Iluminacion en granjas cunicolas

Habitualmente cuando se estudia la iluminacion en produccion animal, casi siempre encontramos todos los estudios serios asociados a avicultura, donde tiene una importancia capital, siendo generalmente inferior en las otras producciones animales como en el conejo, aunque no por ello tiene una gran importancia en el mantenimiento de los resultados productivos como esta sobradamente demostrado.

Para podernos entender en lo que significa iluminacion y instalaciones de luz, necesitamos que todos hablemos del mismo concepto fisico y con el mismo nombre. Por ello se habla de lux, que es la unidad de medida de iluminacion.

Tecnicamente hemos de decir que equivale a un flujo luminoso de un lumen por metro cuadrado, pero lo dificil es calcular la iluminacion real que tenemos y que potencia debemos instalar para conseguir la iluminacion correcta.

No es facil calcular debido a que dependiendo de las lamparas obtendremos diferentes valores. El ejemplo mas clasico es el de una bombilla con o sin pantalla. Una bombilla de 40 w produce unos 400 lumenes y si esta provista de una pantalla que proyecta totalmente la luz sobre un espacio reducido de 1 metro cuadrado obtenemos 400 lux, pero si proyecta sobre un espacio de 10 metros cuadrados ya se reduce a 40 lux y si no tiene pantalla la iluminacion se reparte en todas direcciones y podemos hablar de iluminaciones inferiores a 10 lux. Por tanto en los calculos teoricos hay que prestar una enorme atencion para no equivocarse en ellos.

* La situacion ideal es que los focos radiantes (bombillas, fluorescentes, leds, etc.):

* Se encuentren repartidos por el interior de la nave

* Han de estar situados por encima de los animales, no en los pasillos

* Tengan pantalla que direccione toda la luz hacia los animales

* Se encuentren protegidos de la humedad

* Sean faciles de limpiar

El diseño de la instalacion no debe responder primariamente a las necesidades de trabajar cuando hay oscuridad ambiental, sino que este es un requisito secundario, pero necesario. Por este motivo se recomienda que la instalacion se realice con dos lineas independientes, de tal forma que se puedan conectar las dos simultaneamente o solo una si fuera necesario.

Las reproductoras necesitan alrededor de 20 a 40 lux reales y el engorde unas 10 a 15 lux. A pesar de que es muy habitual escuchar el comentario de que el engorde no necesita luz, esto es totalmente falso. El criterio de luz en el engorde varia muchisimo segun los autores y no hay una opinion mayoritaria, aunque si que se concede que necesitan menos intensidad luminica y menos horas al dia.

En general se recomiendan unas 6-7 horas de luz minimas con los 10 lux de promedio, aunque insistimos que no hay un acuerdo general.

En maternidad si hay un mayor consenso en torno a los 40 lux y 16 horas al dia, aunque tambien encontramos grandes divergencias (20 a 40 lux en ambos casos defendidos por expertos en la materia) y, sobre todo, en el momento de aplicarlas.

Personalmente siempre prefiero alargar la iluminacion por la noche, pero sigue sin haber un consenso mayoritario al respecto.

Del mismo modo el programa luminico esta sufriendo grandes variaciones por el manejo en bandas unicas de las explotaciones. El Flushing luminico tiene un gran interes y su eficacia es muy elevada, pero requiere un minimo de 4 dias antes de la inseminacion y 5 dias despues de la inseminacion para su mayor eficacia. En esto hay que objetar que cada granja puede tener sus pequeñas diferencias debido a la luz que entra desde el exterior o simplemente por el color de las paredes o techo que repercute positivamente o no en la iluminacion.

Simplemente el resto del ciclo no son necesarias las 16 horas de luz al dia ni los 40 lux, pero tampoco hay que pensar en dejar las reproductoras en la oscuridad total. Se reduce la iluminacion a 12 horas al dia, que con la luz exterior es suficiente. Esto permite un sustancial ahorro energetico que se complementa con la reduccion de luz en el cebo.

Uno de los puntales de discusion importantes es, sobre todo, en granjas semi-aire libre o con muchas ventanas, donde la luz exterior tiene un rol importante durante la primavera y verano pero que en invierno y otoño es claramente insuficiente y, cada año sistematicamente, hay que recordar de poner en marcha los relojes. Atencion tambien en las granjas que apuestan decididamente por la luz exterior, pues cuando el cielo esta encapotado o con lluvia o niebla o cualquier fenomeno atmosferico que limita la intensidad luminica es necesario conectar la luz, aunque sea de dia.

Los puntos de luz se recomiendan instalarlos a una distancia de entre 2 y 4 metros entre ellos para asegurar una buena distribucion de la iluminacion y a una altura de 1,5 metros respecto los animales. Si se situan a mayor altura es necesario potenciar la intensidad luminica de los puntos de luz, aumentando por tanto el coste energetico.

Como ejemplo orientativo deben situarse cada 2 metros de distancia a 1,5 metros de altura un fluorescente de 8W de potencia encima de cada tren de jaulas. Aqui suponemos que los fluorescentes no se ensucian ni que no se estropean, por tanto generalmente recomendamos que se pongan 2 fluorescentes en lugar de uno y se pueden disponer cada 2,5 a 3 metros de distancia. Para su mayor aprovechamiento antes se acostumbra a instalarlos de forma capiculada entre los trenes de jaulas, pero el coste es practicamente el mismo y se prefiere aumentar la potencia del fluorescente colocando dos en cada punto de luz.

Descargar pdf para leer articulo completo.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados