Evita Que Tus Orquídeas Pierdan Sus Hojas

Las hojas de las orquídeas constituyen un órgano de mucha importancia ya que en él se elaboran los alimentos que posteriormente utilizará toda tu orquídea para crecer, desarrollarse y finalmente florecer como tanto lo deseas.
Normalmente las hojas de las orquídeas tienen un color verde oscuro o pálido dependiendo de si el lugar donde están creciendo es muy iluminado o sombreado.
Al igual que en el caso de las raíces y los bulbos, es importante que prestes atención a los cuidados que necesitan las hojas de tus orquídeas para evitar lo peor: La Caída.

Vamos al grano:
Concretamente, ¿Cuáles son los cuidados que tienes que tener para evitar que se caigan las hojas de tus orquídeas?
Luz y Temperatura:
Evita que sean excesivas, pues eso las llevará a ponerse amarillas y a caerse irremediablemente.
El sol directo es capaz de quemar completamente las hojas de las orquídeas que no lo toleran. Averigua si tu orquídea soporta sol directo, antes de cambiarla a un sitio soleado, bastan 5 minutos de exposición al sol para que ocurra la quema. Es realmente terrible e irreversible: La Hoja Que Se Quema Por El Sol Se Pierde Completamente.
El Agua:
Si le aplicas mucha agua a tus orquídeas, y mantienes las hojas muy húmedas corres el riesgo de que se pudran por la acción de las bacterias. Por el contrario, si le das poca agua, las hojas comenzarán a sentirlo, se pondrán mustias, arrugadas y finalmente se caerán.
Las Plagas y las enfermedades:
Muchas plagas de las orquídeas atacan directamente a las hojas, haciendo que se caigan completamente, este es el caso de los ácaros, los gusanos y los hongos, entre otras plagas.
Evita por todos los medios que se enfermen pues aun y cuando las hojas no se caigan del todo, las manchas que le verás a tus orquídeas serán muy horribles y limitarán muchísimo los alimentos que esas hojas, así manchadas, puedan preparar para alimentar al resto de las partes de tu orquídea.
Cuando las hojas de tus orquídeas se ven afectadas por alguno de estos factores, las reacciones no se hacen esperar: a los pocos días o semana notarás el amarillamiento de algunas hojas, la caída prematura de ellas o unas manchas café o negras, según sea el caso.
Igualmente, no debes olvidar que si las raíces o los bulbos sufren daños, las hojas de tus orquídeas también lo demostrarán. Se pondrán amarillas y se caerán.
Ahora Bien:
Una vez más te recuerdo que las orquídeas son las plantas más evolucionadas que existen, una característica que lo demuestra fehacientemente es el hecho de que estas plantas no regeneran sus hojas y ¡pueden vivir si ellas!
Si, si… créeme, no es ninguna locura.
Las orquídeas pueden vivir sin sus hojas por ciertos períodos de tiempo, durante el cual utilizan las reservas que tienen sus bulbos, pseudobulbos o tallos para alimentarse.
Pero…
Tú y yo estamos claros de que, si bien las flores de las orquídeas es lo que más nos llama la atención, no es menos cierto que las hojas juegan un papel fundamental ya que complementan su vistosidad y nos permiten adornar con ellas cualquier espacio de nuestra casa o jardín.
Es cierto que las orquídeas pueden vivir sin hojas… de hecho hay muchas especies de orquídeas que pierden este órgano de forma natural en ciertas épocas del año. Esto, por ser natural, no va a ser un problema para su crecimiento y su floración y mucho menos para el adornar los espacios de tu casa, se verán hermosas, aún sin hojas.
Fíjate que he dicho …pierden este órgano de forma natural….
Es importante que esto lo tomes muy en cuenta porque una cosa es una pérdida natural y otra muy distinta la que se produce por cambios bruscos en el medio ambiente donde están creciendo tus orquídeas, o por la falta de los cuidados que ya has aprendido anteriormente, en esta lección.
Para que lo entiendas mejor…
Si no cuidas a tus orquídeas de la luz, la temperatura, la humedad, el riego y la nutrición que reciben, y si no las previenes de las plagas y las enfermedades que las atacan, es muy probable que tus orquídeas terminen por perder sus hojas completamente y de la peor forma.
Pero… el hecho no es que las pierdan porque ya te he dicho que las orquídeas, con su gran fuerza interna, logran sobrevivir a este incidente. El punto aquí es que:
1. Como la pérdida de las hojas no ha sido natural, es muy difícil que tu orquídea pueda verse bella en esas condiciones, obviamente no podrás adornar con ella ningún espacio de tu casa o jardín.
En pocas palabras, Tu orquídea se verá horrible.
2. Cuando las orquídeas pierden sus hojas tienden a hacer todo lo posible por perpetuarse, por lo que esta señal se convertirá en un disparador de la producción de hijos (verdaderos o aéreos) que definitivamente afearán bastante a tu orquídea y la limitarán mucho para volver a florecer.
Lo entiendes ahora?
Es verdad que las orquídeas toleran perder sus hojas, pero toma en cuenta, que si esto no ocurre de forma natural, tus orquídeas se verán obligadas a reaccionar para no morir:
Tenderán a Producir Hijos, No Flores…
Como ves, hasta aquí has aprendido y descubierto los cuidados básicos que requieren las hojas de las orquídeas. Siguiendo cada uno de ellos al pie de la letra, es casi imposible que tus orquídeas pierdan sus hojas abruptamente y sin motivo.
En la siguiente lección aprenderás los cuidados que necesita el órgano que mayor fama a dado a las Orquídeas: Las Flores.
Sígueme…continuemos en esta aventura de aprender juntos acerca de los cuidados que necesitan tus orquídeas.
Mantente atento a tu buzón de correo electrónico, porque mañana recibirás un mensaje con el enlace a la tercera lección de este e-curso para aprender a cuidar tus Orquídeas, haciendo que estallen por la belleza de sus flores y su follaje.

El Mundo de las Orquideas > Cuidado de las Orquideas > La Pérdida de Hojas de las Orquideas

universidadagricola.com

Artículos Relacionados