El peligro ecologico de la agricultura

Varios estudios denuncian el alto impacto del actual modelo agricola en el deterioro de los recursos naturales, el cambio climatico o el aumento de la pobreza.

El mundo se debera enfrentar a disturbios sociales y desastres medioambientales si la agricultura no se reforma radicalmente. Asi lo asegura un informe presentado recientemente y auspiciado por el Banco Mundial y las Naciones Unidas. Por su parte, Greenpeace detallaba hace unos meses en otro estudio los negativos efectos del actual modelo agricola sobre el cambio climatico.

La Evaluacion Internacional de las Ciencias y Tecnologias Agricolas para el Desarrollo (IAASTD), una iniciativa adoptada por el Banco Mundial y la Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion (FAO), ha dado a conocer un informe que repasa el estado de la agricultura en el mundo, y se detiene en aspectos como los biocombustibles, los organismos geneticamente modificados (OGM), o el cambio climatico.

El estudio, en que han participado durante tres años 400 cientificos internacionales, expertos institucionales y representantes de la sociedad civil y el sector privado, afirma que si se continua con la tendencia actual de produccion y distribucion agricola, se agotaran nuestros recursos y se pondra en peligro el futuro de nuestros hijos.

Los responsables del estudio reconocen que el desarrollo de la agricultura moderna ha mejorado considerablemente la productividad en los ultimos cincuenta años, pero sus beneficios se han repartido de forma muy desigual. Ademas, aseveran, ese progreso ha ocasionado un costo social y ambiental considerable.

El aumento global de los precios de alimentos basicos se encuentra tambien entre las graves consecuencias de este modelo de produccion, segun el informe, lo que podria significar que haya paises que no puedan asumirlos. Por ejemplo, desde marzo de 2007 los precios de la soja y el trigo han aumentado respectivamente en un 87% y 130%, mientras que las reservas mundiales de cereales estan bajo minimos. Asimismo, alertan, se preven mayores subidas en los precios del arroz, el maiz y el trigo.

Por ello, los expertos de este estudio recomiendan que la agricultura combine estrategias de productividad con la proteccion de los recursos naturales y con las practicas agroecologicas. En este sentido, se aconseja utilizar abonos naturales y semillas tradicionales, intensificar los procesos naturales, o acercar mas la produccion agricola y los consumidores a los que va destinada.

Asimismo, el informe analiza las consecuencias de la agricultura moderna por regiones del planeta. Asi, asegura que en Africa del Norte y Asia Central y Occidental la biodiversidad agricola esta desapareciendo y podrian sufrir escasez de recursos hidricos en los años venideros; en Asia Meridional y Oriental y el Pacifico la contaminacion debido al nitrogeno se va a agravar y el agua disponible se reducira dos tercios dentro de una decada; en America Latina y el Caribe la pobreza afecta al 37% de la poblacion a pesar del aumento de la productividad agricola, y la importacion de productos alimentarios ha creado una dependencia del exterior, trastornando al mismo tiempo la produccion local; en el Africa Subsahariana la escasez de agua en el 80% de las tierras cultivadas o la disminucion de la diversidad genetica representan tambien serios problemas.

Impacto en el cambio climatico

Greenpeace presentaba a principios de año un informe en el que detallaba los efectos directos e indirectos de la agricultura sobre el cambio climatico. Su responsable, Pete Smith, profesor de Ciencias Biologicas de la Universidad escocesa de Aberdeen, subraya el enorme potencial del modelo intensivo actual para convertirse en uno de los mayores productores de gases de efecto invernadero (GEI).

En este sentido, el informe explica que el uso masivo de fertilizantes, la deforestacion y destruccion de ecosistemas para la obtencion de nuevas tierras, la degradacion de los suelos y el modelo de ganaderia intensiva provocan entre 8.000 y 16.000 millones de toneladas de emisiones de CO2 (entre el 17% y 32% de todas las producidas por el ser humano). Por su parte, la ganaderia, a la que tambien va destinada buena parte de la produccion alimentaria agricola, produce grandes cantidades de metano, un GEI mas potente que el CO2.

El estudio ofrece tambien soluciones para reducir este impacto ambiental, como la generalizacion de practicas agrarias sostenibles que fijan carbono en el suelo, la reduccion del uso de fertilizantes o la disminucion del consumo de carne y derivados animales en los paises desarrollados.

Como afecta la agricultura al medio ambiente

El profesor de Poblacion, Ecologia y Ambiente de la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra en San Sebastian (Tecnun) Luis Echarri explica que la agricultura siempre ha supuesto un impacto ambiental fuerte, solo que el actual modelo ha multiplicado estos efectos.

En este sentido, este experto detalla hasta siete tipos de impactos ambientales de la agricultura moderna: erosion del suelo, salinizacion y anegamiento de suelos muy irrigados, uso excesivo de fertilizantes y plaguicidas, agotamiento de acuiferos, perdida de diversidad genetica, deforestacion y consumo de combustibles fosiles y liberacion de gases invernadero.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados