El precio de los commodities agrícolas: El resultado de la no diferenciación

Un commodity puede ser definido como un producto por el que existe una demanda en el mercado y que se comercializan sin diferenciación cualitativa aparente en operaciones de compra y venta.

Surgen de esta definición, dos aspectos fundamentales: Por un lado, que existe una demanda del bien, lo que quiere decir que tiene valor y, por el otro, el referido producto carece de diferenciación, lo que implica que al comprador le resulta igual comprar el producto proveniente de un país o de una empresa en particular, que el procedente de otro. De esta forma, como el consumidor o el comprador no tiene preferencia por un origen en particular, seleccionará aquel cuyo precio sea menor.

La afirmación anterior concuerda plenamente con el hecho de que los productores de commodities, son lo que en la economía se denominan «agentes precio aceptantes». Esto implica que el productor debe aceptar el precio que el mercado imponga, ya que si intenta vender por encima el precio de equilibrio del mercado, el comprador simplemente seleccionará un proveedor alternativo, pues para él es indiferente.

Resultado de imagen para commodities agricolas

De esta forma, el precio un commodity se determina en función de las condiciones de oferta y demanda del mercado, lo que implica que si el bien es escaso, aumentará de precio; mientras que  su precio tenderá a reducirse si el producto es abundante.

Un aspecto relevante de los planteamientos anteriores, es que en muchas ocasiones el precio que se establece en el mercado para este tipo de bienes, se encuentra por debajo de sus costos de producción; no teniendo el productor más opción que vender a ese precio, pues al tratarse de productos difícilmente almacenables (por ser perecederos), los obliga a la venta inmediata de los mismos, incluso en condiciones de pérdidas económicas.

La diferenciación y la formación de  los precios

Un análisis de los mercados reales permite verificar que, cuando el consumidor establece diferencias entre un producto y otro, sean estas diferencias reales o imaginarias, logran establecerse preferencias por ciertas marcas o por productos con ciertas procedencias.

Un ejemplo muy común es el de las aguas potabilizadas. Como se sabe, el agua es una de las moléculas más simples. Está formada, siempre, por dos átomos de hidrógeno y uno de oxigeno. Sin embargo, en los mercados existen numerosas marcas de agua potabilizada y, los consumidores generalmente establecen preferencias por una determinada marca.

Puede notarse que la diferencia entre los productos puede ser real o imaginaria, pero lo importante es que el consumidor «sienta» que esas diferencias existen. Y cuando eso sucede, la empresa que produce un determinado bien, tiene cierta «libertad» para establecer su precio, ya que el consumidor no siempre seleccionará el producto con el menor precio, ya que prefiere a alguno en lugar de otro. Se modifican de esta forma, las condiciones de la comercializacion agricola.

Así, la posibilidad de una empresa de establecer el precio de su producto, está relacionado en gran medida, con la capacidad que éste tenga de lograr diferenciarlo en la mente del consumidor.

De esta forma, el precio de los commodities, al ser productos no diferenciados, depende de las condiciones de la oferta y de la demanda.

Los mercados de commodities agrícolas

Es conveniente señalar que la comercializacion de commodities se realizan en dos tipos de mercados. Por un lado, el de los mercados de contado conocido como spot y, por el otro,  el de los mercados futuros.

En el mercado spot, se realiza la compra-venta de mercancías o materias primas (commodities) mediante una transacción de mercado denominada al contado y con el precio acordado (precio spot) y donde el intercambio de productos se realiza en el presente.

En el mercado futura, la comercializacion se realiza sobre la base de productos que estarán disponibles en fechas futuras, no realizándose el intercambio de los mismos en el presente. Ejemplo de este tipo de mercados, son las bolsas de materias primas agrícolas.

Clasificación de los commodities agrícolas

Basicamente existen tres tipos de mercados de commodities:

Granos: Soya, Trigo, Maíz, Avena, Cebada.

Softs: Algodón, Jugo de Naranja, Café, Azúcar, Cacao.

Carnes: Ganado Bovino Vivo, Ganado Porcino Vivo, Manteca, Leche.

 

A manera de conclusión:

Si eres el propietario de una empresa agricola o agroalimentaria, es conveniente que logres poner  adecuada atención a la forma en que se realiza la comercialización de tus productos.

En todo caso, si quieres salir de los efectos perversos que produce la no diferenciación en la formación del precio de tus productos, debes buscar la manera de lograr diferenciarte en la mente de tus consumidores, logrando de esta forma, mejorar parte de tu proceso de comercialización.

 

Por: Ricardo Castillo López

Ing. Agrónomo. MSc en Desarrollo Rural. Doctor en Ciencias Agrícolas

universidadagricola.com