Flor de Pascua y sus cuidados

La Flor de Pascua, Poinsettia o Nochebuena es la planta más demandada para decorar las casas en Navidad por sus elegantes hojas y el colorido vistoso de sus brácteas (hojas modificadas) y sus flores.

La Poinsettia más popular combina hojas verdes con brácteas rojas pero también podemos encontrarlas de brácteas amarillas, rosadas e incluso moteadas en rojo y amarillo. Eso si, todas las variedades de Flor de Pascua dan flores amarillas durante la Navidad, que pueden durar hasta Pascua, de ahí su nombre común.

A pesar de su gran popularidad en los hogares, esta planta procedente del México tropical, resulta bastante delicada como planta de interior. Para que la Flor de Pascua mantenga el bonito aspecto que tiene cuando la compramos, la planta necesita humedad ambiental, mucha luz y entre uno y dos riegos semanales dejando que el sustrato se seque entre riego y riego.

Para proporcionarla una humedad ambiental adecuada podemos colocar humificadores en los radiadores de la casa, que vendrá bien a las plantas, pero también a toda la familia. También es bueno colocar la maceta con la poinsettia en una bandeja o planta con agua y piedras decorativas. El agua proporcionará humedad a la planta al evaporarse.Debemos colocar la planta en una zona luminosa. El sol de invierno le va bien pero cuidado con el sol en el resto de estaciones, ya que puede dañar las hojas de la Flor de Pascua.Al regar la planta, debemos echar el agua directamente en la tierra, sin mojar la planta. Es importante garantizar un buen drenaje haciendo agujeros en la base de la maceta que permitan evacuar el agua sobrante.

Si notas que las hojas y brácteas comienzan a caerse lo más probable es que la planta necesite más humedad ambiental o que su riego no sea el adecuado (lo más habitual es que la estemos regando demasiado). Rocía sus hojas con agua diariamente (sólo las hojas, ni las brácteas ni las flores) y espacia los riegos.

La Flor de Pascua también pierde sus hojas si se la somete a cambios bruscos de temperatura o si se la mantiene en lugares donde la temperatura baja de 10-12ºC.

Y por supuesto, otra razón por la que puede perder sus hojas es porque la Poinsettia es una planta caducifolia. Sus hojas se caerán en primavera pero con los cuidados necesarios, volverá a brotar y a dar brácteas y flores.

¿Quieres unos consejos sobre cómo conseguir que la Flor de Pascual vuelva a florecer el año próximo?

universidadagricola.com

Artículos Relacionados