Fertilizar suelos agricolas con basura?

El uso de lodos de depuradoras y de residuos urbanos es seguro para fertilizar los suelos.

Asi lo señala la tesis doctoral de Carmen Teresa Bravo, de la Escuela de Agrarias de la UVa en Palencia, dirigida por la actual vicerrectora del Campus y que forma parte de un proyecto de investigacion financiado por la Junta de Castilla y Leon.

Una tesis realizada por Carmen Teresa Bravo Sanchez en la Escuela Tecnica Superior de Ingenierias Agrarias de Palencia ha demostrado que el empleo de dos biorresiduos producidos en gran cantidad como son los lodos de depuradora y los residuos solidos urbanos (basuras domesticas) para fertilizar los suelos es seguro siempre que esten tratados, preferiblemente compostados y se empleen de forma racional y prudente, cumpliendo con los requerimientos de la legislacion y calculando las dosis de empleo en funcion de las necesidades de la planta. Dicha tesis ha sido defendida por la doctoranda Carmen Teresa Bravo Sanchez con mencion internacional y ha obtenido la calificacion de sobresaliente cum laude.

Este trabajo ha servido como respuesta directa a las necesidades de la Consejeria de Medioambiente de la Junta de Castilla y Leon de estudiar el posible aprovechamiento agrario, medioambientalmente sostenible, de estos dos bioresiduos, de los que se decia contaminaban el suelo por la produccion de metales pesados. El proyecto de investigacion que ha dado lugar a esta tesis ha sido financiado por la Junta de Castilla y Leon y ha estado dirigida por la actual vicerrectora del Campus de Palencia, Mercedes Sanchez Bascones.

En la tesis doctoral se seleccionaron tres tipos diferentes de residuos tratados disponibles en los CTR de la Comunidad: lodos de depuradora deshidratados termicamente, compost de lodos de depuradora y compost de basuras domesticas. Estos se compararon con un tratamiento exclusivamente mineral y un tratamiento control sin ningun tipo de fertilizacion. La experiencia se llevo a cabo durante 7 años en dos parcelas (una de secano y otra de regadio) de la localidad palentina de Villamediana.

Los resultados obtenidos revelaron que ambos composts, tanto el de lodos de depuradora como el de basuras, proporcionan a la planta cantidad suficiente de nitrogeno, en ocasiones incluso por encima del abonado mineral, obteniendo cantidades superiores cuando se fertiliza con residuos organicos que las parcelas abonadas con fertilizante mineral, debido precisamente a que el nitrogeno organico presente en el compost se libera paulatinamente durante todo el ciclo de crecimiento de la planta, produciendo ademas una paulatina mejora de las propiedades del suelo.

En numerosas ocasiones se habla del peligro de contaminacion del suelo por metales pesados cuando se utilizan estos biorresiduos, sin embargo la practica durante estos años ha demostrado que la fertilizacion con residuos tratados, especialmente compostados, en cantidades pequeñas y sobretodo controladas, produce minimos incrementos de metales pesados en el suelo ni en las plantas a lo largo de su ciclo de crecimiento y tampoco en el grano, indica la reciente doctora Carmen Teresa Bravo.

En las parcelas abonadas con fertilizante mineral el analisis de planta detecto cantidades anormalmente grandes, al inicio del crecimiento, comparado con el resto de parcelas lo cual fue debido al contenido en este metal de los superfosfatos comerciales.

Universidad de Valladolid

universidadagricola.com

Artículos Relacionados