Investigación en poscosecha de frutos tropicales

Trabajos sobre solanáceas presentados en el IX Congreso Iberoamericano de Tecnología Poscosecha y Agroexportaciones

El IX Congreso Iberoamericano de Tecnología Poscosecha y Agroexportaciones tuvo lugar en Santiago de Chile (29 de noviembre a 1 de diciembre 2018), organizado por el Centro de Estudios Postcosecha, CEPOC, de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, de ese país. Se reseñan a continuación trabajos sobre especies tropicales, en concreto, aguacate, tomate de árbol, guayaba y pedúnculos de anacardo.

En el Congreso se presentaron también varios trabajos sobre otras especies tropicales de interés más local, que, al igual que los pedúnculos de anacardo, son poco conocidas internacinalmente. A estos trabajos, de indudable interés puesto que pueden ser la base de conocimientos que permita extender la comercialización, se puede acceder a través del Libro de resúmenes del Congreso (al final del texto a continuación).


Aguacate o palta

Los tratamientos en base a cobre disminuyen la incidencia de enfermedades poscosecha en aguacate (palta), es una de las conclusiones del trabajo de Sylvana Soto et al.; también analizan las atmósferas controladas, cuyos efectos son influidos por la temperatura a la que se somete la fruta. En el mismo sentido, en relación al uso de AM, apuntan las conclusiones del trabajo de Pedro Contreras et al., del mismo equipo de investigación. Si bien se han obtenido resultados que permitirían sugerir el uso de AM en el envío de palta, hay temas importantes a considerar para obtener el máximo de beneficios, incluyendo (i) utilizar fruta con bajo potencial de desarrollo de hongos, (ii) mantener una cadena de frío adecuada, en origen y destino, para evitar episodios de condensación que pueden llegar ser críticos, y (iii) definir una estrategia frente a una maduración forzada en destino, entre otros. También de este grupo, embarcado en un macro proyecto que analiza los factores (pre y poscosecha) que influyen en la calidad de los aguacates, emerge la conclusión, del trabajo de Vitalia Molina et al., de la reducción de la heterogeneidad en la maduración en paltas con 30 días de almacenamiento en cosecha temprana para el portainjerto clonal Duke 7.

Daniel Olivares et al. estudian la aplicación de 1-metilciclopropeno, 1-MCP, en palta variedades Negra de La Cruz, Fuerte y Zutano. Concluyen que el uso de 1-MCP en estas variedades extiende el potencial de almacenamiento constituyendo una herramienta interesante para complementar el uso de baja temperatura.


Tomate de árbol
El tomate de árbol o tamarillo es un fruto andino, “exótico” para muchos mercados, caracterizado por un alto contenido de fibra vitaminas A y C, minerales y antioxidantes, además de un bajo poder calórico. Se consume principalmente en fresco en forma de jugo. Bryan Arcentales-Oña et al. concluyen que la combinación del pelado químico y posterior aplicación luz UV-C y ozono redujeron sustancialmente el crecimiento de enterobacterias, BAL y bacterias psicrófilas. Los mohos y levaduras fueron los microorganismos más resistentes a los tratamientos. El análisis global de resultados muestra que la posterior aplicación de radiación UV-C (6.02 kJ/m2) y ozono gaseoso (1.5 mg/L) constituyen métodos efectivos de sanitación para inhibir el crecimiento de microorganismos en tomate mínimamente procesado refrigerado asegurando la calidad microbiológica del producto sin alterar su calidad fisicoquímica durante 8 días.


Guayaba
Uno de los problemas que tiene la guayaba, Psidium guajava, un fruto climatérico que se produce en regiones tropicales, es la presencia de antracnosis en poscosecha. Isabela N.F. Cordeiro et al. estudian su control mediante cera de carnaúba y otros productos, como propóleos. En uno de los trabajos expuestos indican que el tratamiento con 12% de cera de carnauba mostró menos daños por el hongo y una mejor calidad de la fruta en almacenamiento de 10 días a 14ºC más simulación de comercialización.

La aplicación de calcio en precosecha permite obtener frutos más firmes en algunas especies y también aplicado como tratamiento para producto mínimamente procesado. No es, sin embargo, el caso de la guayaba, Psidium guajava. Jimena E. Alba-Jiménez et al. demuestran que las aplicaciones de calcio pre-cosecha no mejoran la firmeza de frutos de guayaba cv ‘Media China’.

Pedúnculo de cajú o anacardo
Un trabajo de Jacqueline V. Tezotto-Uliana et al. estudia el efecto del tratamiento para eliminar la astringencia en los pedúnculos de cajú o anacardo (la parte comestible que no es un fruto seco), un proceso necesario para mejorar su palatabilidad. Se trata de un fruto que aún no ha ingresado en los canales de comercio internacionales y difícil, por tanto, de ver fuera de las zonas de producción. Concluyen los investigadores que el nivel de antocianinas, el principal pigmento, disminuye, pero los demás compuestos bioactivos no.

Pie de fotos
1 – Diferencias en el sistema radicular de portainjertos de aguacate
2 – Libro de resúmenes