La aplicacion de las algas marinas para la fertilizacion

La produccion y calidad de los cultivos es de gran importancia, especialmente en el caso de hortalizas, las cuales requieren de atenciones especiales en todas las etapas de su produccion.

La obtencion de optimos rendimientos y calidad son los objetivos de todo buen productor. En el noroeste de Mexico, gran porcentaje de la produccion se exporta, y consecuentemente el aplicar nuevas tecnologias es importante. El mantener sanidad de las plantas y buena nutricion segura gran parte del exito. (Fig. 1).

Actualmente la sobre-explotacion de los suelos esta afectando la fertilidad de los mismos y es necesario impulsar la biofertilizacion y el incremento de microorganismos es fundamental para ayudar a la absorcion de nutrientes asimilables.

Se ha reportado que las algas proporcionan a los cultivos, macro y micronutrientes que las plantas requieren y ademas sustancias naturales con efectos comparados a los reguladores de crecimientos. En base a lo anterior, el proposito del presente articulo es comentar la importancia del uso de algas en la productividad y calidad de los cultivos.

Propiedades de las algas marinas

Las algas son consideradas como organismos fotosintetizadores, los cuales estan organizados en forma muy simple. Su habitat normal es en agua o en ambientes humedos.

Desde el siglo XIX se conoce que los habitantes de las costas, recogian algas pardas arrastradas por las mareas y las incorporaban a los terrenos para ayudar a su fertilidad. Actualmente debido al incremento de la agricultura organica y sustentable, las algas se estan utilizando en forma mas intensa.

Asimismo, son consideradas como activadores biologicos y bioestimulantes organicos y lo mas adecuado es la utilizacion de mas de una alga, para aumentar el contenido de nutrientes, y a la vez su disponibilidad para una rapida asimilacion durante el desarrollo de las plantas.

Se ha reportado que al aplicar extractos de algas marinas al follaje, las enzimas que contienen refuerzan en las plantas sus defensas, su nutricion y su fisiologia, aportando mas resistencia a estres, mas nutricion y vigor.

Asimismo, se ha citado que los extractos de algas al aplicarlos via suelo y foliar, fijan nitrogeno del aire, lo que ayuda a proporcionar mas nutricion y vigor a los cultivos.

En las porciones de algas expuestas a la luz, existen celulas con cloroplastos, que son los organos especializados en llevar a cabo la fotosintesis.

Opciones de algas

Actualmente entre las especies de algas mas importantes que se conocen, estan las algas pardas (Macrocystis pyrifera) y las rojas (Gelidium robustum), las cuales abundan en las costas del oceano Pacifico en Baja California, Mexico. Al utilizar los dos generos mencionados, su efecto es mas fuerte. (Fig. 2 y 3).

Las algas pardas es una fuente importante de nitrogeno, por su alto contenido de proteinas, a base de aminoacidos esenciales. Ademas contienen nitrogeno organico, el cual es de facil asimilacion y aporta tambien elementos importantes como: calcio, fosforo, potasio y magnesio. En este genero de algas, se ha reportado su contenido de: materia organica en alto porcentaje, minerales, vitaminas, carbohidratos, lipidos y fitohormonas naturales.

Las algas rojas tienen un alto contenido proteico, que ayuda a aumentar la concentracion de nitrogeno asimilable. Tambien aportan fosforo y potasio asimilables a las plantas. Se ha reportado que las gomas naturales y carbohidratos que contiene, ayudan a retener la humedad del suelo e incrementan la absorcion de minerales del suelo.

Desempeño en cultivos mexicanos

El uso combinado de las dos algas mencionadas en Mexico, han ayudado a producir mejor y con mas calidad en los cultivos de: cucurbitaceas, solanaceas, brasicas y bayas (arandanos, fresas y frambuesas), asi como en frutales como vid, citricos y nogal.

Las plantas tratadas con algas desarrollan mas equilibradas, con una buena formacion de raices, ayudando a aprovechar los nutrientes disponibles. Ademas resisten mejor las condiciones de estres y se han visto mas resistentes a patogenos del suelo y foliares. (Figs. 4 y 5).

 

universidadagricola.com

Artículos Relacionados