La información: una herramienta que no se debe descuidar en la producción porcina

Estamos acostumbrados  a presenciar  diferentes eventos que en el día a día se presentan en la granja porcina, y es tal la costumbre que no nos preocupamos por llevar un historial de esos eventos, tal es el caso de:

 –Época en que se  presenta mayor cantidad de hembras en Anestros (hembras que no manifiestan celo),

 –Mayor índice de lechones nacidos muertos

–Presencia de prolapsos en el engorde, entre otros.

Se hace necesario  tener la disciplina de plasmar en un cuaderno o en la computadora, las situaciones antes mencionadas, pues de ellas  obtendremos una valiosa Información que nos permitirá, si es el caso, desarrollar una matriz de riesgos, la  cual a su vez ayudará a realizar una evaluación tanto cualitativa como cuantitativa de los riesgos inherentes a cada área de producción en diferentes épocas del año.

Así  llegamos a una herramienta de gran importancia  como es la INFORMACION la cual facilitará a  la organización o granja porcina lograr los objetivos que se ha trazado.

La Información de cualquier organización, sea del sector Primario, Secundario o Terciario, posee una “Anatomía”, la cual estaría constituida por  los Datos, que  no son mas que los elementos primarios de la Información.

Los Datos sin análisis no tienen ninguna importancia,  ellos comienzan a tenerla  cuando son analizados a profundidad y de esa manera se transforman en Información.

Luego de analizados los Datos y haber obtenido, producto de ese análisis, la Información, ésta pasa a una siguiente etapa: el Conocimiento, aspecto que  impacta positivamente en  los integrantes de la Granja, me refiero a todos los trabajadores  que allí laboran, ya que en esa dupla Datos-Información se realiza un proceso de integración, el personal intercambia información; mientras que en la Información-Conocimiento hay un proceso de modelado y representación: el personal hace uso de su información y conocimiento para tomar decisiones que ayuden a lograr los objetivos de la organización (Lio and Tang, 2004), ello significa que al unir los Datos, la Información y el Conocimiento, el Capital humano de la granja, logra un aprendizaje sistemático, lo que incidiría en mejorar el Capital Humano en todo sentido.

Aparte de conseguir los objetivos, la explotación porcina se enriquece con el Aprendizaje Organizacional que genera el conjunto de Datos-Información-Conocimiento.

Si en la Granja porcina logramos tener una serie de datos sobre el período del año en que se manifiestan más las repeticiones de celo, al analizar dichos datos podríamos obtener la información y percatarnos que las repeticiones de celo se manifiestan en un alto porcentaje durante los meses con altas temperaturas (épocas de calor), así tendríamos el conocimiento  de cual es la causa que provoca el efecto del  alto porcentaje de repeticiones, y  en base a ello podríamos tomar la decisión de mejorar las condiciones ambientales de las Verraqueras y de la unidad de Gestación.

“El crear, compartir y utilizar información en las organizaciones no solamente puede generar nuevos conocimientos en los individuos sino que implica un proceso de aprendizaje” (Lucena, Morales  y Costa, 2008).

Peter Senge, en su libro La Quinta Disciplina, manifiesta que “la Organización que no aprende es una organización muerta”, y de esta observación no escapa la Granja porcina.

La capacitación (Aprendizaje Organizacional) permanente del personal redundará en un mejor desempeño en las tareas diarias, lo cual a su vez se manifestará con unos parámetros de producción competitivos.

Si se puede obtener la Información de producción (Benchmarking) de otras granjas, esa Información será muy valedera, para comparar las diferentes áreas de producción y ver en qué  área estamos por debajo de la media.

Teniendo toda esta Información podríamos diseñar  la estrategia adecuada, bien sea en el área de Producción, Comercialización, Recursos Humanos o Recursos Financieros, ello nos permitiría tomar las decisiones acertadas, lograr los objetivos establecidos, cumplir con la demanda  de los compradores y así lograr la satisfacción de los clientes.

Concluyo que debemos tener conciencia de que la herramienta vital para lograr los objetivos de la Granja Porcina es la INFORMACION, ya que por medio de ella podemos dar respuesta  a las interrogantes que se hayan planteado:

 ¿Por qué sucedió?

 ¿Qué debemos hacer?

¿Cuáles serían las posibles soluciones?

Med. Vet. Hernán J. Laurentin Rojas

 

universidadagricola.com

Artículos Relacionados