Instan a ampliar respuesta al cambio climático en sectores agrícolas

La inversión en políticas, personas, datos, innovaciones y liderazgo debe ser parte de la solución, según la directora general adjunta de la FAO en la cumbre de la COP24


El mundo debe ampliar la respuesta al cambio climático, especialmente en los sectores agrícolas, dijo a los delegados la directora general adjunta de la FAO, María Helena Semedo, en un evento paralelo de alto nivel de la Conferencia de las Partes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) en Katowice, Polonia, hoy. Ello requerirá invertir en el diseño de políticas multisectoriales, la capacidad de implementación, las personas, los datos, las innovaciones y el liderazgo, especialmente para las mujeres, dijo.


En el evento especial, centrado en el Objetivo 2 de Desarrollo Sostenible: Hambre Cero, Semedo advirtió sobre el aumento de los niveles mundiales de hambre, impulsado en gran medida por los impactos del cambio climático, los conflictos y la desaceleración económica, y señaló que “nuestros esfuerzos para acabar con el hambre serán mayores si el calentamiento alcanza los dos grados centígrados”.


Sin embargo, “lograr el Hambre Cero todavía es posible”, subrayó, y agregó que para tener éxito es esencial “definir acciones transformadoras que reformen nuestros sistemas alimentarios, de manera sostenible y equitativa para todos”.


En sus comentarios, también enfatizó la importancia de la conservación de los ecosistemas para proteger el medio ambiente y abordar los impactos del cambio climático diciendo que “nuestros suelos, bosques y océanos son nuestros aliados para apoyar efectivamente la mitigación del cambio climático y la adaptación de los más vulnerables” e instó a una mayor inversión en el manejo integrado y sostenible de los recursos naturales.


En un evento paralelo de la COP24 de la Alianza Global para una Agricultura Climáticamente Inteligente a principios de esta semana, la FAO lanzó una nueva publicación que muestra diez historias de éxito de todo el mundo que revelan cómo la gestión de granjas, cultivos, ganado y acuicultura puede satisfacer las necesidades de seguridad alimentaria, mientras se construye la adaptación al cambio climático y contribuye a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).


La agricultura “climáticamente inteligente” (CSA) es un enfoque que ayuda a transformar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y apoyar el desarrollo rural en un clima cambiante.


El objetivo de la publicación es proporcionar los mejores ejemplos dirigidos por la FAO de cómo la CSA no es un enfoque de “talla única” que pueda aplicarse universalmente, sino que involucra diferentes elementos integrados en contextos locales.


Semedo también habló en el evento paralelo conjunto de la ONU sobre SDG15: Life on Land en la COP24 a principios de esta semana.


Tras hacer la observación de que actualmente el sector del uso de la tierra es responsable de casi una cuarta parte de las emisiones globales de GEI, Semedo subrayó que también tiene un gran potencial para almacenar vastas cantidades de carbono en suelos, bosques y humedales.


En el evento, la FAO y la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de EEUU (NASA) lanzaron una nueva herramienta de acceso abierto, Collect Earth Online (CEO), que permite a cualquier persona rastrear el uso de la tierra y los cambios del paisaje en cualquier parte del mundo. Permitirá a los países fortalecer las capacidades de medición, monitoreo y presentación de informes sobre bosques y uso de la tierra.


En la COP24 en Katowice, la FAO apoya a los países para garantizar que se establezcan vínculos entre la adaptación al cambio climático, la mitigación, la agricultura y la seguridad alimentaria para mejorar la acción climática.


Información e imágenes


comentarios

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados