El potasio en los sustratos de cultivos hidropónicos y ecológicos dentro de los invernaderos tropicales

Autor: Ing. Fernando Hernández

El potasio es uno de los elementos esenciales mas importantes para el cultivo de plantas aprovechadas por los frutos, en sustratos inertes como la concha de coco este nutriente debe ser incorporado a través del fertirriego, en los sustratos orgánicos debe considerarse el aporte que hace el sustrato en su proceso de mineralización y en los cultivos ecológicos se presenta un gran problema a resolver dadas las altas tasas de absorción de este nutriente.

El potasio y las plantas:

El potasio ayuda a producir frutos grandes de pimentón

El potasio es uno de los elementos esenciales para las plantas dado que sin potasio la planta no puede desarrollarse completamente, el potasio es considerado además un macronutriente, motivado a que son importantes las cantidades de potasio que necesitan los cultivos, en especial los cultivos aprovechados por sus frutos, como el tomate, que puede requerir en un invernadero con una buena cosecha de 600 a 1000 Kg/Ha. de potasio, lo cual representa tres o cuatro veces mas que el nitrógeno o el calcio que son los nutrientes que le siguen en importancia.

El potasio ayuda a los tallos herbáceos a ser mas firmes y a las lechugas a ser mas crujientes, pero su aspecto mas importante es en la mejora del tamaño, sabor y firmeza de los frutos como el tomate, el pimentón, el melón, el pepino, etc.

Existen otras implicaciones mas técnicas como la apretura y cierre de estomas que no consideraremos en este documento para no complicar mucho un artículo que está dirigido a productores agrícolas.

El potasio dentro de los invernaderos y los sustratos:

Dependiendo del sustrato que se utilice el comportamiento del potasio será diferente, si el cultivo es en tierra o el sustrato contiene tierra dentro de sus constituyentes, existe la posibilidad de almacenar potasio en las zonas de intercambio catiónico de las partículas de suelo, sin embargo la norma es que el sustrato sea inerte como el aserrín de coco, la arena silicea o la turba, en estos casos el contenido de potasio será la que posea la solución de agua que contenga dicho sustrato.

Si el sustrato es orgánico existe la posibilidad de retener potasio quelatado por las sustancias húmicas o por la misma materia orgánica que crea cargas eléctricas que pueden atraer al potasio que tiene carga positiva.

Además existe potasio dentro de la materia orgánica sin mineralizar formando parte de las estructuras no descompuestas del sustrato original, este potasio no será disponible para la planta hasta que no ocurra la mineralización. Finalmente existe potasio dentro de las células de los microorganismos como hongos y bacterias que se desarrollan dentro del sustrato orgánico que tampoco serán disponibles para las plantas hasta que estos microorganismos mueran, se descompongan y se mineralicen.

Como en los invernaderos no cae agua de lluvia, el sustrato pierde potasio sólo por dos vías, una es el consumo de la planta que es lo que deseamos y la otra en el agua de drenaje que se produce por riegos excesivos, esta última perdida es indeseable dado que es una pérdida económica de abono no aprovechado por las plantas y dichas aguas cargadas de potasio son un contaminante del medio ambiente, recomendamos leer el artículo sobre el impacto ambiental de los invernaderos. En todo caso recomendamos hacer los riegos necesarios para el desarrollo de las plantas y reducir al mínimo el agua de drenaje.

Fertilización con potasio en sustratos dentro de invernaderos.

Los fertilizantes que contienen potasio usados en invernaderos son sustancias puras como el nitrato de potasio, el sulfato de potasio, el cloruro de potasio y el fosfato monopotásico principalmente, también se puede usar donde exista disponibilidad, el silicato de potasio que además de aportar potasio provee las ventajas del uso del silicio que discutiremos en otro artículo. También se pueden usar fertilizantes producidos por casas comerciales con formulas 13-40-13, 18-18-18 y 15-5-30 que poseen 13%, 18% y 30% de potasio que es el tercer número de la fórmula, recomendamos leer el artículo sobre nutrientes y fertilizantes para profundizar en el tema.

Las sustancias puras tienen como característica que son altamente solubles en agua y aportan además de potasio otros nutrientes como el nitrógeno, el azufre, el cloro y el fósforo respectivamente, sin embargo existen unos límites al uso de estos nutrientes.

El nitrato de potasio es una excelente fuente de potasio, pero hay que estar atentos de no traspasar los requerimientos de nitrógeno del cultivo, es de destacar que el calcio es un nutriente que se aporta en fertirrigación casi exclusivamente con nitrato de calcio, si los requerimientos de calcio del cultivo son elevados, entonces usaremos una gran cantidad de nitrato de calcio que por su contenido de nitrógeno puede cubrir los requerimientos de nitrógeno de la planta, no dejando espacio para aplicar nitrato de potasio, dado que nos pasaríamos de nitrógeno y se vería afectado el desarrollo de la planta, recomendamos leer el artículo sobre el nitrógeno en los sustratos, para profundizar en este tema. En nuestro programa de asistencia técnica conseguimos un cliente que tenía un problema de exceso de nitrógeno por usar mucho nitrato de calcio y nitrato de potasio al mismo tiempo.

La solución al problema anterior es usar otra fuente de potasio como el sulfato de potasio o el cloruro de potasio con el cuidado que el sulfato puede acumularse en el sustrato requiriendo agua de drenaje para desplazarlo y que el cloro a pesar de ser un nutriente, es tóxico en exceso a muchos cultivos. Al usar estas fuentes de potasio es importante permitir ciertos niveles de drenaje para evacuar estas sustancias que pueden afectar al cultivo, esta agua de drenaje se puede usar para regar otro cultivo a campo abierto y así reducir el efecto contaminante.

El potasio y el agua de riego en los cultivos dentro de los invernaderos.

Como observamos anteriormente es importante colocar las cantidades precisas de potasio de acuerdo a los requerimientos del cultivo en cada una de las fases de desarrollo, colocar cantidades superiores redundará en incremento de la conductividad eléctrica y en la necesidad de hacer riegos de lavado con drenaje para sacar el exceso de sales, sólo le queremos decir que esas sales que desperdiciarán en el agua en exceso las pagaron ustedes cuando compraron los fertilizantes, que por cierto están carísimos.

Si la planta está absorbiendo mucho potasio la tendencia es a tener una conductividad eléctrica dentro del sustrato parecida a la del agua de riego, si se agrega mucho potasio o la planta no la está absorbiendo la conductividad eléctrica tenderá a subir.

En días soleados la absorción de potasio es alta, en días nublados la absorción de potasio se reduce y la conductividad eléctrica tiende a subir, si se abusa de los nebulizadores y se mantiene la hoja excesivamente húmeda la planta también reducirá el consumo de potasio, en nuestro programa de asistencia técnica observamos un caso de frutos pequeños asociados a un uso excesivo de los nebulizadores.

El potasio se absorbe de forma activa sin embargo sube por los conductos de la planta a través de la corriente transpiratoria, si la planta no consume agua, el potasio se quedará en las raíces y cesará el estimulo para hacer una absorción activa, cuando falta potasio en las raíces es que la misma decide buscar el potasio donde sea.

El potasio y el pH del sustrato.

Para que ocurra la absorción activa del potasio, las raíces deben estar en buen estado, recomendamos que el pH debe estar entre 5 y 6, hemos encontrado en nuestro programa de asistencia técnica cultivos con deficiencia de potasio sembrados en un sustrato de aserrín de coco que se corrigen sólo ajustando el pH del mismo.

Deficiencia de potasio en hoja de tomate

Otro aspecto a considerar es el efecto del potasio sobre el pH del sustrato, sucede que el potasio tiene carga positiva y cuando se absorbe un ión potasio+, la planta debe sacar un ión Hidrógeno+ para equilibrar el equilibrio eléctrico dentro de la raíz, esto produce que cuando la planta está necesitando mucho potasio como cuando muchos frutos están creciendo, el alto consumo de potasio induce una reducción del pH por la liberación de los iones hidrógeno+ que acidifican el sustrato.

Una solución al problema recién mencionado es usar nitrato de potasio que al absorber el nitrato-, la planta bota un ión hidróxido- que equilibra el ión hidrógeno+ que bota cuando absorbe un ión potasio+, sin embargo existe un límite por la relación nitrógeno-potasio que describimos en la parte superior de este artículo.

Si el problema no se puede resolver con nitrato de potasio, entonces habrá que utilizar algún hidróxido en el tanque C, que es el que se utiliza para corregir pH, estos hidróxidos pueden ser de sodio, de calcio o de potasio, la elección es por el costo y por la solubilidad.

Falta discutir las interacciones del potasio con el calcio y el magnesio pero este será tema de otro artículo.

El potasio y la agricultura orgánica

La agricultura orgánica contempla no usar fertilizantes químicos, esto crea una dificultad en los cultivos dentro de invernaderos, si el sustrato es tierra debe ocurrir la meteorización y mineralización de las partículas de tierra para que la planta pueda absorber el potasio, con cada cosecha se va parte del potasio y eventualmente los suelos se empobrecerán de potasio. Si la tierra es de origen volcánica como la de un amigo que nos escribe desde Guanacaste en Costa Rica la disminución del potasio será mas lenta dado que esos suelos son ricos en potasio, pero que a lo largo de los años ocurrirá por igual.

En el caso de sustratos orgánicos dependemos del contenido de potasio que contenga el sustrato y habrá que incorporar nuevas enmiendas para mantener la fertilidad de los suelos.

La rotación de cultivos es otra alternativa, los cultivos de hoja como la lechuga consumen menos potasio que los cultivos de frutos como el tomate, hacer esta rotación le da tiempo al suelo a mineralizar suficiente potasio para cuando se presente el cultivo de frutos. La disminución del potasio en el sustrato será mas lenta pero ocurrirá igual.

También queremos resaltar que el consumo de potasio no es constante a lo largo del ciclo del cultivo, cuando los frutos están en activo crecimiento la demanda de potasio es máxima y si el sustrato no aporta suficiente potasio los frutos quedarán pequeños y sin sabor, recomendamos leer el artículos sobre las fases de desarrollo de los cultivos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados