La Apicultura y los conceptos basicos para empezar

noticiasapicolas.com.ar La apicultura es un negocio de promedios en que mas que tomar la ganancia de un an+o, hay que calcularla en base al promedio de varias temporadas. Esto es a nuestro juicio mucho mas importante de lo que podria parecer porque nos da el concepto, claro, practico y realista de como es nuestra profesion y de que manera debe ser encarada. Esto nos dice tambien que el apicultor debe ser paciente en los años de poca cosecha (o bajo precio de la miel) y no marearse demasiado en los buenos. Hay que saber afrontar con serenidad una racha algo pobre y esperar y aprovechar la que venga muy buena.

Ahora empezare a comentarles a los que recien empiezan. Lo primero que va a querer hacer el apicultor novicio es, obviamente, formar su primer colmenar propio. Pero esto requiere – para un exitoso comienzo, que es tan importante – un pequen+o estudio previo de los diversos factores que, en el futuro, han de influir en el exito de la explotacion, muy en especial si quien la inicia tiene la intencion de encararla profesionalmente. Y quiza el mas importante de estos factores es la zona en que se va a trabajar

Hay una manera segura de saber la calidad apicola de la zona que nos interesa, es algo bastante perogrullesco pero eficaz, y consiste simplemente en averiguar como rinden las colmenas ya instaladas en ella.

Aqui el principiante le lleva gran ventaja al profesional porque, como comienza con pocas colmenas, mientras efectua su aprendizaje y agranda su colmenar, tiene tiempo y la oportunidad necesarios para comprobar el real valor de la zona que ocupa y saber asi hasta donde le conviene extenderse en ella.

Acordate que la apicultura es UN NEGOCIO DE PROMEDIOS, por lo que habra que averiguar las cosechas de los colmenares vecinos en el mayor numero de temporadas posible, para sacar el promedio. dddddDe poco nos serviria, pues, el rinde del an+o pasado por si solo, porque a veces una zona muy mediocre da, aisladamente, una o dos excelentes cosechas, y una gran zona, un par de malas; y quien las tome en cuenta como base de calculo, cometera un gran error.

Estudiada la zona, hay que elegir el sitio para instalar el colmenar. Lo mejor es un lugar alto, alejado por lo menos unos cien metros de las viviendas y corrales: si mas lejos tanto mejor. Ese lugar debe estar protegido del sur y en general de los vientos dominantes de la region. DEBE HALLARSE POR LO MENOS A TRES KILOMETROS DE DISTANCIA DEL COLMENAR IMPORTANTE MAS CERCANO. Al principio, esto no tendria mayor importancia ya que se tendran pocas colmenas: pero todo apicultor debe pensar en que, en el futuro, cuando tenga el tambien su gran colmenar, no debera estorbar a un colega con una proximidad que tambien le perjudicara a el mismo. Esta es la REGLA NUMERO UNO que rige las relaciones entre los apicultores y obliga a RESPETAR LA ZONA AJENA. Por lo general, se considera que un colmenar con 200 colmenas satura – es decir agota – un area de tres kilometros a la redonda. Aunque esta en discusion si esto es asi, es lo aceptado, y debera respetarse siempre. Desde luego que si no es posible hacerlo de otro modo, puede ponerse provisoriamente el primer colmenar del principiante a una distancia menor, pero esto solo mientras ese colmenar siga siendo pequen+o – colmenar de aprendizaje primario – y aun asi habra un inconveniente que

puede llegar ser, perceptible si los colmenares estan lo bastante cerca: cuando conviven en una misma area un colmenar grande con uno chico, siempre el grande absorbera una cierta cantidad de abejas jovenes del chico.

El colmenar debe tambien estar alejado – cien metros o mas de toda clase de caminos o pasos por donde circulen gente o animales; las abejas, al chocar contra los que crucen en su camino, los picaran, y habra problemas. Pero si no se lo puede ubicar de esa manera, se podran evitar estos inconvenientes cercando el colmenar con una valla de arbustos, ramas o lo que sea, de unos tres metros de alto.

Este cerco puede ser bastante ralo o irregular, basta con que estorbe el vuelo de las abejas obligandolas a levantar su linea por encima de el, con lo que el problema quedara solucionado.

El colmenar – si se puede – debe estar en una media sombra, pero si esto no es posible, entre una sombra profunda y el pleno sol, debe siempre preferirse este ultimo, sera bastante mas incomodo para quien tenga que trabajar alli, pero el rinde sera mayor y las abejas, mas mansas. Y en cuanto a las colmenas mismas ya veremos a su tiempo los metodos para sombrearlas y evitar que se recalienten en exceso.

Si hablamos del hemisferio sur el colmenar debe estar orientado al norte, el sur no conviene por los vientos frios que las colmenas recibirian en invierno directamente en la piquera (la puerta de la colmena)

En cuanto al taman+o del colmenar, vamos a ser claros y categoricos: El primer colmenar del apicultor principiante NO DEBE SER GRANDE. Con unas diez, quince o a lo sumo veinte colmenas sera suficiente para que haga sus primeras experiencias. Es un grave error comenzar comprando un gran colmenar sin la capacidad necesaria para manejarlo; la dispersion del esfuerzo entre tantas colmenas no permitira hacer un buen aprendizaje (que requiere concentrar la atencion sobre unas pocas unidades) y al final el nuevo apicultor no sabra que hacer. No se impaciente pues el futuro colega, que le sobrara tiempo para agrandar su establecimiento cuando ya tenga algo mas de experiencia y vera entonces que facil resulta – sabiendolo hacer – armar un gran colmenar, partiendo de uno pequen+o

Artículos Relacionados