Estrategias para luchar frente al estres por calor en cerdas reproductoras

Una temperatura excesivamente alta ocasiona un verdadero estres termico en la cerda, debido a su incapacidad de adaptacion a esta nueva situacion, por contar con menos mecanismos de defensa que otras especies, siendo estos, principalmente, comportamentales.

Resultado de imagen para estres por calor en cerdas reproductoras

Se conoce con el nombre de zona de neutralidad termica aquellos limites de la temperatura ambiente (12 y 25º C, temperatura critica inferior (TCI) y temperatura critica superior (TCS), respectivamente) entre los cuales la cerda lleva a cabo pequeños cambios en la produccion de calor (mediante ajustes fisiologicos, cambios comportamentales o mediante jadeo o aumento de la tasa respiratoria), pero sin experimentar grandes cambios metabolicos.

Dentro de esta zona, existe a su vez un segmento de temperaturas (16-20º C) donde el confort es maximo, en donde la cerda es capaz de manifestar su maxima productividad de acuerdo a su potencial genetico. Dentro de esta zona de confort el 75% de la perdida de calor corresponde a “calor sensible”.

Conforme la temperatura ambiente se va acercando a la TCS se incrementa la tasa respiratoria y los cambios comportamentales. Si se supera el limite de TCS, la cerda disminuye los procesos metabolicos (disminuye la ingesta voluntaria en las cerdas lactantes por cada grado que exceda la temperatura por encima de la temperatura critica de evaporacion (23º C) reduce el consumo de pienso en 150-170 g/dia-), para intentar rebajar la produccion de calor metabolico. Todo ello provoca una disminucion de los rendimientos productivos, toda vez, que hay tambien un aumento del gasto energetico en la disipacion del exceso de calor. Con todos estos ajustes la cerda intentar mantener constante su temperatura fisiologica.

Resultado de imagen para estres por calor en cerdas reproductoras

Esta es una circunstancia bastante frecuente en las explotaciones porcinas en las epocas de calor, afectando a los rendimientos  de las  cerdas reproductoras: disminucion de la fertilidad, presencia de mayor numero de celos silenciosos, aumento del intervalo destete-cubricion fertil, disminucion de la prolificidad, aumento de las reabsorciones embrionarias, aumento de la tasa de abortos, aumento de las repeticiones regulares e irregulares, menor peso de los lechones al nacimiento, menor produccion de leche, menor ganancia media diaria de los lechones durante la lactancia, menor peso al destete de los lechones, etc.

Imagen relacionada

Ello es particularmente grave en el caso de las cerdas lactantes, las cuales ya de por si presentan una ingesta voluntaria menor a sus necesidades para la produccion lactea (produccion media de 10 litros de leche a partir de la 2ª semana post-parto), de manera que si ese consumo voluntario se ve reducido aun mas por efecto del calor, la cerda debera hacer uso, en gran medida, de sus reservas corporales para no comprometer el crecimiento de su camada (Cuadro 1).

Esta disminucion de peso a lo largo de la lactacion puede originar el “sindrome de la cerda delgada” en el momento del destete, lo que ocasionara un alargamiento del intervalo destete-cubricion fertil y una disminucion de la fertilidad; como consecuencia de una menor sintesis de hormonas esteroides a lo largo de la lactacion.

La influencia del calor sobre el intervalo destete-estro es mas acusada en cerdas primiparas que en multiparas, al tener las primeras una menor capacidad estomacal y estar todavia en las ultimas fases del crecimiento.

Debido a este estres termico las explotaciones de reproductoras no consiguen alcanzar su maximo rendimiento durante los meses de verano, sobre todo en aquellas regiones mas calurosas. De ahi que sea necesario desarrollar una serie de medidas preventivas y adoptar una serie de soluciones para luchar frente a las altas temperaturas, de forma que la cerda coma mas, o al menos, que aproveche mas lo que come; lo cual sera beneficioso tanto para el crecimiento de la camada como para la productividad del siguiente ciclo reproductivo.

Medidas preventivas contra el estres termico

1.  Caracteristicas constructivas de la nave

La ubicacion de la nave − en una depresion o sobre una colina − y la orientacion de la misma, en relacion con el viento dominante y las horas de sol de la nave, son aspectos importantisimos a la hora de luchar contra las altas temperaturas en las epocas mas calurosas.

Por otra parte, la nave puede contar con aleros para evitar la entrada directa de los rayos solares; siempre y cuando, no perturben el movimiento del aire. La altura del techo debe ser la suficiente, para permitir al aire caliente moverse hacia arriba y lejos de las cerdas. Se recomienda, igualmente, un buen aislamiento del techo y de las paredes, ya que con ello se puede reducir la temperatura del aire en el interior de la nave hasta 3 grados. Pintando las superficies exteriores de blanco se puede rebajar el efecto de las radiaciones solares en un 30%.

El medio ambiente que rodea la explotacion, puede influir tambien sobre la temperatura del aire que entra en el edificio. Un anillo de hierba baja alrededor de la nave es recomendable porque disminuye la cantidad de luz reflejada, y, por lo tanto, la temperatura del aire que entra en la nave. Asi como, plantar arboles de hoja caduca alrededor de la nave que permitiran el paso de las radiaciones solares en invierno pero daran sombra en verano, absorbiendo las radiaciones.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados