultivo. Este método le ahorra dinero al agricultor porque usa menos herbicida, pero requiere la escardadura del área entre hileras donde el herbicida no es aplicado.

Una Descripción de la Dosificación de los Herbicidas

Las recomendaciones para la dosificación normalmente se dan en términos de libras/acre o kg/ha del ingrediente activo1 lo cual refiere al químico de 100 por ciento de pureza. Sin embargo, cada herbicida con frecuencia es disponible en varias formas (por ejemplo, polvos para emulsión, líquidas, o granulados) que varían en su concentración. Es la responsabilidad del agricultor o el extensionista de determinar la cantidad del producto específico que se necesita para satisfacer la recomendación de la dósis. Esto es semejante al cálculo de requerimientos de abonos. Por ejemplo, se necesita 3.75 kg/ha de Gesaprim en forma de polvo de emulsión de 80 por ciento para suplir 3 kg de ingrediente activo por hectárea (80 por ciento x=3 kg. x=3.75 kg.)

1Para algunos herbicidas el porcentaje de ingredientes activo se expresa como el “equivalente de ácido”.

La Seguridad de los Herbicidas

Afortunadamente, la mayoría de los herbicidas son relativamente seguros, pero hay unas excepciones:

• El Paraquat tiene una toxicidad oral sumamente alta, y aun una cantidad pequeña y diluida puede ser fatal. El Paraquat es inactivado por la arcilla o el carbón activo, los cuales se deben administrar por boca (mezclado con agua) si ocurre la ingestión.

• Los dinitrophenoles (DNBP, Dinoseb, Basanite) tienen una alta toxicidad oral y también muestran una absorbencia dérmica (se pueden absorber por la piel).

• Defectos de nacimiento causados por los herbicidas de tipo 2, 4-D se han asociado con fallas en el proceso manufacturero que producen dioxinas (sustancias que raramente están presentes bajo los procesos manufactureros actuales).

Por estas razones, no se recomienda que estos herbicidas se usen sin instrucciones anteriores sobre el manejo explicadas por un profesional capacitado.

Las mismas pautas generales de la sección B. sobre los insecticidas son aplicables a los herbicidas. Con la excepción de los herbicidas mencionados aquí, casi todos son de Clase 4 en su toxicidad relativa (los menos peligrosos).

Los Factores que Afectan la Eficacia de los Herbicidas

• La selección del producto: El producto tiene que ser apropiado al cultivo y a las especies de malezas.

• La materia orgánica y el contenido de arcilla del suelo: Las tasas de la mayoría de los herbicidas de aplicación terrestre dependen mucho sobre el contenido de arcilla y de materia orgánica del suelo. La cantidad de herbicida que se necesita sube en relación al contenido de arcilla y materia orgánica. Algunos herbicidas de aplicación directa al cultivo pueden causar daños a las plantas bajo condiciones de suelos arenosos.

• La lluvia: La mayoría de herbicidas de pre-emergencia requiren lluvias moderadas dentro de unos días después de la aplicación para mover el químico a la zona de la germinación de las semillas de las malezas. Sin el efecto de las lluvias se necesita introducir el químico dentro del suelo con una labranza poco profunda.

• El tamaño de la semilla: Las aplicaciones de tipo post-emergencia de muchos herbicidas no matan las malezas más altas que 2.5 cm, pero ótros controlan las malezas más grandes.

• La precisión de la aplicación: La gran parte de los herbicidas necesitan aplicarse en dosificaciones bastante precisas. Esto requiere la calibración del pulverizador para determinar la cantidad de agua que se necesita para cubrir el campo y la cantidad del herbicida que debe ser añadida a cada tanque. Cuando está pulverizando en las áreas pequeñas, el agricultor puede usar una cucharada por galón o un cc por litro, pero ésto es la excepción. La aplicación debería ser uniforme para evitar el daño a los cultivos o la sobrevivencia de grupos de malezas.

Pautas Generales para la Aplicación de los Herbicidas

• LEA Y COMPRENDA LA ETIQUETA!

• No pulverize en los días ventosos. El esparcimiento del químico o sus vapores pueden dañar otros cultivos vecinos que son susceptibles.

• Evite la pulverización cuando la temperatura se sube a más de 32°. Las temperaturas altas aumentan la volatilidad (vaporización) y también pueden reducir la efectividad del herbicida.

• Cuando esté usando las fórmulas en polvo emulsificable, asegúrese de agitar el tanque del pulverizador para mantener el polvo en suspensión durante la aplicación.

• Nunca use un herbicida sobre un cultivo para el cual no ha sido recomendado.

• No queme los envases de los herbicidas. La acción fumigativa puede causar daños a los cultivos susceptibles.

El Remanente de los Herbicidas

Algunos herbicidas demoran mucho en descomponerse en el suelo y pueden dañar los cultivos sucesivos. Es probable que los residuos causen problemas con esos cultivos para los cuales el producto no es recomendado. Afortunadamente, los residuos son menos problemáticos en los trópicos donde las temperaturas altas favorecen la descomposición más rápida de los químicos.

Los residuos del Atrazina demoran entre dos y ocho meses antes de desaparecer, y la mayoría de los cultivos de hadas caducas pueden ser dañados si son sembrados dentro de este periodo. Los herbicidas Simazina, Diurón, y Difenamid pueden quedar dentro del suelo aún más largo. La gran parte de los otros herbicidas demoran entre unas semanas y dos meses. La etiqueta debe indicar el tiempo residual.

La Aplicación de Herbicidas con un Pulverizador de Mochila

Unos pocos herbicidas no requieren una dosis muy grande y se pueden aplicar fácilmente con aspersoras de espalda. Sin embargo, la gran parte de los herbicidas requieren un nivel de precisión que es difícil de lograr con estos pulverizadores sin precauciones detalladas.

Para evitar la aplicación de demasiado herbicida, lo cual pierde dinero y puede lastimar el cultivo, o de muy poco, lo cual hace que la pulverización sea inefectiva, es necesario calibrar la aspersora (vea el Apéndice K).

Una vez que haya calibrado la aspersora, el agricultor tiene que mantener la misma presión constante y el mismo ritmo en caminar que se use en el proceso de la calibración.

La selección de las boquillas es importante. Las boquillas de abanico se deben usar para hacer aplicaciones de pre-emergencia y post-emergencia al suelo y a las malezas pequeñasLas boquillas cónicas son mejores para pulverizar las malezas más grandes, porque ofrecen una cobertura más completa que los de abanico cuando se usan sobre el follaje. No se deben usar para las aplicaciones esparcidas terrestres sobre las malezas pequeñas porque las direcciones circulares no se recubren (cruzan) adecuadamente. Si dos o más boquillas de cono son montadas sobre un aguilón de pulverización, las direcciónes recubridas del rocío se retuercen. El volumen de agua de 250-300 l/ha es adecuado mientras las malezas son pequeñas y es una aplicación de sólo la superfecie del suelo.

Las malezas más grandes requieren hasta 500-600 1/ha cuando se necesita una cobertura uniforme. La aspersora se debe agitar periódicamente para mantener los polvos en emulsión.

Los Mejoramientos en los Pulverizadores Manuales

• Los pulverizadores manuales de poco-volumen: Hay un modelo manual muy efectivo que usa pilas de linterna desarrollado por el IIAT. Se llama el aplicador de gotas controladas y está disonado específicamente para la aplicación de herbicidas. Su boquilla especial produce gotas muy finas que permiten la cobertura adecuada con sólo 20 litros de agua por hectárea. Una boquilla cubre un área de un metro, lo cual permite que se pulverize una hectárea dentro de ocho horas manteniendo una velocidad de 0.5 metros/segundo. Esto es un adelanto sobre las aspersoras de espalda en términos de los requerimientos de volumen de agua y de tiempo. El aplicador de gotas controladas es muy ligero y contiene sólo 2.5 litros de emulsión pulverizadora. La calibración también está simplificada, porque la pulverización es constante y sólo hay que considerar la rapidez del caminado. Este pulverizador de aplicación en gotas controladas actualmente es manufacturado por dos compañías:

• El “HERBIE” por Micron Sprayers Ltd., Bromyard, Herfordshire, ENGLAND HR7 4HU. Este modelo usa ocho pilas (sirven para cinco hectáreas de pulverización).

• El modelo “HANDY” por Ciba-Geigy AG, CH 4000, Basle 7, SWITZERLAND. Usa cinco baterías de lintel.

El precio del aplicador de gotas controlados es la media parte del aplicador de mochila (espalda). Sin embargo, el de gotas no es adaptable para la aplicación de la mayoría de los insecticidas y fungicidas.

Un aguilón pulverizador para las esparsoras de mochila: Para reducir los requerimientos de mano de obra para la pulverización por máquina de espaldas, un brazo simple y efectivo puede ser construido para que dos a cinco boquillas de pulverización se usen Juntas. Si sólo se usan dos boquillas, se puede usar extensiones “T” que son disponibles comercialmente para muchos de los modelos. Los brazos o aguilones más grandes se pueden construir colocando las boquillas a lo largo de un tubo de poco diámetro y conectándolas con mangaras de plástico de alta-presión. Si las boquillas de abanico con un ángulo de rocío de 80 grados se usan y se colocan a 50 cm de distancia sobre el brazo, se puede lograr una cobertura uniforme si el aguilón se lleva a una altura de 50 cm. (Esto provee entre tres y cuatro dedos de cruzado entre las direcciones de las pulverizaciones. Como se ve en la ilustración siguiente, estos aguilones grandes son muy difíciles para ser usados por un sólo hombre.

Un enser de aguilón para los pulverizadores de espalda (gracias al IRRI). Entre 4-6 boquillas se pueden usar para la aplicación de poco volumen y con muchos herbicidas de pre- y post-emergencia.

La Aplicación de los Herbicidas con los Aguilones de Pulverización de Tractor

Los aguilones pulverizadores de tractor pueden cubrir hasta seis u ocho hileras a la vez y tienen las boquillas espaciadas a cada 40-50 cm. Se pueden usar en las pequeñas explotaciones agrícolas como parte de un esfuerzo cooperativo. Aquí siguen unas pautas:

1. Presiones de pulverización bajas (30/40 libras/pulgada cuadrada) es la recomendación corriente para los herbicidas. Las presiones más altas disminuyen el tamaño de las gotas, retuercen la dirección del rocío, y causan el acarreo.

2. Para la selección de boquillas siga las pautas enumeradas en la sección sobre pulverizadores de espalda. Los puntos de latón, aluminio, y plástico son los más baratos. Por otra parte, con el uso de los polvos para emulsiones se desgastan mucho más rápido que los puntos de metales más duros .

3. Si la descarga por boquilla es muy baja, cambie a un tamaño más grande, o conduzca menos rápido. El aumento de presión no es la mejor manera de aumentar el volumen de la aspersión. La presión se tendría que aumentar cuatro veces para doblar la producción.

4. Cuando está esparciendo los herbicidas sobre el suelo o las malezas muy pequeñas, la altura del brazo pulverizador (aguilón) se debe ajustar para dar entre tres y cuatro dedos de sobreposiciónentre las direcciones del rocío. Las boquillas de abanico son disponibles con diferentes ángulos de pulverización como 65°, 73°, y 80°. Cuando el ángulo es más ancho, el aguilón puede operar más cerca al suelo y rendir el cruzado necesario. Esto es una gran ventaja durante los días de viento.

5. No se debe usar boquillas de diferentes tamaños o ángulos en el mismo aguilón.

6. Los cuadros de rendimiento y calibración del manufacturero no son seguros. La descarga de la boquilla puede ser afectada significativamente por el desgaste, y los marcadores de presión y los taquímetros de los tractores varían en precisión.

7. Las formulaciones de polvos emulsificables necesitan agitación constante para quedar en suspensión. Los agitadores mecánicos o hidráulicos son muy necesarios para los pulverizadores de tractor.

8. El tractor tiene que ser conducido a una velocidad constante durante la pulverización para que no se afecte la descarga. Una fluctuación de sólo 1-2 km/hora puede aumentar o disminuir la dosis por un tercio.

9. La velocidad del tractor tiene que ser ajustada según las condiciones del terreno. El movimiento excesivo del aguilón causa una cobertura desigual. El tractor no debería ser conducido a más de 8 km/hora.

10. Es muy importante guardar que no se tapen las boquillas durante la operación de la pulverización.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados