Evita agrietamiento del fruto de tomate

El agrietamiento del fruto en tomates es uno de los factores que conduce a la perdida del rendimiento de la cosecha. El agrietamiento del fruto se ve afectado por varios factores, de los que algunos son ambientales, otros geneticos y otros estan vinculados a la forma de gestion. En numerosos casos es una combinacion de todos estos factores.

El agrietamiento puede ocurrir en etapas muy tempranas del cultivo, ya algunos dias despues de la aparicion del fruto. Puede ocurrir tanto en frutos verdes como en frutos maduros.

El agrietamiento puede aparecer en formas diversas: grietas radiales, grietas longitudinales, microgrietas, cara de gato  y extremos de florecimiento abiertos.

Uno de los principales periodos de sensibilidad al agrietamiento es durante la maduracion del primer racimo. Mas especificamente, en el trasplante a comienzos del verano, cuando la planta no esta equilibrada desde el punto de vista hormonal y esta cargada con frutos.

El factor principal que causa el agrietamiento es la humedad excesiva en le suelo, sea por riego o por precipitaciones pluviales.

Manejo de riego

El factor principal que causa el agrietamiento es la humedad excesiva en le suelo, sea por riego o por precipitaciones pluviales. Debido a la alta presion del agua desde el sistema radical, comienzan a aparecer grietas en los frutos.

Si al periodo humedo siguen dias secos, el problema del agrietamiento empeora. Entre mayor sea la amplitud de la humedad, mayor sera el riesgo de que aparezcan grietas. Algunas variedades son mas sensibles al agrietamiento que otras, basandose en sus antecedentes geneticos.

Manejo de luz

Otro factor que aumenta el agrietamiento, principalmente en frutos verdes, es una alta intensidad de la luz y temperaturas elevadas, particularmente cambios bruscos en la temperatura. El uso de redes para sombra de 25-35% puede reducir el agrietamiento durante la primavera y el verano. Al proteger los frutos, sobre todo los verdes, de la radiacion directa en la temporada estival podemos reducir el agrietamiento. Esto se logra limitando la poda de hojas.

Deshojamiento

Intente no recortar hojas hasta tanto los racimos no tengan por lo menos un fruto rojo, dejando por lo menos 14 hojas por planta durante el periodo caliente. Durante el trasplante, las plantas son muy sensibles al calor y deben recibir una proteccion adicional rociandolas con agua.

Cuando las temperaturas son elevadas, un rociamiento de 30 segundos cada media hora reducira el estres provocado por el calor y puede reducir los agrietamientos en el futuro.

Tambien es importante que las diferencias de temperaturas entre el dia y la noche se mantengan al minimo, ya que se trata de otro factor que puede aumentar el riesgo de agrietamientos.

Utilizacion de hormonas

Al utilizar hormonas para mejorar la aparicion del fruto, especialmente en periodos calientes, debemos asegurarnos que utilizamos bajos niveles de hormonas, ya que dosis excesivas pueden aumentar el riesgo de agrietamientos. Esto es particularmente cierto para el primer racimo.

En la temporada invernal, una humedad alta puede aumentar los agrietamientos en invernaderos. La presion del agua desde las raices no tiene hacia donde ir, pues la transpiracion de las hojas esta reducida por la alta humedad.

Una buena ventilacion del invernadero puede reducir la humedad, y asi reduce el agrietamiento.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados