Evita que se sobrecaliente tu invernadero

Para los productores de plantas de trasplante que cultivan todos los meses del año, el sombreo, el enfriamiento y la ventilación evitan que los invernaderos se sobrecalienten, lo cual crea un ambiente estresante para las plantas.
La estructura del invernadero es el punto de inicio para controlar el clima o para crear un clima que sea tolerable e ideal para las plantas.
Ventilación

Desde una perspectiva práctica, el primer paso para enfriar el invernadero es ventilarlo o intercambiar el calor capturado con aire fresco proveniente del exterior.
Por ejemplo, es necesario permitir que el viento extraiga el aire caliente, o instalar ventiladores en el invernadero para extraer el aire caliente.
Sombreo
Por lo general, cuando la capacidad de ventilación se ve limitada y se genera un clima estresante, se utiliza algún método adicional de enfriamiento dentro del invernadero. Lo más común es utilizar el sombreo para reducir la cantidad de radiación solar que llega al invernadero y a las plantas en sí.
También se puede utilizar la evaporación para enfriar el invernadero y en ciertos casos el aire acondicionado.
Por lo general, la meta es reducir la temperatura foliar en lugar de alcanzar una intensidad de luz específica. Por supuesto, hay algunas plantas que prefieren estar bajo sombra o bajo dosel vegetal y no soportan la luz demasiado intensa, acompañada del calor resultante.
Otro punto importante a considerar con el sombreo es que es mucho más eficiente para mantener el exceso de radiación fuera del invernadero, antes de que la radiación entre.
Dependiendo de las prioridades relacionadas con el clima y la economía del invernadero, se utilizan cortinas energéticas/sombreo de doble propósito; o se instala una cortina en el interior del invernadero; lo cual resulta menos costoso, porque la estructura del invernadero la protege.
Cuando se selecciona algún método de sombreo, la estrategia ideal es utilizar un sistema retráctil. De esta forma, se puede sombrear cuando hace demasiado calor y se deja de sombrear cuando las temperaturas demasiado elevadas no representan ningún problema, o cuando la luz disponible sea un factor limitante del crecimiento.
Si está utilizando un sistema fijo de sombreo, pintura para sombrear o gis, se estará reduciendo la luz disponible las 24 horas, o durante el período en el que se aplique ese sombreo.
Si la cantidad de luz es siempre excesiva, esta práctica no representa ningún problema; aunque de cualquier forma, este sistema no es el ideal, ya que puede haber ciertas horas en la mañana y en la tarde en las que la temperatura no sea un factor limitante y sea deseable tener tanta fotosíntesis como sea posible.
Al momento de seleccionar el material, es mucho mejor seleccionar materiales reflejantes en lugar de elegir materiales que absorben luz.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados